Inicio NFL Draft: Javon Kinlaw, Perfil de Jugador

NFL Draft: Javon Kinlaw, Perfil de Jugador

Javon Kinlaw

 

Altura: 196cm
Peso: 148kg
Universidad: Carolina del Sur
Manos: 27cm
Brazos: 89cm
Wingspan: 213cm
Biografía

Una de las mejores historias del draft 2020 puede ser la de Javon Kinlaw. Leesa James-Exum es su madre, quien se mudó desde Trinidad y Tobago a Washington D.C. Una nueva mudanza con destino a Hyattsville, Maryland, era un nuevo desafío con la esperanza de un nuevo proyecto laboral. Sin embargo, las cosas no salieron bien y todo empezó a empeorar de ahí en más. Sin lugar fijo para vivir, debieron ir arreglándose como podían en una situación muy precaria y requiriendo de ayuda de algunos amigos de James-Exum.

“Crecimos en el noreste de Washington, DC, casi sin hogar, viviendo en sótanos. No teníamos electricidad, agua, ni cosas así. Usábamos la manguera del vecino para llenar bolsas de agua. Las llevábamos de regreso a la casa. Teníamos gas, una estufa de gas. Encendíamos la estufa con una cerilla, tomábamos una olla alta, hervíamos el agua, la mezclábamos con un poco de agua fría, la metíamos en un balde, la llevábamos arriba y nos tomábamos duchas así”, contó Kinlaw, quien allí tenía diez años, en la semana del Senior Bowl.

En su último año de secundaria sus notas eran tan malas que no podía calificar para una beca de cuatro años de los programas más importantes. Hasta era muy posible que no pudiera graduarse del high-school. Ahí es donde apareció la figura de Will Muschamp, entrenador y reclutador de South Carolina. Su recomendación fue que debía ir inmediatamente a una JUCO a completar sus estudios para poder calificar para una beca deportiva en USC.

Por eso es que en 2016 asistió a Jones County Junior College con el objetivo de formar parte de un programa de desarrollo de educación general (GED). En ese tiempo podía cumplir los requisitos académicos al mismo tiempo que competía. Ahí fue donde su vida y actitud cambiaron. Aquel lugar ofrecía la posibilidad de comida gratis, algo que el tackle defensivo no sabía en sus primeros días.

“Mis primeros dos días allí ni siquiera comí, porque no sabía dónde estaba la cafetería. Entonces no sabía que la comida era gratis, así que cuando lo descubrí, me volví loco. No pensaba en llegar al SEC. Estaba feliz de estar allí porque tendría un lugar para dormir. Tendría un lugar donde comer comida gratis”, detalló Kinlaw.

La posibilidad de que esa nueva forma de vida desapareciera hizo que su mentalidad cambiara. Junto con la ayuda de personas cercana a él como la familia de la decana Jennifer Griffith pudo dar un giro de 180°.

Carrera universitaria

En su única temporada en Jones County Junior College consiguió 26 tackles, 8.5 tackle-for-loss y seis capturas totales.

En 2017 fue cuando dio el paso a la División I del FBS. En South Carolina jugó tres años, mejorando sus números en cada uno de ellos. Su primera campaña totalizó 20 tackles (12 solo), dos tackle-for-loss, tres pases defendidos, un fumble forzado, dos fumbles recuperados y una patada bloqueada, aunque no pudo realizar ninguna captura.

La temporada siguiente concluyó con 38 tackles (21 solo), diez tackle-for-loss, cinco pases defendidos, dos fumbles forzados, una patada bloqueada y 4.5 sacks.

En 2019 consiguió 35 tackles (15 solo), dos pases defendidos, dos fumbles recuperados, una patada bloqueada y seis capturas.

Análisis

La principal característica que se puede identificar en Kinlaw se ve a simple vista. No hace falta mucho tiempo para darse cuenta lo enorme que es físicamente. Esa presencia imponente hace que generalmente domine a los linieros ofensivos. A partir de ese marco de casi dos metros y 150 kg. es donde comienza a dominar mediante su poder. Su peso está acompañado también por una interesante explosividad que hace posible vencer a quienes intenten bloquearlo en el primer paso.

El DT de South Carolina es un excelente defensivo contra los ataques terrestres. Pero lo que lo convierte es una herramienta muy deseada es algo que no es fácil de conseguir. Su capacidad de presionar al mariscal de campo desde el interior es una cualidad muy deseada por todos los equipos de la NFL. Gracias a la enorme fuerza que tiene, combinado con su kilaje, es capaz de irrumpir en el backfield rival con relativa facilidad. 

Los brazos largos que posee son su gran arma. Cuando los utiliza de manera correcta hace muy difícil que los rivales puedan ponerle las manos en su pecho. Por eso es que es un tackle defensivo muy difícil de detener. Tiene además un motor incansable que hace que dé toda su energía en cada snap. Es un tackle que hace lo posible por no perder de vista el balón cuando la jugada no ocurre en su lado.

Dentro de las debilidades que tiene se encuentra la de una técnica no tan pulida. Muchas veces esa explosividad que tiene lo deja mal parado por la pérdida de equilibrio. No es tan bueno ante las coberturas dobles del rival. Una de sus falencias son las lecturas erróneas que hace. Por mala interpretación de una situación puede abandonar su hueco asignado, lo que crea espacios para los corredores.

Aunque más allá de alguna cuestión por mejorar, en líneas generales es un prospecto muy sólido. Es probablemente el mejor DT del draft después de Derrick Brown, el producto de Auburn. Seguramente sea elegido en la primera ronda por las condiciones que reúne.

Fortalezas (NFL.com)

  • Intimida con rasgos físicos excepcionales
  • Musculoso con brazos largos y buena masa magra
  • Bull-rusher amenazante
  • Su carga fuerte requiere de dos bloqueadores para que no colapse la bolsa de protección
  • Pesadas y violentas manos para sacudir a sus enemigos
  • Primer paso explosivo
  • Rapidez lateral para vencer a los bloqueos de alcance
  • Es capaz de jugar muchos snaps pero su motor rara vez se enfría
  • Longitud y potencia para apilar y quitarse los bloqueos
  • Ofrece versatilidad de esquema / posición debido a su tamaño y rasgos únicos

Debilidades (NFL.com)

  • Si estilo de juego carece de control y eficiencia
  • Se ve muy bien, pero le falta técnica para mantener la consistencia
  • Lucha para absorber bloqueos y mantener su terreno
  • Cuando se desliza lateralmente sufre una pérdida de palanca y ajuste
  • Uso inconsistente de las manos para controlar el punto de ataque
  • Se precipita con carga salvaje en lugar de movimientos y contrataques
  • Ataca bloques con base y equilibrio inconsistentes