Inicio Noticias Todo indica que Amari Cooper está jugando lesionado

Todo indica que Amari Cooper está jugando lesionado

600
0
Amari Cooper

Una de las cosas que realmente pueden bajar el nivel de un jugador son las lesiones. Se requiere de mucha fuerza mental para aguantar el dolor, y sobreponerse ante cualquier adversidad. En este caso, se cree que el receptor Amari Cooper ha estado jugando con dolor y que aún así, ha estado tratando de rendir a plenitud. Se maneja esta teoría a raíz de su desempeño en el Superdome ante los Saints, que no fue precisamente el mejor.

Tomando en cuenta los muy buenos números que llevaba en las tres primeras semanas, la verdad es que Amari Cooper bajó drásticamente su nivel. De hecho para la Semana 4 ante los Saints, solo logró 5 recepciones para 48 yardas. En promedio, un total de 9.6 yardas por recepción. Tuvo números más bajos ante Washington, solo que allí anotó un Touchdown.

Claro está, también hay que destacar que Cooper no se pudo quitar de encima al esquinero rival Marshon Lattimore. No fue precisamente la mejor noche de Amari desde que está con los Cowboys. Pero en líneas generales, fue la peor producción en ofensiva que lleva Dallas desde que arrancó la temporada. Hay mucho que mejorar de la Semana 4, y los Green Bay Packers no es que sean un equipo fácil tampoco. A pesar que quizás no cuenten con Davante Adams y que la línea defensiva quedó algo mermada ante el partido contra los Eagles.

Volviendo al tema, Amari de hecho si está jugando con molestias. No se encuentra al 100%, pero con todo y esto sale al campo y juega. En su pie izquierdo, tiene una irritación de la fascia plantar. Además, su pie derecho tampoco está funcionando a plenitud. Tiene un problema en el tobillo que la semana pasada requirió de una resonancia magnética.

Sin embargo, para Amari Cooper esto no representa ningún signo de debilidad, sino que es parte del juego. “Realmente era un problema jugar lesionado. Luché contra eso durante mucho tiempo” afirma Cooper. “Cuando tenía una lesión en mis años de secundaria o en mi año de novato en la Universidad de Alabama, sentía que no podía ganar el 100% del tiempo si no estaba a plenitud”.

“Me dije a mi mismo”, continuó Cooper, “que no dejaría que eso pasara de nuevo. Desde ese punto, he estado jugando con lesiones. Y he tenido algunos de mis mejores juegos estando así”.

Igualmente, puede que parte de su fortaleza venga del programa conocido como “el corral”. Tomando en cuenta que creció en Coconut Grove en Miami, no se conoce como un vecindario con muchos privilegios. Este programa le enseñaba a los niños a jugar fútbol americano en una superficie de asfalto. De hecho “el corral” ha producido una cantidad increíble de estrellas en la NFL.

Puede que toda esta situación y las declaraciones de Cooper hayan prendido un poco las alarmas en el seno de los Dallas Cowboys. Sin embargo, para el tres veces Pro Bowl en cuatro temporadas, da a entender que puede continuar jugando así.

Por supuesto, es muy probable que en esta oportunidad, a Cooper le toque lidiar con el esquinero rival Jaire Alexander. Este último se está ganando una buena reputación en la NFL, ya con un total de 16 tacleadas en lo que va de temporada. Por otro lado, está la opción de Kevin King, pero su estado es cuestionable tras el partido ante los Philadelphia Eagles.

Tocará esperar que decide el cuerpo técnico de los Cowboys de aquí al domingo. Aunque hay par de cosas que son muy ciertas. El esquema de juego ofensivo ante los Saints no puede volver a repetirse si se quieren lograr mayores objetivos esta temporada. Y si Amari no está a plenitud, lo mejor será no utilizarlo mucho durante el juego. Claro está, la decisión final la tendrá el jugador y su estado mental para solventar la situación.