Inicio Noticias ¿Por qué los Eagles podrían tener una mala temporada?

¿Por qué los Eagles podrían tener una mala temporada?

963
4

En esta serie vamos a tener una mirada negativa sobre los rivales de los Cowboys en la NFC Este. Es decir, intentaremos buscar los puntos débiles que podrían hacer que sus temporadas resulten en fracasos. No significa esto que realmente crea que vaya a suceder, sino que es una manera de analizar qué podría fallar en esos equipos. Hoy: Philadelphia Eagles.

Philadelphia es en la actualidad el único competidor real que tiene Dallas para quedarse con la división en la próxima temporada. Demostraron ser un equipo muy fuerte a partir de un head coach altamente capaz como Doug Pederson e incluso obtuvieron el título de la NFC Este en 2019 a pesar de haber tenido una excesiva cantidad de lesiones. Sin embargo, hay algunos elementos que podrían hacer que eso no se repita.

El éxito depende demasiado de Carson Wentz

Sí, los Eagles seleccionaron un quarterback en la segunda ronda del draft. Eso significa que entienden la importancia de contar con un suplente capaz de llevar adelante a la ofensiva en caso de emergencia. En realidad nadie sabe más que Philadelphia lo decisivo que puede ser esto ya que triunfaron en el Super Bowl gracias a un sobrenatural Nick Foles.

Jalen Hurts fue el novato elegido con el pick global 53. Pero no suele ser nada sencillo para los pasadores adaptarse rápidamente a la NFL. El ejemplo más claro es quizás el de Patrick Mahomes, que a pesar de tener un talento extraordinario pasó la temporada 2017 afuera del equipo aprendiendo el sistema. Es cierto que Hurts seguramente sea una mejora sobre Josh McCown, aunque difícilmente vea tiempo en el terreno de juego.

Creo que hay mucho peso puesto en Wentz porque las herramientas que tiene alrededor no son tan determinantes, a excepción probablemente de Zach Ertz. Es una ofensiva muy mejorada sobre todo en el área de los receptores abiertos, pero individualmente no hay alguien probado que se sepa que hará daño todas las semanas. El puesto de corredor tampoco da muchas garantías.

Es normal que las franquicias dependan mucho de su mariscal de campo. Incluso la mayoría de los equipos tendrían serios problemas para mantenerse competitivos si su estrella se lesionara. Sin embargo, también hay que destacar que muy pocos QBs presentan la fragilidad física que posee la selección global #2 del draft 2016.

Los inconvenientes que tuvo Wentz en su carrera marcaron los resultados finales de los Eagles en prácticamente cada una de sus temporadas. En 2017 se rompió los ligamentos cruzados de una rodilla cuando estaba teniendo un nivel magnífico y en 2018 tuvo una lesión en su espalda que finalizó su campaña. La temporada pasada también tuvo un poco de mala suerte ya que tuvo una conmoción cerebral luego de un golpe malintencionado de Jadeveon Clowney y debió salir en el primer cuarto en la ronda de comodines de los playoffs.

La gran fortaleza de la ofensiva está basada principalmente en la mente creativa que tiene Pederson junto con la habilidad de Wentz de crear grandes avances en jugadas rotas. Perder a la pieza más importante de ese sistema podría ser decisivo otra vez.

Bastante incertidumbre en las armas ofensivas

Ningún equipo sufrió tantas lesiones la temporada pasada como Philadelphia. El puesto de receptor abierto fue particularmente el que más problemas mostró. Si bien la franquicia se encargó de incorporar nuevas herramientas a través del draft, la realidad indica que todavía existe cierta incertidumbre.

Los veteranos Alshon Jeffrey, DeSean Jackson y Marquise Goodwin están muy lejos de ser sus versiones más productivas o consistentes. Jalen Reagor fue el pick global 21 en el último draft y es la gran esperanza de los Eagles. Sin embargo, el puesto de wide receiver suele tomar tiempo para que los jóvenes se adapten al siguiente nivel.

El grupo lo completan novatos con un camino muy largo por recorrer para estar a la altura de la NFL, además de un WR con cierta presión sobre él porque comience a producir. J.J Arcega-Whiteside representó una inversión importante de Philadelphia al ser una selección de segunda ronda en 2019, aunque tuvo una temporada inicial bastante dificultosa.

Podría decirse que los corredores también son un signo de interrogación. El líder de este puesto es Miles Sanders. El RB fue una pieza importante en la segunda mitad de la temporada a pesar de ser un novato, pero todavía no es una garantía de producción constante. Más complicado aún es que detrás de él hay un conjunto de running backs promedio conformado por Boston Scott, Corey Clement, Elijah Holyfield, Adrian Killins y Michael Warren.

Modificaciones importantes en la línea ofensiva

Este sector de la unidad tendrá dos cambios considerables en la próxima temporada. Por empezar hay que destacar que en un puesto clave como el de tackle izquierdo ya no estará el histórico Jason Peters para cubrir el lado ciego de Wentz. Esa vacante la ocupará seguramente Andre Dillard. Este joven fue la selección de primera ronda de los Eagles en 2019 por lo que tiene potencial para ser sólido, pero no será fácil reemplazar a un LT como Peters.

El otro lugar que tendrá a alguien diferente es el de guardia derecho. Esto se debe a que Brandon Brooks se rompió el tendón de Aquiles en un entrenamiento recientemente. Curiosamente será el propio Peters quien firmó nuevamente con la franquicia para ocupar esa posición. Si bien el liniero tiene experiencia de sobra, ahora estará compitiendo en un puesto muy diferente al suyo. Esa adaptación podría costarle a la línea ofensiva al principio.

Falta de pass rushers exteriores

El frente de la línea defensiva de los Eagles probablemente sea uno de los mejores de la NFL. Fletcher Cox seguirá siendo el ancla de los frontales, aunque a él se sumarán el retorno de Malik Jackson de una lesión muy complicada y el recién llegado Javon Hargrave. Así es que no van a faltar linieros que generen presión por el centro. Sin embargo, es por los costados donde quizás haya ausencia de producción.

Brandon Graham será la pieza principal para tener en cuenta. Aunque si bien Graham mejoró notablemente sus estadísticas en las últimas temporadas en comparación con sus inicios, en ninguno de sus diez años como profesional logró una decena de capturas. Derek Barnett será seguramente el que lo siga. La selección de primera ronda en 2017 mejoró su nivel, pero apenas consiguió 14 sacks en su carrera.

Muchos cambios en la defensiva secundaria

La defensiva de Philadelphia le da vital importancia a poder presionar únicamente con cuatro jugadores para poder emplear más piezas en la cobertura. El puesto de linebacker es quizás el más flojo de todo el roster, pero eso tiene mucho que ver con la poca importancia que tiene para el coordinador Jim Schwartz en el esquema que utiliza.

Es cierto que tuvo un gran acierto en el intercambio con los Lions por Darius Slay. Ahí los Eagles tienen a su CB1 como los Cowboys tenían a Byron Jones. Es fundamental contar con un esquinero capaz de silenciar a los destacados receptores que hay en la conferencia nacional como Julio Jones, DeAndre Hopkins, Michael Thomas, Davante Adams o Amari Cooper.

Nickell Robey-Coleman fue una adición interesante, aunque más allá de estos dos nombres queda mucho por resolver. La salida del safety Malcolm Jenkins será una ausencia que podría sentirse mucho en lo profundo de la defensiva. Jalen Mills en un principio sería movido como safety para formar una dupla con Rodney McLeod.

Philadelphia tendrá la ventaja de tener a un shutdown corner, pero en este caso será una reconstrucción bastante importante la que deberá realizar en la defensiva secundaria. La falta de un campamento de entrenamiento normal podría hacer que ensamblar tantas piezas nuevas genere varios inconvenientes.

Para leer el artículo referido a los Giants haz click aquí.

Podrás encontrar la publicación acerca de Washington en este link.

4 COMENTARIOS

  1. Cómo ves la crítica temporada próxima de JJArcega Whiteside en Eagles?crees que su futuro sería mejor en otro equipo?

    • Saludos. No creo que necesite cambiar de equipo aún ya que apenas lleva una temporada y a los receptores abiertos suele llevarles un poco más de tiempo adaptarse a la NFL. También creo que está en una situación favorable teniendo en cuenta que en ese puesto hay bastantes dudas para el presente y el futuro inmediato en los Eagles.
      Gracias por el comentario

  2. Gran análisis, te lo comenta un Eagle fan, sea cómo sea espero que este año la división mejore, porque pasó de ser de las más difíciles y competidas a una división sin pena ni gloria.

    • Muchas gracias por la respuesta Einar! Coincido con vos. Hay sólo dos contendientes serios en la división e incluso la temporada pasada un 9-7 alcanzó para ganar la NFC Este. Saludos

Comments are closed.