Inicio Noticias ¿Qué sucede con la defensa de Dallas cuando le corren el balón?

¿Qué sucede con la defensa de Dallas cuando le corren el balón?

700
0
Defensa Cowboys

Cuando hablamos de la defensa de los Dallas Cowboys, hay que alabar su gran labor ante los Saints por la Semana 4. Sin embargo, se vieron muchas costuras y muchos problemas en la Semana 5 ante los Green Bay Packers. Sobre todo en lo que respecta al corredor Aaron Jones. Quien logró cuatro Touchdowns con jugadas de acarreo. Esto es algo preocupante y que hay que analizar.

Para comenzar, daba la impresión que la defensiva de Dallas cuando le corrían el balón era de las más efectivas en la NFL. De hecho, permitían un promedio de 96.8 yardas por juego, lo que los colocaba en el puesto número 12 de toda la liga.

Ahora bien, Aaron Jones destruyó esa estadística con sus 19 acarreos y 107 yardas el pasado domingo. Y ni hablar de los cuatro Touchdowns que se acaban de mencionar. En donde el QB de Green Bay Aaron Rodgers no tuvo que hacer una sola jugada de pase para TD. Todas las anotaciones principales llegaron por tierra.

Al parecer, todos estos datos han funcionado como un espejismo para la defensa de Dallas. La verdad es que esta tasa positiva de jugadas de acarreos rivales tienen que ver más con la falta de las mismas por parte de los competidores. Esto quiere decir, que en el libreto de los rivales, ninguno de los anteriores realmente tomó las yardas por tierra como una prioridad. A excepción de los Packers por la Semana 5.

Además, podemos también anexar que los tres primeros rivales (Giants, Redskins y Dolphins) realmente no se les veía mucha motivación para correr el balón y en buena parte de los encuentros, por no decir todo el partido, se veían obligados a anotar para alcanzar a los Cowboys.

Uno de los grandes problemas que tiene Dallas en este apartado son los espacios que pueden dejar. La verdad es que no tienen nada de disciplina con respecto a esto. Por supuesto, los Cowboys manejan una defensiva en donde cada defensor es responsable de su espacio. Pero si alguno de ellos llega a fallar, cualquier corredor fácilmente puede llegar a penetrar una gran cantidad de yardas.

Por otro lado, tenemos las fallas de los linebackers en corregir los errores de la línea defensiva. Si alguien de la línea del frente falla, ellos fácilmente podrían rellenar los espacios vacantes para eliminar cualquier tipo de filtración enemiga. Esto es algo que no suele suceder, ya que los LB cuentan con que la línea se mantenga mientras ellos cubren la parte de atrás.

Otro detalle a destacar es que los linebackers en muchas situaciones, se han movido a zonas del campo en donde se han visto comprometidos. Esto no solo causa que los LBs se encuentren algo lejos de los corredores. Sino que les da el espacio suficiente a la línea ofensiva enemiga para crear inclusive más espacios y seguir buscando yardas.

Si tomamos por ejemplo el caso de DeMarcus Lawrence ante los Packers, el rival utilizó alas cerradas y receptores para ayudar al tackle ofensivo Bryan Bulaga. El resultado es que Lawrence quedó neutralizado con tan solo un tackle y un sack en toda la noche.

Lawrence fue muy específico con las fallas defensivas ante Aaron Jones. “Yo diría que las tacleadas del equipo, ir al balón, rodear a quien lo tiene y derribarlo. En eso es lo que hemos fallado, y son principios fundamentales” afirmó DeMarcus.

En líneas generales, la idea es evitar estos errores a toda costa. Además de no volver a los fantasmas del pasado. En donde en la ronda divisional de la última campaña, permitieron 273 yardas por acarreos en su derrota por 30-22 contra Los Angeles Rams.

En el papel, no deberían tener ningún problema en la Semana 6 ante los New York Jets. El récord del equipo rival es 0-4 y a pesar de recuperar a Sam Darnold, puede que no marque mucha diferencia si el resto de la ofensiva no ayuda. Sin embargo, hay que prestarle atención al corredor Le’Veon Bell. Que si bien no ha tenido una temporada brillante hasta ahora, puede que el cuerpo técnico rival tome notas de estas fallas en la defensa de los Cowboys y se aprovechen de eso. Por lo que hay que estar muy atentos este domingo en el MetLife Stadium.