Inicio Noticias ¿Qué debería hacer la ofensiva de los Cowboys para superar a los...

¿Qué debería hacer la ofensiva de los Cowboys para superar a los Giants?

2396
2

Este será un choque entre dos unidades que son víctimas de sus partes complementarias. Porque todos saben que la ofensiva de Dallas está intentando mantener abiertos los juegos pero la propia defensiva no los deja. Podría decirse que algo similar ocurre en New York. La defensiva de los Giants se mostró mejorada con respecto a la temporada pasada, aunque su ataque es tan inoperante que la franquicia inició 0-4.

Ezekiel Elliott vs. Linebackers-línea defensiva

Suena extraño decir que el ataque por tierra de los Cowboys no está siendo la fortaleza del equipo esta temporada. Las 101.8 yardas que promedia apenas lo colocan como el 24° en la NFL. Sin embargo, eso tiene una explicación muy obvia. Al estar obligados a correr desde atrás en los últimos tres juegos para descontar grandes ventajas prácticamente todos los esfuerzos estuvieron enfocados en lanzar el balón.

Dicho esto también es cierto que Elliott bajó un poco su rendimiento. Sobre todo en las dos semanas más recientes. Más allá de la productividad en sí son las entregas de balón lo que generan ciertas dudas. Pero un corredor de ese calibre seguramente despierte en cualquier momento. Un factor importante que podría explicar en parte su flojo aporte en esta faceta es la fragilidad de la línea ofensiva.

Ciertamente este domingo no será la oportunidad ideal para que Zeke mejore su cifra de 68.3 yardas terrestres por juego o sus muy bajas 3.9 por intento. Esto se debe a que la defensiva de los Giants es muy sólida defendiendo los ataques terrestres. Transcurridas cuatro semanas ocupan el puesto 10 permitiendo un promedio de 106.8. La prueba más clara es que lograron contener a los Rams a únicamente 58 el pasado domingo.

El corazón de la defensiva es indudablemente Blake Martínez. Este linebacker es una verdadera máquina de tacklear capaz de rastrear como pocos a quien lleva el balón. El LB es una pieza de mucho nivel contra el juego terrestre. No obstante, Elliott podría hacer daño por aire porque allí Martínez no es tan sólido.

Receptores abiertos vs. Defensiva secundaria

Si hay un grupo que verdaderamente está cumpliendo con las expectativas es el de los wide receivers. Sin excepción alguna están teniendo una relevancia fundamental en el accionar de la ofensiva de los Cowboys. Amari Cooper está compitiendo como un WR1 de elite, Michael Gallup es una pieza muy valiosa al ser la amenaza principal en trayectorias profundas y CeeDee Lamb está siendo imposible de detener en una variedad muy amplia de rutas.

Por lo visto hasta aquí no hay ninguna defensiva que pueda frenar por completo el ataque aéreo que tiene Dallas. Las 401.8 yardas que promedia por esa vía superan por más de 90 a quien sigue en la lista. La peligrosidad incluye además la aparición de Cedrick Wilson como otra herramienta muy interesante, a Noah Brown muy confiable en las oportunidades que tuvo y al ala cerrada Dalton Schultz como una revelación.

Todas estas herramientas implican un dolor de cabeza para cualquier coordinador defensivo. En esta ocasión la historia no será diferente. Sin embargo, lo que sí se modificará es la oposición que pondrá New York con respecto a 2019. La defensiva es donde más invirtió la franquicia porque era una debilidad insoslayable.

En la agencia libre firmó a su CB1 James Bradberry. Hace algunas semanas agregó a su vez al back defensivo Logan Ryan. Si bien están en un proceso que puede traer errores, hay que destacar que es una unidad mejorada. Una equivocación precisamente resultó fundamental frente a los Rams en una anotación de 55 yardas de Cooper Kupp.

Pero el rendimiento en general es bastante bueno más allá de esta falta de comunicación. Con 221.5 yardas permitidas por aire en promedio, los Giants se ubican sextos. No hay mucho misterio en lo que debería hacer la ofensiva para conseguir avanzar por esta vía. Con continuar al nivel actual debería ser suficiente para dañar a cualquier adversario.

Línea ofensiva vs. Pass rushers

La defensiva de los Giants no se caracteriza por darle miedo a los quarterbacks porque puedan ser capturados constantemente. No hay ningún nombre que demande una atención excesiva como sucedió con Myles Garrett frente a los Browns. Pero a pesar de esto no son totalmente improductivos en esta área.

El más reconocido de la línea defensiva es Leonard Williams. Este liniero interior lleva dos sacks esta temporada compitiendo bajo la etiqueta de jugador franquicia. No es un número elevado, aunque no es el único que aporta allí. El outside linebacker Kyler Fackrell está siendo un factor decisivo en esa tarea. Un edge rusher como Lorenzo Carter también suma lo suyo.

Pero el inconveniente principal no pasa tanto por quiénes estén del otro lado de la línea de scrimmage esperando para derribar a Prescott. El gran tema de discusión es la interminable sucesión de lesiones que hay en la línea ofensiva. En la derrota ante los Browns el centro Joe Looney estuvo en un solo snap antes de salir lastimado.

Looney se perdería varias semanas por una lesión de rodilla. La’el Collins a fin de cuentas deberá ser operado en su cadera y estará afuera lo que resta de la temporada. Tyron Smith regresó en el último juego, pero siempre es alguien que está en duda. Por eso es que va a ser muy importante buscar un grupo que por lo menos se mantenga saludable.

Una cuestión que está obligado a hacer Dallas es ayudar a los integrantes de la línea. En el strip sack de Garrett el ala defensiva estaba en un duelo individual con Terence Steele. Allí la culpa no fue de Steele, sino de Mike McCarthy/ Joe Philbin que dejaron al novato sin ayuda contra un DE de elite. Será vital incorporar aunque sea a las alas cerradas para ayudar al RT.

2 COMENTARIOS

Comments are closed.