Inicio Jugadores Tres jugadores de los Cowboys que deben demostrar su valía en 2020

Tres jugadores de los Cowboys que deben demostrar su valía en 2020

2047
0

Ya Dallas confirmó su roster de 53 jugadores para enfrentar a los Rams en condición de visitante este domingo. Apartando una que otra sorpresa, el núcleo de jugadores titulares se mantiene. Sin embargo, hay tres elementos de la franquicia que tienen que demostrar por qué están en el equipo de la estrella solitaria. Se trata de las alas defensivas Aldon Smith y DeMarcus Lawrence, así como el corredor Ezekiel Elliott. A continuación, vamos a dar detalles de cada uno de ellos y lo que se espera de estos atletas este año.

Aldon Smith

Su caso en particular es el más interesante de los tres. Ya que el ala defensiva vuelve a la NFL tras cinco años de suspensión por abuso de sustancias y problemas legales. Cualquiera podría decir que el jugador estaba fuera de forma y que no iba a rendir. Mucho menos sin encuentros de pretemporada y con un campamento de entrenamiento sumamente corto. No obstante, ha sido el caso contrario, y Smith ha maravillado a fanáticos y críticos por igual.

“Estaba muy emocionado”, comentó Smith tras volver a los entrenamientos después de tantos años. “No se si se lo dije a alguno de los muchachos, pero he pensado que ha sido un largo camino, volver al campo después de todo este tiempo ha sido una bendición y un poco surrealista”.

Claro está, aún tiene la gran prueba de fuego que será en el SoFi Stadium ante los Rams este domingo. Sin embargo, el progreso de Aldon ha sido impresionante ya que no solo se trata de su ausencia de la liga durante cinco años. El defensivo también ha tenido que aprender un nuevo sistema, con nuevos compañeros y quizás con algunos otros detalles que puedan ser nuevos para él. Ciertamente, el jugador a punto de cumplir 31 años ha sabido adaptarse como pocos.

Se espera que tanto Smith como DeMarcus Lawrence le den a la línea defensiva excelentes resultados. Después de todo, ambos se han llevado muy bien y tienen gran comunicación. Esperemos que Aldon se pueda acercar a las 19,5 capturas de Mariscal que logró en 2012, eso sería espectacular para la organización.

DeMarcus “Tank” Lawrence

El ala defensiva estrella de la franquicia debe callar a sus críticos este año. Tras unas campañas 2017 y 2018 sumamente exitosas, que le dieron acceso al Pro Bowl en ambas ocasiones, se convirtió en el jugador mejor pagado en su posición con cinco años y 105 millones de dólares en 2019.

No obstante, tras las 25 capturas de Mariscal acumuladas entre 2017 y 2018, tan solo logró cinco el año pasado. Teniendo una campaña sumamente decepcionante en donde se destacó fue su compañero en ese momento, Robert Quinn. Este último consiguió un total de 11,5 capturas y ahora tiene un nuevo contrato con los Chicago Bears. Por lo que ahora Lawrence cuenta con dos nuevos elementos para acompañarlo en la línea defensiva. Se tratan de Aldon Smith y Everson Griffen.

Ahora bien, el nuevo cuerpo técnico de Dallas ha estado incorporando nuevas ideas al juego de D-Law. De hecho, el coordinador defensivo Mike Nolan ha estado empleando alineaciones de 3-4 y 4-3. En donde Lawrence bien podría jugar tanto de ala defensiva como de lineabacker externo.

Durante el campamento de entrenamiento en Frisco, DeMarcus demostró mucha velocidad, y se convirtió en una pesadilla para los Mariscales de los Cowboys.

Definitivamente, D-Law puede tener una campaña de redención este 2020 si sabe hacer las cosas bien. Pero para ello, tendrá que dejar una muy buena impresión desde la semana 1.

Ezekiel Elliott

El corredor estrella de los Cowboys cuenta con dos títulos de yardas por tierra y tres apariciones en el Pro Bowl. Aparte, se convirtió en el corredor mejor pagado de la NFL tras una huelga que realizó en 2019. En donde no participó en el campamento de entrenamiento en ese entonces.

A pesar de su gran nivel la pasada campaña (1357 yardas por tierra y 12 anotaciones) no contó con las grandes carreras explosivas que había podido realizar en años anteriores. Algo que le hizo recibir muchas críticas de su rendimiento y el hecho que quizás el no haber asistido al campamento de Oxnard influyó mucho. Cosa que eventualmente el corredor admitió en el campamento de este año en Frisco.

Ahora bien, Elliott sabe que tiene una nueva oportunidad con este nuevo cuerpo técnico encabezado por Mike McCarthy. Además, está dispuesto a sacrificar sus yardas por tierra con tal de mejorar los números y los resultados del equipo. Inclusive no tendría ningún problema en compartir sus estadísticas con Tony Pollard, quien es el segundo corredor de la franquicia.

“Creo que tengo mucho que probar”, afirmó Elliott. “Tengo altas expectativas de mi mismo. Mi meta individual es ganar el Super Bowl. Tenemos un gran equipo y este es nuestro momento. Esas son nuestras metas, ganar un Super Bowl y todo lo demás tomará forma después de eso”.

Claro está, hay que entender también que el nuevo entrenador McCarthy tiene mayor tendencia al juego de pases. Por lo que es muy probable que se utilice mucho el trabajo de Prescott como Mariscal que el trabajo de Zeke. Sin embargo, Elliott también puede colaborar en el juego de pases. Es algo que se vio la pasada campaña, en donde terminó con 420 yardas extra y dos anotaciones más.

Por supuesto, junto al trío de receptores conformado por Cooper, Gallup y Lamb, además del ala cerrada Blake Jarwin, tener a Elliott en el juego por tierra representa una fuerza descomunal.

Queda claro que estos tres jugadores tienen sus propios motivos para demostrar su valía en la franquicia. Ya veremos que sucede de cara a la temporada 2020. Lo que si es cierto es que el equipo tiene una energía totalmente distinta al año pasado y hay grandes esperanzas que eso se refleje en el campo de juego.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí