Inicio Jugadores Micah Parsons buscará dominar este año jugando en múltiples posiciones

Micah Parsons buscará dominar este año jugando en múltiples posiciones

688
0

Sin lugar a dudas, una de las grandes sensaciones en los Cowboys en 2021 fue Micah Parsons. Su gran habilidad en la defensiva no solo hizo del novato un gran apoyador, sino un elemento de élite en la línea defensiva, logrando 13 capturas de Mariscal en su primer año en la NFL. Esto hizo que el muchacho se convirtiera en el novato defensivo del año, pero ahora que se encuentra en su segunda campaña como profesional, Micah irá por mucho más.

Uno de los detalles más interesantes con respecto a la actualidad de Parsons es que ha bajado de peso en una manera notable. En total, han sido casi cinco kilos gracias a que ha mejorado su dieta. Claro está, el defensivo afirmó que ha bajado mucho su consumo de comida chatarra todo con el fin de tener una mentalidad más seria para la temporada que está por comenzar. “Solo quise perder peso para jugar más ligero y no cansarme tanto”, comentó Micah. “Probablemente no lo hice a propósito, ya que solo arreglé mi dieta”.

Ahora bien, aparte del hecho de jugar no solo como apoyador sino también como ala defensiva, Parsons inclusive ha hecho labores de esquinero y sus coberturas han salido estupendas. Por lo tanto, en el cuerpo técnico quieren mantener ese enfoque y mantener la versatilidad del jugador en la defensiva. No solo relegarlo a labores por las bandas, ya que sienten que podrían perder buena parte del valor del jugador de tomar esa decisión.

“Creo que eso es lo que hace que su conjunto de habilidades sea tan único”, comentó el coordinador defensivo Dan Quinn a través de 105.3 The Fan. “Hay muchos jugadores que pueden estar por los bordes. Hemos visto excelentes jugadores, inclusive del tipo del Salón de la Fama que lo saben hacer muy bien por los bordes. Pero no hay muchos que se puedan mover y cubrir dos posiciones, ya que es algo que crea muchos problemas al momento de los emparejamientos”.

“La manera en que lo agregamos y tratamos de utilizarlo, creo que por su rapidez nos permite emparejarlo y tener a algunas personas detrás del balón con ese tipo de velocidad”, continuó Quinn. “Me encanta el papel que hace, tanto de interno como externo, para luego utilizar su velocidad. Estoy satisfecho con la forma en que lo estamos utilizando el día de hoy”.

Claro está, durante los últimos años en la liga, se ve con mejores ojos el tener alas defensivas de calidad. Ya que la posibilidad de buscar al Mariscal rival se ve mucho más viable gracias a la prioridad actual en el juego de pases. Pero para Dan Quinn, es mejor que mantenga la versatilidad ya que se podría utilizar a Parsons en todo tipo de situaciones. Algo en lo que el apoyador no siente ningún tipo de presión, en lo absoluto.

“No creo en la presión”, comentó Micah. “La presión no existe, ya que creo que es el aspecto en el que otras personas te observan. Y si dejas que eso te saque de tu juego, es probable que estés en la disciplina equivocada”.

Ciertamente, su enfoque en Oxnard se mantiene, mejorando sus habilidades cada día. En donde hay que destacar su trabajo de velocidad por las bandas, puliendo cada vez más su conocimiento del juego. Aunque tampoco se puede dejar de hablar de la facilidad que tiene para llegar a un Mariscal, esto es algo que ya se pudo notar en demasía el año pasado.

En definitiva, lo que queda es esperar por la versión de Parsons en su segundo año en la NFL. Ahora siendo más ligero y rápido, es totalmente seguro que será una pesadilla para las ofensivas enemigas en el calendario. Eso sí, es muy poco probable que Micah participe en los duelos de pretemporada en preparación para la semana 1 contra Tampa Bay. Sin embargo, si se verá en las prácticas en conjunto con los Broncos y los Chargers. Puede que en esas actividades se logre apreciar una pequeña muestra de lo que será capaz de hacer Micah Parsons este año.