Inicio Noticias Victoria aplastante de Dallas a Philadelphia, junto a un montón de nuevos...

Victoria aplastante de Dallas a Philadelphia, junto a un montón de nuevos récords

2362
3

Los Dallas Cowboys han terminado su temporada regular con una abultada victoria ante los Philadelphia Eagles por 51 a 26. Nuevamente la ofensiva se ha convertido en la protagonista en un juego donde se les exigía su mayor rendimiento. Además, tanto Prescott como el equipo han roto un montón de récords tanto de franquicia como en toda la NFL.

En primer lugar, Dak Prescott estuvo ampliamente dominante ante unos Philadelphia Eagles que salieron con casi todos los jugadores de reserva. El número 4 de los Vaqueros terminaría la semana 18 con 21 pases completos de 27 intentos, para un total de 295 yardas.

Con cinco anotaciones, esta sería la primera vez que Prescott lograría esa cantidad de touchdowns en jugadas de pase. Pero esto no sería todo, el QB franquicia de los Cowboys logró esta temporada un total de 37. Batiendo un récord de franquicia y haciendo a un lado el de 36 anotaciones de parte de Tony Romo en la temporada 2007.

No obstante, hay muchos otros detalles a tomar en cuenta del encuentro ante los rivales de la NFC Este. En el aspecto ofensivo, el equipo de Philadelphia optó por salir con Gardner Minshew en lugar de Jalen Hurts. Durante buena parte de los dos primeros cuartos del encuentro, los Eagles se encontraban a la par con los Cowboys. De hecho, los rivales colocaron los primeros puntos en el marcador en su primera serie ofensiva.

De cualquier manera, eso se fue apagando a menos de cuatro minutos de terminar el segundo cuarto. Con el encuentro empatado a 17, Dallas volvería a golpear en el marcador con ocho jugadas para 75 yardas. En consecuencia, el equipo de la estrella solitaria comenzaría a alejarse con un pase de anotación de dos yardas de parte de Prescott al ala cerrada Dalton Schultz. A pesar que el punto extra de Zuerlein no se pudo hacer, el equipo mantuvo una ventaja de 23 a 17.

El punto de no retorno para los Eagles llegaría gracias a un despeje a 31 segundos de ir al medio tiempo. El pateador de despejes de Philadelphia Arryn Siposs se equivocó y tan solo llevó el balón a 21 yardas. Dejando a la ofensiva vaquera en la yarda 43 del territorio enemigo.

Claro está, Prescott y el grupo aprovecharon la situación y llegaría la cuarta anotación para Dak Prescott. Sería nuevamente Dalton Schultz pero esta vez de nueve yardas. Junto al punto extra de Zuerlein, el partido llegaba a la mitad con un resultado parcial de 30 a 17.

Ya para el tercer cuarto, lo máximo que podrían hacer los Eagles en ofensiva sería un gol de campo de 40 yardas de parte de Jake Elliott. Dallas por otro lado, tendría una serie ofensiva de casi seis minutos y medio, terminando con la quinta anotación de pase de Prescott. Corey Clement sería el encargado de recibir el balón y no solo esto, sería el jugador número 20 de la franquicia en anotar para el equipo. Todo esto a poco más de 14 minutos y medio del último cuarto.

Y es que ese es otro detalle con el que han terminado este sábado por la noche los Dallas Cowboys. Tras la quinta anotación, Cooper Rush se hizo cargo de la ofensiva vaquera y junto a esto, llegaron dos anotaciones más en jugadas por acarreos. La primera sería de cuatro yardas de parte de Ito Smith y la segunda una carrera de 22 yardas de parte de JaQuan Hardy.

Lo interesante de esto no es solo el apabullante resultado en sí. Está el hecho que Clement, Ito Smith y Hardy no habían hecho una anotación con Dallas este año. Por lo tanto, ya hay 22 jugadores en la organización que han logrado una anotación. Lo que se ha convertido en un nuevo récord histórico en la NFL.

Igualmente, se vio a una ofensiva utilizando un juego por tierra que se había visto inexistente estas últimas semanas. Zeke Elliott terminaría la semana 18 con 87 yardas y Corey Clement lograría 58 yardas más. Junto a los números de JaQuan Hardy e Ito Smith, los Cowboys lograron 175 yardas por tierra en un total de 29 acarreos.

De cualquier forma, los récords de los Cowboys no terminarían. El equipo de la estrella solitaria se ha convertido en el primer equipo de toda la historia de la NFL en tener un Mariscal de campo con más de 4 mil yardas en jugadas de pase (Prescott), un jugador con más de mil yardas por tierra (Elliott) y otro con más de mil yardas en jugadas de pase (Lamb). Junto a ellos, dos defensivos, uno de ellos con más de diez capturas y el otro con más de diez intercepciones. Estos son los casos concretos de Micah Parsons y Trevon Diggs.

A pesar que tanto Parsons y Diggs no participaron en el encuentro de hoy, la defensiva hizo lo que pudo con lo que estaba a su alcance. Si bien se vieron con problemas durante la primera etapa del encuentro, después del medio tiempo pasó a ser otra historia.

La defensiva vaquera terminaría con capturas tanto de DeMarcus Lawrence como de Tarell Basham, así como una intercepción de siete yardas de parte del apoyador Leighton Vander Esch. El novato Kelvin Joseph también tendría una gran producción, con nueve tacleadas combinadas en el Lincoln Financial Field.

A pesar que los Cowboys no jugaron precisamente con los titulares de los Eagles, esta victoria les da mucha confianza de cara a la postemporada. Ahora lo único que tienen que hacer es esperar los diversos resultados del domingo para ver si pueden subir algún puesto en la Conferencia Nacional.

Esto es lo que se esperaba del equipo y es lo que han entregado. Una ofensiva que no tuvo que depender de su defensiva para poder lograr el resultado. Un grupo que a pesar que comenzó perdiendo, logró levantarse y dictar el lineamiento del juego durante muchos minutos del mismo. Si estos Cowboys pueden hacer lo mismo en la ronda de playoffs, estamos hablando de un vestuario que está para grandes cosas. Tras un récord de 12-5 y el primer puesto en la NFC Este, Dallas lo único que tiene que hacer es disfrutar esta victoria y enfocarse en luchar en la postemporada. Ya no hay excusas, hay que seguir avanzando.

3 COMENTARIOS

  1. NO es momento de ser pesimista, la defensiva sin tres pilares defensivos respondieron. Había quienes decían que iban a perder y no fue así.
    Así que sigan hablando en contra de los vaqueros para que saquen la casta y ganen.
    Lo que si urge es el pateador, porque ya le gusto fallar uno por partido y eso Ha costado juegos.

  2. Pues al ser la banca y reservas sería el colmo jaja, por lo visto nos veremos pronto contra Arizona de nuevo a menos que ocurra un milagro, cuando ganen el próximo juego me empezaré a ilusionar… por el momento siento que nos veremos para la próxima temporada, ya que, conocemos a la hormiga Prescott contra equipos grandes… espero demuestre lo contrario e insisto me ilusionare si ganan el próximo partido.

Comments are closed.