Inicio Noticias Tras las fallas en la ofensiva, Jason Garrett vuelve a estar en...

Tras las fallas en la ofensiva, Jason Garrett vuelve a estar en el ojo crítico de los fans

917
0

Si hay algo que es muy cierto del encuentro de los Cowboys ante los Saints, es que la defensa de Dallas se lució como nunca. Ante un equipo de esta jerarquía en la NFL, permitir solo 12 puntos ha sido un lujo. Ahora bien ¿qué pasó en la ofensiva? ¿por qué esos números tan bajos?. Al parecer hay un culpable, y no es precisamente Kellen Moore.

Se trata de Jason Garrett, entrenador en jefe de los Dallas Cowboys, quien al parecer volvió a sus viejos hábitos de la pasada campaña. Con un juego simplista y conservador que logró adivinar muy bien la defensa de los Saints. Aparte de esto, se manejan inclusive teorías que el esquema de juego ofensivo fue muy similar al juego del año pasado. Y de esto ser así, el entrenador en jefe de los Saints Sean Payton lo vio venir y supo que hacer.

Por otro lado, si vemos los números de la ofensiva de Dallas para la Semana 4, ni siquiera se acercan a lo que venían promediando los tres primeros encuentros. En el caso de jugadores como Dak Prescott y Zeke Elliott, los números fueron preocupantes. El QB de Dallas se fue con tan solo 223 yardas, y 22 pases de 33 intentos. Igualmente, recibió otra intercepción esta temporada. En el caso de Zeke, 18 acarreos para 35 yardas, promediando 1.9 por intento.

De acuerdo con PFF, los Cowboys solamente usaron pases de play action en 7 de 35 dropbacks, apenas para un 20% en promedio. El equipo tenía la segunda tasa de pases de play action más alta en la liga, con un total de 39%. Además que este fue su primer juego sin su tasa estándar de 32%. Por otro lado, tenemos a Dak, que tuvo 6 de 7 pases de play action para 65 yardas. Lo que le dio un promedio de 9.3 yardas.

Entre otras cosas, hay muchos más detalles a destacar. Los errores en los fumbles, tanto de Jason Witten como de Zeke Elliott. Aunque el de este último fue un poco más controversial y una decisión arbitral. La línea ofensiva presionó muy poco, logrando solamente 257 yardas totales. Además de mantener el balón por poco menos de 24 minutos de juego.

Sin embargo, lo más desconcertante de este asunto es como pudo perder el equipo sin que los Saints tuvieran a Drew Brees en el campo. Más ilógico aún es que los de New Orleans no llegaron nunca a la zona de anotación. Los 12 puntos fueron producto de 4 goles de campo.

Jason Garrett rindió declaraciones el lunes para 105.3 The Fan, en donde abordó la tendencia de Moore a llamar las jugadas de acarreo casi que a un nivel de libreto. Los Saints se destacaron en gran medida el domingo deteniendo a Zeke. Lo que hizo surgir la pregunta ¿por qué seguir forzándolo?, a lo que Garrett no tuvo respuesta.

“No sé si se puso más en primer plano”, dijo. “Obviamente queremos correr el balón y queremos atacar por el aire. Y ese era el plan de entrada, tratar de hacer ambas cosas. Ese es siempre realmente nuestro enfoque, atacar en ambos sentidos. Tratamos de hacer eso a lo largo del juego. Tuvimos cierto éxito en diferentes momentos haciendo cada uno, sin embargo no fue lo suficientemente consistente”.

“Obviamente estamos muy decepcionados” afirmó Jerry Jones. “Hay que darles crédito. Su defensa era la mayor preocupación para mí. Hicieron un gran trabajo y ganaron un partido duro. Pero lo ganaron con un buen esquema, con un buen planteamiento”.

Lamentablemente, en el juego del domingo, se vio que un equipo realmente lo quería ganar, y el otro simplemente lo hizo todo mal. Son cosas que pasan en este deporte, pero también hay que hacerse responsables cuando hay malos planteamientos. Ahora a esperar el encuentro ante los Green Bay Packers por la Semana 5 y que Dallas siga acumulando victorias.