Inicio Noticias Todo indica que la ofensiva de Dallas será mucho mejor en 2020

Todo indica que la ofensiva de Dallas será mucho mejor en 2020

4926
0

Si bien Dallas no avanzó a la postemporada en la campaña 2019, algo que se alabó sin duda fue la ofensiva. Terminaron primeros en yardas, en yardas por jugada, terceros en primera oportunidad por encuentro, sextos en puntos por juego y empatados en la segunda posición en conversión en terceras oportunidades.

Ahora bien, las fallas defensivas y errores puntuales (goles de campo perdidos, malas decisiones del cuerpo técnico), hicieron que los Cowboys no lograran pasar en la NFC Este. No obstante, esto es algo que se ha venido corrigiendo. Con la adquisición de material defensivo de calidad, un nuevo cuerpo técnico e inclusive mucho más enfoque en los elementos de los equipos especiales.

Volviendo a la ofensiva, el hecho que Dallas haya seleccionado a CeeDee Lamb en la primera ronda del Draft ha sido un golpe tanto de suerte como una gran estrategia. Ahora el equipo contará con tres receptores de alto nivel. Es decir, Amari Cooper, Michael Gallup y Lamb van a dar muchos dolores de cabeza a las defensivas rivales. Sobre todo con las que se verán las caras en la temporada regular.

Igualmente, Lamb puede jugar tanto de receptor interno como externo. Por lo tanto, es el reemplazo perfecto para Randall Cobb, quien ya no se encuentra en la organización.

Ciertamente, la ofensiva no son solo los receptores. Ya que no sirven de nada sin un buen Mariscal de campo que sepa manejarse en el campo. Y Dallas ahora no solo cuenta con Dak Prescott, sino también con Andy Dalton. Con esto dicho, Dak pertenece a esa nueva generación de QB que no solo están estáticos en el encuentro. Hablamos de un Mariscal que se puede mover por tierra, y puede reaccionar ante cualquier situación y resolver por sí mismo de ser necesario.

Por lo tanto, Dak tiene un estilo de juego mucho más similar al de Patrick Mahomes, Lamar Jackson, Carson Wentz y Kyler Murray. Y mucho más lejos del perfil de Tom Brady o Drew Brees.

Si hablamos de los corredores, Zeke Elliott es la referencia. El juego por tierra de Zeke no se discute. No obstante, Tony Pollard entra en su segundo año en la liga dejando muy buenas impresiones en su campaña de novato. Con un total de 86 acarreos, 455 yardas y dos anotaciones.

La marcha de Jason Witten a los Raiders le ha dado la oportunidad a Blake Jarwin de arrancar como ala cerrada titular. Entre sus virtudes, tiene mejores capacidades atléticas para recibir los pases y una muy buena capacidad de correr tras recibirlos.

De acuerdo con el pronosticador de la NFL en ESPN Mike Clay, los Cowboys podrían inclusive ganar 12 encuentros. De hecho, los ve tan solo con dos derrotas, ambas de visitante ante los Eagles y los Ravens. Además, les otorga dos empates, ante los Seahawks y los Vikings. Con un 10,1 de proyección de victorias.

Por supuesto, todo esto son pronósticos y no hay que tomarlos al pie de la letra, pero si hay algo de lo que estar seguros. Dallas tiene el poderío ofensivo y una gran profundidad en su roster como no la habían tenido en muchos años. Aparte hay que agregar el nuevo cuerpo técnico y un entrenador con carácter como es el caso de McCarthy. Alguien que ya sabe muy bien como llegar a la postemporada y ganar un Super Bowl.

Con una línea ofensiva conformada por Joe Looney tras el retiro de Travis Frederick, junto a los veteranos del Pro Bowl Tyron Smith y Zack Martin, Dallas tiene suficientes elementos para proteger a Prescott y realizar sus jugadas.

Por el momento, todo parece indicar que los Cowboys tendrán una ofensiva que podrá anotar puntos como quieran. Así que obtener la NFC Este debería ser algo sencillo, si tomamos como ejemplo las malas decisiones en el Draft de parte de los Eagles. Ya veremos como se termina conformando el roster tras los resultados de la pretemporada.