Inicio Sean Lee Sean Lee se prepara para una nueva cruzada

Sean Lee se prepara para una nueva cruzada

157
0
Sean Lee

Sean Lee es un gran símbolo para los Dallas Cowboys. Su compromiso en el equipo durante estos años no se puede poner en duda ni por un segundo. Ha jugado un total de 93 partidos en la posición de apoyador (linebacker) desde el año 2010, pero como todo en la vida debe terminar, el jugador probablemente se retire de los Cowboys, además no ha tenido ningún problema en rebajarse el sueldo.

Cabe destacar el gran legado de este jugador en la franquicia de los Cowboys. Entre 2015 y 2017, era prácticamente imposible ganar sin él. Sin embargo, solo jugó siete juegos en la temporada de 2018 debido a lesiones recurrentes del tendón de la corva. Cuando regresó ya muy tarde en la temporada, le dijo a los entrenadores que no se cohibieran con Leighton Vander Esch y Jaylon Smith porque lo estaban haciendo muy bien, a pesar que esto limitaba su tiempo en el campo.

En palabras de Lee, él admite que “todo ha pasado muy rápido”, además que “es un sueño hecho realidad. Me siento bendecido de ser parte de esta organización y estar con excelentes jugadores. Para mi, el mayor logro sería traer un campeonato para acá. Por ahora, me gustaría que tuviéramos uno, pero cada paso que doy aquí es una bendición. Es muy divertido, y me siento como un novato la mitad del tiempo que estoy aquí”.

Por otro lado, Lee ya cumplirá 33 años este 22 de julio y va a tener que aprender una nueva posición.  Va a jugar como apoyador del lado fuerte o “Sam” como se le conoce habitualmente. En el nuevo esquema 4- 3 que se va a  implementar, Lee como mínimo va a tener que resistir, arrojar y tener que hacer frente a corredores en el juego. Y no sólo eso, tendrá que tener rapidez para leer las jugadas del oponente antes que se lleguen a dar. En esta posición se puede jugar con o sin la pelota dependiendo de la formación. Pero no hay muchos snaps o pases iniciales.

Sean Lee debe adaptarse a este nuevo rol, pero una gran ventaja que tiene es que aporta liderazgo y creación de juego. Con Vander Esch y Smith forman un grupo de jugadores que mezclan juventud y experiencia, algo que se espera aporte resultados positivos para la próxima temporada. De acuerdo a Rod Marinelli, él dice que “es la forma en que tenemos tres excelentes jugadores en el campo al mismo tiempo. Realmente muy buenos jugadores”.

Siempre y cuando las lesiones no vuelvan a empañar la carrera de Sean Lee, el apoyador será un gran refuerzo este año, y si llega a ser su última temporada en los Cowboys, que se pueda despedir a lo grande.