Inicio Campo de Entrenamiento Tres interesantes batallas posicionales que habrá en el campamento de entrenamiento

Tres interesantes batallas posicionales que habrá en el campamento de entrenamiento

1395
0

De a poco los equipos se van preparando para una nueva temporada. Hasta ahora la mayoría de las actividades estuvieron compuestas por testeos médicos, Tres interesantes batallas posicionales que habrá en el campamento de entrenamientoentrenamientos leves de gimnasio o reuniones grupales. Es recién a mediados de agosto cuando se comenzarían a ver ejercicios relativos al juego propiamente dicho. Sin embargo, ya se pueden palpitar algunos duelos que serán imperdibles. A continuación elegiremos tres batallas para tener en cuenta.

Joe Looney vs. Tyler Biadasz

No hay dudas que la ausencia de Travis Frederick por su retiro deja un hueco que será muy difícil de llenar. Perder a un jugador importante que además es uno de los líderes puede ser una cuestión preocupante para cualquier línea ofensiva. Aunque los Cowboys tienen tanta profundidad en ese sector que la situación quizás no sea tan grave como podría creerse. Hay dos candidatos principales para ocupar ese puesto la próxima temporada.

Looney es quien tiene probablemente la ventaja para ser el centro titular. El gran punto a favor que tiene es obviamente su experiencia. Más allá de que estuvo en 30 inicios a lo largo de su carrera en la NFL, lo más destacado es lo que hizo en 2018. Allí fue el encargado de sustituir a Frederick mientras se recuperaba de su enfermedad. En ese año Looney mostró un nivel bastante aceptable en sus 16 titularidades, permitiéndole continuar en la franquicia.

Pero a diferencia de aquella ocasión, esta vez tendrá una competencia muy pareja. El rival que más posibilidades tiene de quitarle el puesto es Biadasz. El novato de Wisconsin es un prospecto que le interesó tanto a la franquicia que hicieron un intercambio con los Eagles para volver a seleccionar en la cuarta ronda del draft. Si bien su última temporada universitaria no fue la mejor de su trayectoria, algunas lesiones fueron la razón de la baja en su rendimiento.

Una operación de cadera lo disminuyó bastante a la hora de competir. A su vez, concluida su etapa colegial debió someterse a una operación de hombro. Sin embargo, Biadasz confirmó en conferencia de prensa que ya está en condiciones óptimas para jugar. Esta será entonces una de las batallas más importantes en el campamento de entrenamiento por referirse a un lugar clave de la línea ofensiva. Cabe recordar que Connor McGovern también podría llegar a entrar en la discusión.

Aldon Smith vs. Tyrone Crawford

El sector izquierdo de la línea defensiva estará asegurado con DeMarcus Lawrence. Sin embargo, la salida de Robert Quinn a los Bears en la agencia libre abrió una vacante importante al dejar ir 11.5 capturas. Presionar al mariscal de campo rival con consistencia es una de las claves en la actualidad, por lo que este puesto podría ser vital para el éxito de la defensiva como unidad.

Hasta aquí el ala defensiva derecha sería otro de los líderes del roster como Crawford. Si bien aún se está recuperando de una operación de cadera, se espera que esté listo para competir próximamente. El veterano era una de las opciones para ser liberado con el objetivo de tener más espacio salarial, pero la importancia del liniero defensivo en todo sentido pesó más que cualquier otra cuestión extradeportiva.

La temporada pasada pudo estar en apenas cuatro ocasiones antes de ser colocado en la lista de lesionados. La falta de un pass rusher productivo opuesto a Lawrence hizo que los Cowboys tomen la arriesgada decisión de firmar a Smith. Un jugador con una interminable lista de problemas fuera del terreno de juego es a quien buscó Dallas. Sin embargo, hay mucha fe en que realmente dio un giro en su vida y ahora sí se comportará como un profesional en.

Smith no juega en la NFL desde 2015, pero la tentación que genera una posible recuperación fue irresistible para la franquicia. El DE fue el pick global #7 en 2011 y sus primeras dos temporadas en los 49ers fueron sencillamente extraordinarias. En su año de novato consiguió 14 capturas y en 2012 terminó segundo en la liga con 19.5 sacks. Es precisamente un posible resurgimiento de ese talento lo que hace que una batalla con Crawford vaya a ser entretenida.

Trysten Hill vs. Antwaun Woods

Completamente diferente será el escenario en esta lucha con respecto a las dos anteriores. En los casos mencionados la competencia tendrá como consecuencia la posibilidad de ser una pieza titular, pero tanto Looney y Biadasz como Smith y Crawford tienen sus lugares reservados de no mediar temas físicos. Aunque en esta batalla seguramente estará en juego algo mucho más importante como mantenerse en el roster.

Por un lado se encuentra Hill. El pick de segunda ronda en 2019 tuvo una temporada de novato para el olvido. Le costó mucho poder estar a la altura del nivel profesional y también tuvo algunos inconvenientes disciplinarios que hicieron que pierda aún más terreno. No sería justo dar un veredicto definitivo a un jugador que apenas tiene 22 años por una temporada, pero el contexto marca que verdaderamente deberá destacarse para quedarse en la franquicia.

Woods es en cambio alguien probado en el interior de la línea defensiva de los Cowboys con 25 titularidades en dos temporadas. A pesar de cierto suspenso, el tackle defensivo firmó su oferta de un año hace algunos días para volver a estar en el equipo. Aunque está claro que fue el más perjudicado por la offseason al perder mucho lugar con los arribos de Gerald McCoy, Dontari Poe y Neville Gallimore.

Si los rendimientos fueran la única variable para tener en cuenta, la balanza se inclinaría muy fácilmente hacia el lado de Woods. El punto que podría darle una chance a Hill es la gran inversión que hizo Dallas al utilizar una selección de segunda ronda en él. Aunque es cierto que son dos estilos de DT diferente, la composición actual del roster hace que deban competir entre sí. Esta será también una batalla para seguir de cerca en las próximas semanas.