Inicio Noticias ¿Será la defensa de Dallas capaz de detener a Tom Brady y...

¿Será la defensa de Dallas capaz de detener a Tom Brady y a la ofensiva de Tampa Bay?

599
0

Esta noche comienza la temporada 2021 de la NFL, y lo hará con un choque de lujo. Los Tampa Bay Buccaneers, campeones actuales liderados por Tom Brady, recibirán al Equipo de América: los Dallas Cowboys comandados por Dak Prescott. Para el equipo vaquero esto no solo supone la vuelta a la acción de su mariscal franquicia 11 meses después de su grave lesión de tobillo, sino también la primera prueba para su renovada defensiva.

Recordemos que, durante la temporada baja, los Cowboys contrataron a Dan Quinn como nuevo coordinador defensivo. La contratación de Quinn, quien dirigió la temible defensa de los Seahawks conocida como la “Legion of Boom” y que llevó a Seattle al campeonato en la temporada 2013, levanta muchas expectativas. Además, el equipo reforzó su unidad defensiva sumando ocho picks en el Draft y siete agentes libres en ese lado del balón.

Sin embargo, el calendario de semana 1 le depara una gran prueba a renovada defensa de Dallas: frenar a la ofensiva campeona encabezada por Tom Brady, leyenda viviente de la NFL y a quien muchos consideran como el mejor de todos los tiempos.

¿Encontrará Dan Quinn la forma de frenar a Brady y la ofensiva de Tampa?

Un esquema defensivo que caracteriza a Dan Quinn es la defensa “single high safety”. Esta consiste en usar a un profundo libre de dos formas: delegándole todas las labores de cobertura de pases profundos, o pidiendo a los esquineros laterales que se mantengan a los costados y formen un tándem con el profundo libre.

La idea de este esquema es recudir los pases hacia el medio del campo, forzando al mariscal rival a lanzar hacia ventanas más pequeñas. Éste es el esquema que caracterizó a la Legion of Boom de Seattle bajo el mando de Quinn, y también a buena parte de sus defensas durante su etapa como entrenador en jefe de los Atlanta Falcons.

Sin embargo, este esquema tiene dos problemas. Uno, se requieren backs defensivos de alto nivel, y Dallas ofrece ciertas dudad en los puestos de esquinero. Y dos, Tom Brady ha tenido éxito en el pasado jugando contra defensas similares a las de Quinn.

No obstante, hay algo a tomar en cuenta: puede que Dan Quinn añada variaciones a su juego. Durante el campamento y la pretemporada, se ha visto que los Cowboys han jugado con dos profundos en lugar de uno. Esos puestos, en teoría, estarían ocupados por Donovan Wilson y Damontae Kazee. Si Quinn apela a esta estrategia, puede que Dallas tenga una oportunidad de frenar a la ofensiva de Tampa Bay.

Incomodar a Brady es la clave

El posible éxito de los Cowboys contra Tampa Bay podría decidirse en un factor: la capacidad de la defensa vaquera de contener a Tom Brady. Es bien sabido que el experimentado mariscal es poco móvil, y que su efectividad en los pases baja hasta en un 50% cuando es incomodado en la bolsa de protección. Por lo tanto, sobrepasar a los linieros ofensivos de los Bucs y llegar a Brady es vital para Dallas.

Sin embargo, Brady ha recibido pocos sacks durante su larga carrera profesional. En 2020 solo recibió 21 sacks, su tercer registro más bajo en 20 años de carrera. Y aunque esta cifra puede deberse a la solidez de las líneas ofensivas que lo han rodeado, también se debe a que Brady tiene la capacidad para deshacerse del balón con bastante rapidez. No por nada Brady es el líder en pases para touchdown de todos los tiempos en la NFL.

Aunque la idea de frenar a Brady puede abrumar un poco, los siete del frente en la defensa de los Cowboys saben lo que tienen que hacer. Así lo dejó ver el ala defensiva Randy Gregory durante unas declaraciones recientes.

“Él hace muchas cosas bien, pero tienes que incomodarlo”, dijo Gregory a los medios. “Debes asegurarte de mantener cuerpos a su alrededor, incluso si no lo estás golpeando. Simplemente debes ser capaz de rodearlo, levantar las manos y cosas así por el estilo, además de derribarlo. No hay que darle la oportunidad de separarnos como defensa.”

Otro que tiene claro qué es lo que hay que hacer contra Tom Brady es el apoyador Micah Parsons. El novato, pick de primera ronda, es una de las piezas claves en la renovada defensa de los Cowboys. De hecho, se espera que el cuerpo técnico aproveche la velocidad de Parsons para poner en aprietos al mariscal de los Buccaneers.

“Hay que contenerlo, poner presión sobre él”, dijo Parsons sobre Brady hace unos días en una rueda de prensa. “Con suerte, podríamos tener un cambio de posesión producto de un error.”

Sin duda, el primer reto de la defensa de Dallas dirigida por Dan Quinn no será nada fácil. Si los Cowboys logran contener a la ofensiva de los Buccaneers comandada por Tom Brady, puede que tengan una oportunidad de ganar el encuentro. Comenzar la temporada derrotando a los actuales campeones sería un gran impulso para el equipo vaquero. Y tras una campaña 2020 terrible, eso es algo que a los Cowboys no les vendría nada mal.