Inicio Noticias Primer triunfo de la pretemporada: Dallas venció 14-10 a los Rams

Primer triunfo de la pretemporada: Dallas venció 14-10 a los Rams

1005
0
Cowboys vs Rams
(Photo by Alika Jenner/Getty Images)

Desde 1976 no se jugaba un partido de la NFL en Hawaii que no sea el Pro-Bowl. Por eso hubo estadio lleno en el duelo entre los Cowboys y los Rams, que contaba con los tejanos llegando tras caer en San Francisco frente a los 49ers. Algo similar ocurría con su rival, ya que los campeones defensores de la Conferencia Nacional habían perdido contra los Oakland Raiders.

En la primera serie ofensiva ya se pudo ver algo de lo que se espera de los Cowboys esta temporada. Con una muy buena conexión de 31 yardas entre Dak Prescott y Michael Gallup en una tercera oportunidad. Sin embargo, el principal foco de atención se lo llevó Tony Pollard, que a diferencia de la semana pasada pudo contribuir y ser factor.

Pollard arrancó lento con un acarreo de dos yardas, pero un par de jugadas después despegó tras una captura costosa a Prescott. Empezando en la yarda 3 sumó 15 por tierra y le dio un respiro a la ofensiva, que ahí comenzó a avanzar. En esta serie tuvo algunas intervenciones más, como una recepción de nueve yardas, y fue quien logró la anotación de 14 yardas entrando por el centro de la defensa.

Hay que mencionar una cosa que no es un detalle y es que Sean McVay, head coach del equipo angelino, no hizo participar a prácticamente ningún titular en ambos lados del balón. Es decir que, entre otros ejemplos, el mejor defensivo de la liga como lo es Aaron Donald no participó en ningún snap.

La defensiva tuvo un buen primer cuarto, no dejando a avanzar al ataque liderado por Blake Bortles. A pesar de una buena actuación, Los Angeles Rams consiguieron una anotación a partir de una ofensiva que comenzó con en una buena porción del territorio por un error. En un despeje del pateador de despeje Johnny Hekker, Reggie Davis pidió recepción libre, pero dejó caer el balón y fue recuperado por los Rams. Desde ahí los últimos finalistas comandaron una buena serie y anotaron de a siete por aire.

El segundo cuarto de la defensiva no fue bueno, principalmente permitiendo pases entre los linebackers y los profundos. Incluso, por distintas penalidades, la ofensiva rival tuvo un 1ro y 25 que logró convertir en una primera oportunidad por muy flojas coberturas y tackles fáciles errados. Ahí ya estaba en cancha Brandon Allen, tercer quarterback de los Rams.

Luego de una buena primera serie ofensiva, Prescott le dejó su lugar a Mike White. De floja actuación ante los 49ers, otra vez tuvo problemas para mover el balón. Ni siquiera la ayuda de los equipos especiales de los Rams sirvieron para anotar puntos. Los Cowboys recuperaron un balón de despeje por una mala recepción del rival, pero esa serie se diluyó rápidamente y derivó en un gol de campo de 52 yardas errado por Brett Maher. Siendo justos con White hay que decir que ni la línea ofensiva ni los receptores con los que le toca entrar tienen un buen nivel que le permita elevar su juego.

En el comienzo del tercer cuarto fue interceptado inmediatamente y esa fue su última jugada de la tarde hawaiana. La defensiva logró recuperarla en la siguiente acción con una intercepción de Justin Phillips y luego de eso ingresó Cooper Rush buscando repetir lo que hizo en San Francisco. No tuvo una gran actuación como frente a los 49ers, pero logró una anotación en un muy buen pase a Devin Smith y una mejor recepción del WR. Aunque esta ofensiva logró avanzar por tres penalidades defensivas seguidas de muchas yardas como lo fueron una de rudeza innecesaria, otra de rudeza al pasador y una tercera de interferencia de pase, una atrás de la otra.

En el cuarto final no pasó nada digno de destacar, ni en ofensiva ni en ofensiva, por lo que el resultado fue 14-10 en favor de los Cowboys.