Inicio Noticias ¿Qué fallas deben corregir CeeDee Lamb y Ezekiel Elliott de cara a...

¿Qué fallas deben corregir CeeDee Lamb y Ezekiel Elliott de cara a la temporada 2021?

1404
0

No cabe duda que la ofensiva de los Cowboys se perfila como una de las más peligrosas para la temporada 2021. Con Dak Prescott de regreso, además de un cuerpo de receptores, corredores y alas cerradas de alto nivel, el equipo vaquero tiene un gran potencial anotador. Sin embargo, eso no quiere decir que algunos de estos jugadores no tengan aspectos que mejorar.

De hecho, dos de las principales piezas ofensivas de Dallas tuvieron problemas recurrentes en la temporada 2020. Y, en algunos casos, dichos problemas le costaron encuentros al equipo vaquero. Por supuesto, estamos hablando del receptor abierto CeeDee Lamb y el corredor Ezekiel Elliott.

CeeDee Lamb, un buen año opacado por los pases caídos

Aunque la ausencia por lesión de Dak Prescott frenó su potencial, CeeDee Lamb tuvo una buena temporada en 2020. En su año de novato, Lamb registró 74 recepciones para 935 yardas y cinco touchdowns. Sin embargo, el receptor también destacó negativamente en un apartado estadístico: el de pases caídos.

En la pasada campaña, Lamb dejó caer nueve pases en total. De hecho, el producto de Oklahoma fue el segundo receptor con más pases caídos en la temporada 2020, empatando en esa lista con Jerry Jeudy (Denver). Dicha estadística la lideró Diontae Johnson (Pittsburgh), con 10 pases caídos en total.

Según John Owning, analista de Dallas Morning News, esta cifra de Lamb en su año de novato es algo alarmante. Más aún, considerando que el joven receptor solo tuvo 12 pases caídos durante toda su etapa universitaria en Oklahoma. No obstante, Owning atribuye esto a que Lamb estaba adaptándose aún a la NFL.

Por supuesto, quedará la duda sobre qué habría ocurrido en 2020 si CeeDee Lamb no hubiera dejado caer tantos pases. Primero, habría superado las 1.000 yardas de recepción en su año de novato. Por otra parte, es posible que a Dallas le hubiera ido mejor en algunos encuentros. De hecho, uno de los pases caídos de Lamb en 2020 le costó al equipo vaquero el posible pase a los playoffs.

Esto ocurrió casi al final del juego de semana 17 contra los Giants. Con Dallas abajo en el marcador por 23-19, Lamb dejó caer un pase de Andy Dalton en situación de segunda y gol con 17 yardas por delante. De completarse ese pase las cosas habrían sido distintas, ya que en la siguiente jugada el pase de Dalton fue interceptado, sentenciando así el encuentro a favor de Nueva York.

De momento, CeeDee Lamb ha dejado muy buenas impresiones durante las actividades organizadas de equipo (OTAs) de los Cowboys. El joven receptor se está mostrando más seguro en las atrapadas, lo cual ya es un buen síntoma. Y aunque todavía faltan algunos meses, Lamb está decidido a mejorar de cara a su segunda temporada en Dallas.

Ezekiel Elliott y su problema con los fumbles

Ezekiel Elliott, por otra parte, tendrá muchas miradas fijas en su desempeño. El corredor de los Cowboys viene de tener su temporada más floja como profesional en varios apartados. En 2020, Elliott registró 244 acarreos para 979 yardas y seis touchdowns. Este desempeño, recordemos, se debió en buena parte a las numerosas bajas por lesión en la línea ofensiva de Dallas.

Sin embargo, Zeke también igualó sus peores registros como profesional en otro apartado: los fumbles. En la pasada campaña, Elliott perdió seis veces el balón, emulando la cifra registrada en la temporada 2018. El punto más crítico ocurrió durante las primeras seis semanas de la campaña, ya que en ellas Zeke registró cinco de esos seis fumbles.

Varios de esos fumbles pusieron en serios aprietos al equipo vaquero. Tal fue el caso del encuentro de semana 6 contra los Cardinals, donde dos fumbles consecutivos de Elliott derivaron en series ofensivas anotadoras para el equipo de Arizona. Incluso, Zeke fue relegado a la banca en ese encuentro tras esos errores.

Ahora, de cara a la temporada 2021, Ezekiel Elliott está decidido a recuperar su mejor nivel. El corredor ha estado entrenando durante la temporada baja con el entrenador privado Joshua Hicks, llamado el “gurú de los running backs”. Debido a su trabajo con Hicks, a Elliott se le ha visto más delgado y más rápido. Y eso se notó durante las OTAs de Dallas la semana pasada.

Sin embargo, hay opiniones divididas respecto al posible desempeño de Elliott en 2021. Unos analistas creen que el corredor volverá a su mejor nivel y que logrará ser nuevamente campeón de corridas en la NFL. Mientras, otros opinan que Zeke ya entrará en declive, a pesar que está por cumplir 26 años de edad. Por lo tanto, Elliott tendrá mucho que probar en la venidera temporada.

Buena parte de la preparación de los Cowboys para esta temporada estará centrada en corregir las fallas del año pasado. Y, cómo podemos ver, esto incluye a sus piezas ofensivas. Si CeeDee Lamb y Ezekiel Elliott logran dejar atrás estas fallas, podemos ser testigos de un gran desempeño de ambos en 2021. Aún falta mucho para que esto se haga realidad, pero con lo que hemos visto en los entrenamientos, las expectativas se mantendrán altas.