Inicio Noticias Tres jugadores que podrían elevar mucho su nivel en 2021

Tres jugadores que podrían elevar mucho su nivel en 2021

1977
0

El roster de los Cowboys tiene potencial desde hace varias temporadas. Sin embargo, no logra dar el máximo que se espera por el talento disponible. Si bien en lo colectivo suele haber falencias, en lo individual también hay mucha proyección. En este caso hablaremos de tres jugadores en situaciones diferentes que tienen todo para mejorar de gran manera en la temporada 2021.

Antes hay que mencionar que las expectativas sobre ellos son disímiles de acuerdo a su rendimiento en 2020. En la lista habrá por ejemplo un ala defensiva que tendrá un rol más preponderante. Alguien que regresa de una lesión también entra en esta categoría. Una joven promesa que podría explotar y convertirse en una estrella es la tercera selección en cuestión.

Randy Gregory

Este pass rusher fue un integrante bastante conflictivo en los últimos tiempos. Fuera del terreno es donde generó dolores de cabeza para la franquicia. Sin embargo, logró cierto desequilibrio en las líneas ofensivas rivales cada vez que pudo mantenerse dentro. Preparado para ser agente libre en marzo podría tener su despegue en la temporada que se aproxima.

El dato de que aún no tuvo ningún año con 16 juegos es bastante desalentador teniendo en cuenta que fue drafteado en 2015. Aunque lo visto en 2020 fue bueno. Sus 3.5 capturas, 12 QB hits y tres fumbles forzados TFLs deberían aumentar con más participación. Estuvo debajo del 50% de snaps en ocho de sus diez duelos, por lo que su impacto podría ser mayor siendo titular.

Trysten Hill

En esta elección es en la que más incertidumbre hay. Podría decirse que es el más obligado de los tres a dar un salto de calidad pronto. El tackle defensivo se está recuperando de una rotura de ligamentos cruzados en su rodilla derecha, pero si vuelve en óptimas condiciones no debería ser descartado como alguien que contribuirá.

El motivo por el que podría por fin aportar está en un contexto más favorable. A través del draft ahora hay varios linieros destinados a detener el ataque terrestre y eso le dará lugar para aprovechar su potencial presionando al QB. Sus actuaciones habían sido aceptables hasta que llegó su lesión en la semana 5 y repetir ese rendimiento es posible si se recupera por completo.

CeeDee Lamb

El receptor abierto tuvo un excelente año de novato desde el inicio hasta el final. Las estadísticas marcan que consiguió 935 yardas y cinco touchdowns en 73 recepciones. A su vez añadió una anotación por tierra y otra devolviendo una patada de salida. Pero casi todo lo hizo bajo una rotación de quarterbacks.

Que haya finalizado con estas cifras a pesar de haber compartido menos de cinco juegos completos con Dak Prescott es muy prometedor. Un indicio de que podría incluso superar esos números es la conexión que tiene con Prescott. De no mediar otro infortunio, Lamb está listo para convertirse quizás hasta en el WR1 en Dallas en lo inmediato.