Inicio Noticias Rashard Robinson, otro jugador de Dallas que está resucitando su carrera en...

Rashard Robinson, otro jugador de Dallas que está resucitando su carrera en 2020

3358
0

Este año, hay algunos jugadores de los Cowboys que están viviendo sus propias historias de redención. Tras desviarse del camino y ser suspendidos por la liga, las carreras de Aldon Smith y Randy Gregory están tomando un segundo aire debido al buen desempeño que han tenido en la temporada 2020. Sin embargo, hay un tercer jugador que está viviendo un proceso similar: el cornerback Rashard Robinson.

Tras ser firmado para el escuadrón de prácticas de Dallas, todo parecía indicar que Robinson sería otro de esos jugadores talentosos que terminan relegados a papeles menores. Sin embargo, el destino ha dado muchos giros este año. Ahora, el joven cornerback tendrá la oportunidad de enfrentar al equipo con el que llegó a la NFL: los 49ers de San Francisco.

Una carrera marcada por las suspensiones

Desde su etapa universitaria, la carrera futbolística de Rashard Robinson se ha visto truncada debido a incidentes extradeportivos. Llegado a la Louisiana State University (LSU) en 2013, Robinson jugó en 15 encuentros para los Tigers. En ellos, registró 30 tacleadas combinadas y una intercepción.

Sin embargo, el cornerback fue suspendido indefinidamente del equipo de fútbol de LSU tras resultar positivo en una prueba antidrogas y tener un bajo rendimiento académico. Aparte, fue arrestado en junio de 2015 por entrar sin autorización a la residencia de un compañero de equipo, incidente que le impidió volver a inscribirse en la universidad.

Debido a estos sucesos, Robinson volvió a su Florida natal y se inscribió en el Broward College de Fort Lauderdale, donde se preparó de cara al Draft 2016 de la NFL. En dicho draft fue seleccionado por los 49ers en la cuarta ronda, siendo el pick global #133. En su año de novato dejó buenos números: 28 tacleadas, 8 pases defendidos y una intercepción. Todo esto en 14 encuentros, jugando en 6 de ellos como titular.

Este desempeño le valió a Rashard Robinson para ganarse un puesto como titular en la temporada 2017. Sin embargo, y tras ocho encuentros, el esquinero fue intercambiado por los 49ers hacia los Jets. Allí concluiría la campaña participando en 6 partidos, jugando uno solo de ellos desde el inicio.

De hecho, los problemas para Robinson comenzaron en 2017. En diciembre de ese año, el jugador fue arrestado por posesión ilegal de marihuana. Aparte, empeoró las cosas al no presentarse a la corte. Debido a que violó las políticas de la NFL en torno al abuso de sustancias ilícitas, Robinson fue suspendido por los cuatro primeros juegos de 2018. Tras cumplir este castigo, el jugador solo participó en diez encuentros, uno de ellos como titular.

Las cosas empeoraron para Rashard Robinson en el año siguiente. En mayo de 2019 fue liberado por los Jets, y dos meses después, fue suspendido otra vez por la NFL. Esta sanción, ahora de diez juegos, se debió a que Robinson violó de nuevo las mencionadas políticas sobre sustancias ilícitas. Aparte, el jugador se saltó unas pruebas antidrogas a las que debía someterse. Debido a esto, el cornerback pasó toda esa temporada sin jugar.

Una segunda oportunidad en los Cowboys

Tras estas suspensiones, Rashard Robinson decidió comprometerse a enderezar su camino. Para ello, necesitaba que un equipo le diera la oportunidad de probar su valía. Y esa oportunidad llegó de parte de los Cowboys, quienes lo firmaron para su escuadrón de prácticas en septiembre de este año.

Aunque parecía que Robinson no tendría chances de entrar al roster activo de Dallas, las cosas cambiaron. Tras las bajas en la posición de cornerback, Robinson fue elevado desde el equipo de prácticas para el juego de semana 11 contra los Vikings. Durante ese encuentro, la lesión de Anthony Brown le dio la oportunidad de volver a la acción después de casi dos años.

Es cierto, Robinson cometió algunos errores en ese encuentro contra Minnesota. Sin embargo, tuvo acciones en el último cuarto que resultaron claves para la victoria de los Cowboys. Gracias a su desempeño en cobertura, el cornerback evitó que Kirk Cousins completara algunos pases que pudieron cambiar la historia del juego. Entre ellos está el intento desesperado de pase en 4to down durante la última serie ofensiva de los Vikings.

Después de ese encuentro, Robinson encadenó tres titularidades consecutivas debido a la baja de Anthony Brown. Si bien su actuación ante Washington y Baltimore no fue destacable, la historia fue distinta contra Cincinnati. La del domingo fue la mejor actuación de Robinson con los Cowboys: registró nueve tacleadas, las mismas que logró en los dos juegos anteriores juntos.

Por supuesto, el cornerback no pudo ocultar sus sensaciones al respecto. “Se siente bien. Estar sin jugar durante un año y medio y finalmente volver al ritmo de las cosas, volver a estar cómodo, es una buena sensación” declaró Robinson después del juego contra los Bengals.

No hay que ocultar que Robinson ha sido muy criticado por su irregular desempeño desde su etapa con los 49ers. De hecho, muchos fans se sintieron aliviados cuando fue intercambiado hacia los Jets. Sin embargo, y aunque aún comete sus errores, Rashard Robinson parece que está enderezando su rumbo en esta temporada.

Ahora, y por cosas del destino, es probable que Rashard Robinson se vea las caras nuevamente con los 49ers, a quienes no les guarda rencor tras el intercambio. No obstante, su participación este domingo está en duda debido a una lesión sufrida contra los Bengals. Si todo le favorece, el cornerback tendrá una nueva oportunidad de mostrar su valía, esta vez ante el equipo con el que comenzó su carrera profesional en la NFL.