Inicio Noticias ¿Qué necesidades defensivas tiene Dallas? ¿Y cómo encajan las nuevas incorporaciones?

¿Qué necesidades defensivas tiene Dallas? ¿Y cómo encajan las nuevas incorporaciones?

3722
0

A poco menos de una semana del inicio de la agencia libre en la NFL, los Cowboys movieron ficha y sumaron cuatro nuevos jugadores a su necesitada defensa: el profundo Keanu Neal y los linieros defensivos Tarell Basham, Brent Urban y Carlos Watkins. Además, se espera que los profundos Damontae Kazee y Malik Hooker visiten pronto las instalaciones de los Cowboys para una evaluación.

Sin embargo, y más allá de las incorporaciones que sumen en la agencia libre y en el draft, los Cowboys tienen varios vacíos en su defensa. Y esto aplica para todas las posiciones. A continuación, repasamos cuál es la situación actual en cada demarcación y qué necesidades deben ser cubiertas con los próximos refuerzos.

Alas defensivas

Comenzamos con la posición de ala defensiva. Por un lado, los Cowboys tendrán una interesante lucha por la titularidad entre el recién llegado Tarell Basham y Randy Gregory. Esto, por supuesto, dando por sentado que Aldon Smith no continúe en Dallas. En dicha batalla, Gregory parte con ventaja debido a su experiencia. Sin embargo, el aporte de Basham no se puede dar por descartado.

Aunque no es un defensor rápido, Basham posee características que justificarían su llegada a Dallas. Algunas de ellas son sus transiciones de velocidad a potencia, su facilidad para frenar a los alas cerradas en el juego por tierra, sus persecuciones por detrás y su técnica de manos. Sin embargo, es un jugador que debe trabajar mucho en su juego de pies. Puliendo ese aspecto de su juego, podrá estar por delante de Dorance Armstrong en la rotación.

Del otro lado, el otro puesto titular estaría en manos de DeMarcus Lawrence. Detrás de él, el equipo cuenta actualmente con Dorance Armstrong y Bradlee Anae. Un escalón por debajo estaría Ron’Dell Carter, quien sigue siendo un proyecto a futuro.

Debido a esto, es posible que los Cowboys necesiten reclutar en el draft a un novato que le dé profundidad de roster a la posición. Esto puede ser relativo, ya que los recién llegados Brent Urban y Carlos Watkins también han jugado como alas defensivas.

Tacleadores defensivos

Con Tyrone Crawford y Eli Ankou convertidos en agentes libres esta semana, los Cowboys contaban en esta posición con dos jugadores: Neville Gallimore, quien viene de ofrecer un buen desempeño en su temporada de novato, y Trysten Hill, de quien se espera que regrese en buena condición física tras un desgarro de ligamento cruzado anterior.

Ahora, con la incorporación de Brent Urban, Dalas cuenta con un jugador que ha probado ser muy efectivo en la defensa por tierra. De hecho, Pro Football Focus calificó a Urban como el tercer mejor liniero defensivo de la temporada 2020, con un puntaje de 87.3.

Por supuesto, Urban tiene cosas que ofrecerle a los Cowboys en defensa. El tackle defensivo destaca por el poder de sus manos para enfrentar a los bloqueadores, además de su técnica contra bloqueadores dobles. En resumen, se trata de un liniero defensivo fuerte y estable que puede encargarse del trabajo sucio en el juego por tierra.

Aunque Urban será usado para el juego terrestre, se espera que haya una batalla entre el ex de los Bears y Antwaun Woods por un puesto como titular. El otro puesto estaría ocupado por Neville Gallimore, esperando también la recuperación de Trysten Hill. Sin embargo, no se descarta que los Cowboys recluten a un tackle defensivo en las últimas rondas del draft para tener profundidad en el roster.

Linebackers

Esta es una de las posiciones que está generando preocupación en Dallas. Con la salida de Joe Thomas hacia Houston y Sean Lee contemplando de nuevo su retiro, el equipo vaquero cuenta solo con Leighton Vander Esch y Jaylon Smith como linebackers. Sin embargo, la reciente incorporación del safety Keanu Neal puede darle algo de profundidad a esta posición.

De hecho, reportes recientes aseguran que Neal podría jugar en Dallas como linebacker del lado débil, mientras que Vander Esch podría pasar a jugar en el lado fuerte. Esto le permitiría a la defensiva ser más efectiva en la defensa por tierra y tener más jugadores de cobertura en el juego por aire. Sin embargo, alinear a Neal como linebacker requerirá también una línea defensiva fuerte que pueda frenar lo más que pueda a los linieros ofensivos rivales.

Pero eso no es todo lo que puede ofrecer el ex de los Falcons en esa posición. Neal también ha mostrado habilidades a la hora de defender contra los alas cerradas, además de su capacidad para detectar y arruinar los pases pantalla. Sin duda, se trata de un repertorio de habilidades que le vendrían bien a Dallas en esta posición.

A pesar de esto, el equipo vaquero necesitará refuerzos en esta posición. Leighton Vander Esch está generando dudas debido a sus frecuentes lesiones, mientras que Jaylon Smith no ha estado a la altura desde que firmó su extensión de contrato. De hecho, muchos esperan que ambos jugadores muestren su mejor versión bajo la coordinación de Dan Quinn.

Por ello, no se descarta que los Cowboys pudieran elegir a un linebacker en las primeras rondas del Draft 2021. El mejor prospecto de este año es Micah Parsons (Penn State), quien podría estar disponible cuando llegue el primer turno de Dallas. Mientras, en la segunda ronda podrían estar disponibles opciones como Jabril Cox (LSU), Nick Bolton (Missouri), Jeremiah Owusu-Koramoah (Notre Dame) y Zaven Collins (Tulsa).

Safeties o profundos

Actualmente, esta es la posición de la defensa vaquera que más necesita refuerzos. Con Xavier Woods en el mercado de agentes libres, el equipo cuenta actualmente con Donovan Wilson, Darian Thompson y el recién llegado Keanu Neal. En teoría, los titulares serían Neal como profundo libre y Wilson como strong safety. Sin embargo, si Neal termina jugando como linebacker, Dallas seguirá necesitando un profundo de garantías.

Sin embargo, el equipo vaquero ya maneja dos candidatos. Se trata de Malik Hooker (ex de los Colts) y Damontae Kazee (ex de los Falcons). Se estima que ambos profundos visiten las instalaciones de los Cowboys en los próximos días y pasen por algunas evaluaciones físicas. Esto debido a que ambos jugadores vienen de sufrir roturas en el tendón de Aquiles durante la temporada 2020.

De ellos, Kazee parte como un claro favorito para ser la próxima adquisición de Dallas. Este profundo ya jugó bajo las ordenes de Joe Whitt Jr. y Dan Quinn en Atlanta. Aparte, se trata de un jugador con una gran habilidad para interrumpir e incluso interceptar los pases aéreos. De hecho, registró diez intercepciones entre 2018 y 2019.

Si los Cowboys suman a otro safety, lo más probable es que sea a través de la agencia libre. En el Draft no hay grandes prospectos que valgan la pena en la primera ronda. Sin embargo, los Cowboys podrían usar su pick de segunda o tercera ronda y elegir a un novato que le dé profundidad al roster en esa posición.

Cornerbacks o esquineros

Por último, la posición de cornerback es la que muchos apuntan que será reforzada con la selección de primera ronda de Dallas en el Draft. Tras la marcha de Chidobe Awuzie a los Bengals, en el roster quedarían Trevon Diggs, Jourdan Lewis y Anthony Brown. De ellos, Diggs estaría fijo en uno de los puestos. Mientras que Lewis, quien firmó hace poco un nuevo contrato, pasaría a la posición de nickel.

Esto dejaría el otro puesto de esquinero titular abierto para un posible novato de primera ronda en el Draft de este año. Los principales candidatos son Patrick Surtain II (Alabama), Caleb Farley (Virginia Tech) y Jaycee Horn (Carolina del Sur).

De ellos, el favorito es Surtain. Jugando con Alabama, fue elegido como el Jugador Defensivo del Año de la Conferencia Sureste de la NCAA. Se trata de un jugador bastante físico e inteligente, con buenas habilidades de cobertura. Incluso, de llegar a Dallas se reuniría con Trevon Diggs, quien fue su compañero de equipo en el fútbol universitario.

Ahora, los otros dos candidatos ofrecen perfiles distintos. Caleb Farley es un jugador que destaca por sus instintos, aunque el hecho de no jugar en 2020 debido a la pandemia puede jugar en su contra. Jaycee Horn, por el otro lado, es un jugador más físico que podría adaptarse a los esquemas del coordinador defensivo Dan Quinn.

No queda duda que los Cowboys tienen varias tareas pendientes perfilando su defensiva para la temporada 2021. Sin embargo, la agencia libre apenas está comenzando. Quedará por ver quienes entran o salen del equipo vaquero en los próximos días. Esto, por supuesto, mientras se va preparando la lista de candidatos a seleccionar en el Draft a finales de abril.