Inicio NFL Draft ¿Qué debería suceder para que los Cowboys elijan a su preferido con...

¿Qué debería suceder para que los Cowboys elijan a su preferido con el pick 17? El escenario completo

5744
0

En ninguna otra parte de la temporada hay tanta especulación como en los días previos al draft. Salvo en algunos casos puntuales en los que la necesidad es muy obvia, resulta muy difícil adivinar qué es lo que hará cada franquicia cuando llegue su momento. Por ejemplo, se sabe que los Bengals irán por Joe Burrow. Pero de ahí en más hay muchas dudas.

Todos los involucrados con esa decisión tan importante, sean gerentes generales, coaches, scouts o dueños, guardan su secreto como si fuera la fórmula de la gaseosa más famosa del mundo. Incluso, el año pasado los Raiders enviaron a todos los reclutadores a sus casas una semana antes para evitar cualquier filtración.

Por esto es que es muy complicado saber qué quiere cada equipo. Sin embargo, es mucho más sencillo tomar en cuenta las tres alternativas más probables de acuerdo a las necesidades. En el caso de los Cowboys, esos podrían ser C.J. Henderson, K’Lavon Chaisson y Javon Kinlaw. En condiciones normales sería bastante complejo que alguno ellos tres cayera hasta el puesto 17, pero en este contexto no es tan improbable.

¿Cuál es la ventaja que tiene Dallas?

Por empezar, no está desesperado. Sea quien sea el elegido, la temporada no estará en sus manos. Ese es un factor clave hasta para realizar cualquier negociación en caso de que exista un intercambio.

Aunque hay algo más relevante. Esta otra cuestión es la oferta y demanda de talento que habrá en el draft. Hay tantos prospectos con potencial para generar un impacto inmediato en sus equipos como franquicias desesperadas por mejorar en posiciones claves del juego.

En los lugares en donde más calidad hay, además, los Cowboys no tienen ninguna necesidad de realizar un movimiento apresurado. Mariscales de campo, tackles ofensivos y receptores abiertos es donde más abundancia existe. Si bien seguramente se busque un wide receiver, sería simplemente para complementar a Amari Cooper y a Michael Gallup.

Al haber tantos interesados en esas posiciones Henderson, Chaisson y Kinlaw podrían caer. Pero ¿qué debería suceder específicamente para que se dé ese escenario? A continuación, cuántos prospectos de cada puesto deberían ser seleccionados antes de que elija Dallas.

Mariscales de campo: mínimo tres, cuatro sería ideal

Esta temporada hubo cambios en la posición más importante del fútbol americano como nunca en la historia. Aún así, todavía hay muchos equipos intentando conseguir a su quarterback. Para suerte de los Cowboys, esta clase tiene bastante prospectos prometedores que demandarán atención.

Salvo que haya una sorpresa de último momento, es prácticamente un hecho que al menos tres serán elegidos temprano. Burrow, Tua Tagovailoa y Justin Herbert seguramente estarán fueran del alcance de aquellos que estén fuera del top 5. Sin embargo, hay alguien muy polarizante que también podría ser considerado como un quarterback franquicia.

Jordan Love es quizás el QB que más divide opiniones. Por su potencial muchos lo ven como un top 15 mientras que otros lo ven como un riesgo. Sin embargo, al haber 32 franquicias en la NFL es muy probable que haya alguien interesado en elegirlo. De los que están inmediatamente por encima de Dallas ninguno necesita un quarterback, pero siempre existe la posibilidad de que alguien suba varios lugares.

Tackles ofensivos: mínimo cuatro, cinco sería excelente

Una situación que se ve muy a menudo en la liga es a franquicias que selecciones a su mariscal de campo franquicia, pero no lo protegen adecuadamente. Por eso es que al año siguiente suelen buscar linieros que cuiden a su bien más preciado. Ese es exactamente el escenario que se ve actualmente en varios equipos.

El talento disponible es mucho y coincide con la demanda. Tristan Wirfs, Andrew Thomas, Mekhi Becton y Jedrick Willis Jr. están considerados por la mayoría como Top 15. Los Jets por Sam Darnold, los Browns por Baker Mayfield, los Cardinals por Kyler Murray y los Giants por Daniel Jones son algunos de los que deben mirar obligadamente a este puesto con bastante atención. Todos ellos a su vez seleccionarán entre los primeros once.

Aunque esto también abriría la puerta a otros. Porque se sabe que va a ser muy difícil elegir a cualquiera de los mencionadas estando fuera del top 10. Sin embargo, la camada de tackles ofensivos es tan buena que posiblemente alguien haga un movimiento agresivo para quedarse con el siguiente mejor. Austin Jackson o Ezra Cleveland podrían conseguir esto.

Receptores abiertos: mínimo tres, cuatro es posible

Esta es la posición en la que más talento hay. No hay ninguna duda de que Jerry Jeudy, CeeDee Lamb y Henry Ruggs III se irán antes del puesto 17. Lo bueno Dallas es que hay muchos equipos que seleccionan después que también están buscando un wide receiver, por lo que existe la chance de que haya un intercambio para subir en la lista.

Tee Higgins, Justin Jefferson o Jalen Reager podrían ser los candidatos. Los Eagles, los Patriots, los Vikings, los Ravens y los Dolphins son algunos de los que necesitan quedarse con algún WR de nivel.

Defensivos: mínimo cuatro

Lo bueno de esta faceta del juego es que hay cuatro jugadores de impacto inmediato que ocuparán selecciones altas. Chase Young, Isaiah Simmons, Jeffrey Okudah y Derrick Brown muy posiblemente ni siquiera salgan del Top 10. Aunque seguramente habrá algún otro elegido antes que llegue el momento de Dallas.

Conclusión

Los Cowboys están en un escenario en el que de alguna u otra manera saldrán ganando. Sea eligiendo a su prospecto preferido con el pick 17 o bajando algunos lugares, no hay motivos para pensar que el contexto no será favorable para tomar una decisión correcta.

Pasando en limpio lo analizado hay que mencionar que es muy posible que al menos uno de los tres favoritos esté disponible. Teniendo en cuenta las alternativas más conservadoras, 14 jugadores que a Dallas no le interesan se irán del draft antes. Sumando los mínimos de tres quarterbacks, cuatro linieros ofensivos, tres receptores abiertos y cuatro defensivos se llega a esa cifra.

Por lo tanto, quedarían únicamente dos selecciones antes. Así es que en esas condiciones podrían estar disponibles Henderson, Chaisson y Kinlaw, haciendo posible que al menos uno esté allí cuando Jerry Jones deba tomar la decisión final. Sin embargo, también hay que seguir los casos de Love y los otros wide receivers que podrían causar que haya varios intercambios.