Inicio Noticias Michael Irvin opina sobre la situación de Vander Esch

Michael Irvin opina sobre la situación de Vander Esch

10586
0

Para los fanáticos de Dallas de la vieja escuela, Michael Irvin no es ningún extraño. El antiguo receptor abierto de los Cowboys jugó en el equipo de 1988 a 1999, siendo tres veces campeón del Super Bowl (XXVII, XXVIII y XXX) con casi 12 mil yardas en recepciones.

Sin embargo, durante el quinto encuentro de la temporada de 1999, Michael recibió una tacleada del back defensivo Tim Hauck de los Eagles de Philadelphia que lo terminó dejando en el césped totalmente paralizado. Sufrió una lesión de la médula espinal cervical que no era mortal. Posteriormente se diagnosticó con estenosis espinal cervical, que lo obligó a retirarse por completo de la NFL. Para agregar más drama al asunto, fue en el Veterans Stadium, conocido como “The Vet”, antigua casa de los rivales de la NFC Este. Muchos de los aficionados de los Eagles en la multitud al parecer vitorearon, una vez que se hizo evidente que Irvin se lesionó, y de nuevo cuando la camilla llegó al campo.

Actualmente, esta misma condición se ve con el Linebacker de Dallas Leighton Vander Esch. Lo que ha prendido las alarmas tanto para los fanáticos como los medios. Si existe la posibilidad que el jugador pueda tener una carrera a largo plazo o que pueda ser truncada en el camino.

“Fui a tantos médicos como pude para tratar de encontrar a alguien que me ayudara y me colocara de nuevo en el campo de juego”, afirmó irvin. “Pero el miedo de un próximo golpe se convirtieron en un problema y todas esas cosas son las que me mantuvieron alejado. Pero mi cuello tenía muchas otras cosas  que tal vez Vander Esch no tiene en este momento, así que no es lo mismo. Además era tarde en mi carrera. Con suerte, no es donde estaba yo y que no pueda jugar más”.

De hecho, esta lesión no ha logrado un gran impacto en la vida de Irvin. “Para nada”, continuó. “No he tenido más cirugías, así que agradezco a Dios por eso”.

Como bien lo indica Irvin, el caso de LVE es totalmente distinto, ya que debería estar totalmente bien para el arranque del campamento de entrenamiento. Todo esto tras someterse a una cirugía para reparar un disco abultado. Ambos vivirán el resto de sus vidas con un estrechamiento del canal espinal, uno que aumenta su sensibilidad nerviosa a cualquier hernia de disco.

Por supuesto, cada caso es distinto dependiendo del grado de estrechamiento, en la zona donde ocurrió dentro del canal y el espacio entre las vértebras que se encuentre lastimado.

El Linebacker abandonó el encuentro por la Semana 7 ante Philadelphia durante el segundo cuarto. El mismo jugador afirmó que se trataba de un pinchazo. Sin embargo, logró jugar ante Minnesota y Detroit, pero las molestias continuaron y se perdió los últimos cinco partidos de la temporada.

“Una de las cosas que me preocupaba, para ser honesto, es la psicología inversa de mi propia mente trabajando en mi contra”, dijo Irvin. “Incluso si yo fuera capaz de volver de alguna manera al campo de fútbol sabiendo la situación que estaba pasando con mi cuello y que otras personas lo supieran, estarían mirándome y diciendo: ‘Oh, Michael está algo preocupado por el cuello’. Eso es lo que me asusta. Espero que Vander Esch no tenga esos problemas o esas situaciones en las que se sienta que está bien, y que tenga que demostrar a todos que está saludable. De cualquier manera, tiene que tener mucho cuidado con eso”.

Igualmente, a Leighton le rediseñaron las hombreras en la última parte de la campaña para brindarle más protección. Si bien no fueron probadas en el campo de juego, serán utilizadas en el campamento de entrenamiento.

El riesgo de jugar con esta condición en un deporte tan físico como este no puede dejarse pasar por alto. Es por eso que el anterior entrenador en jefe de Dallas Jason Garrett se desdibujó de la situación en noviembre, afirmando que la lesión no iba a amenazar la carrera de LVE. Al contrario, de pasar por el quirófano nuevamente por una lesión similar, puede representar el fin de su travesía en la NFL.

Claro está, estos son casos hipotéticos, ya que todo indica que el jugador regresará en plena forma, bajo las órdenes del nuevo entrenador de los Cowboys Mike McCarthy. Así que tendremos que esperar por los resultados y las prácticas en julio.