Inicio Noticias McCarthy y Moore buscan unir sus estilos para hacer una ofensiva que...

McCarthy y Moore buscan unir sus estilos para hacer una ofensiva que perdure por muchos años

3723
1

Si hay algo que tuvo el visto bueno la pasada campaña para los Dallas Cowboys fue la ofensiva. De hecho, el equipo mantuvo gran nivel a pesar de no acceder a la postemporada. Esto fue consecuencia de malas decisiones de parte del cuerpo técnico y algunos otros errores que costaron algunos encuentros. Sin embargo, con la llegada de Mike McCarthy al equipo, solo se anticipan cosas buenas. Y como dato interesante, entre el cuerpo técnico se mantendrá el coordinador ofensivo Kellen Moore, quien realizó un gran trabajo en 2019 para el equipo de la estrella solitaria.

Ahora bien, esto no solo se trata de optimismo sino de trabajo duro. Algo que se va a buscar en el campamento de entrenamiento y en la pretemporada apenas las instalaciones se puedan utilizar. No obstante, es un muy buen indicio que muchos observadores externos tomen en cuenta el gran trabajo de los Cowboys durante la offseason. De acuerdo con Pro Football Focus, Dallas cuenta con una calificación de A+ junto a los Broncos de Denver. No solo por su manejo en al Draft, sino también en la agencia libre.

La adquisición de talento está recibiendo críticas muy positivas, pero no podemos olvidar que la llegada de Mike McCarthy como nuevo entrenador en jefe de Dallas es de suma importancia. Además, ha llegado con un nuevo cuerpo técnico, en donde solo ha mantenido a tres de la etapa de Jason Garrett. Incluyendo al coordinador ofensivo Kellen Moore.

Claro está, se busca evitar los errores defensivos del año pasado, y todos los inconvenientes que llegaron a tener los equipos especiales. Pero si se ve con muy buenos ojos estos dos últimos gracias al Draft y las adquisiciones en la agencia libre, las esperanzas en la ofensiva se ven mucho mayores.

Sin embargo, una de las cosas que debería mantener esta ofensiva es su personal de 11 jugadores. De hecho, es el que más utiliza la franquicia y deberían seguir en esa dirección.

Tras seleccionar a CeeDee Lamb en el Draft de 2020, no se ve con malos ojos tener al receptor en el campo junto a Amari Cooper y Michael Gallup. Los tres juntos en un encuentro representarían una gran amenaza para las defensivas rivales buscando a quien cubrir. Igualmente, se podría contar con el ala cerrada Blake Jarwin a tiempo completo, dándole más objetivos a Dak Prescott para generar su juego.

Con respecto a Jarwin, quizás una de sus debilidades es que no funciona como bloqueador del juego por tierra. Sin embargo, entre sus grandes habilidades, cuenta con gran capacidad de obtener muchas más yardas tras capturar un pase. Además, tiene gran creatividad y sabe eludir a las defensivas rivales en campo abierto.

Por lo tanto, McCarthy buscará maximizar sus habilidades y utilizarlo de manera apropiada, más como receptor que como bloqueador, cosa que Garrett no hacía. La organización cuenta con él, dándole al ala cerrada una extensión de tres años y 24 millones de dólares.

Los Cowboys también cuentan con el corredor Ezekiel Elliott, uno de los mejores de la liga. Por supuesto, lo van a utilizar, y buscarán abrir las defensas rivales con tres receptores abiertos en el campo. De esta manera, Elliott tendrá muchos más espacios para moverse por el juego por tierra.

Tampoco podemos olvidarnos de Tony Pollard, quien no deja de ser un gran corredor, pero también puede recibir balones inclusive en el fondo del campo. Se puede llegar a una situación de tener a ambos corredores en el encuentro y crear aún más peligro.

Otro aspecto a tratar es no depender del juego por tierra en primeras oportunidades. Es algo que se convirtió en una situación predecible, y solo balancearon los acarreos con el juego de pases en los últimos tres encuentros de la temporada regular. En donde Prescott tenía una lesión en su hombro y un buen QB de respaldo habría sido algo más inteligente. Esto es lo que espera la organización con la adquisición de Andy Dalton, un Mariscal de calidad que pueda dar resultados en caso que Dak no pueda estar al 100%.

Continuando con Prescott, hay que darle más oportunidades para realizar pases profundos. Existe la tendencia de creer que Dak no puede hacerlo bien, y la verdad es que no tuvo muchos momentos para hacerlo. Bajo McCarthy y Moore, existe la posibilidad que lo pongan mucho más a prueba para buscar mejores resultados.

Ciertamente, el juego por tierra representa parte de la identidad de Dallas. Pero para eso, hay que saber utilizar a Elliott de la manera correcta. Y aquí es donde el equipo necesita una línea ofensiva que pueda bloquear y darle suficientes espacios a Zeke para hacer su juego, mientras que el resto de la defensiva rival se encarga de cubrir a los tres receptores.

La línea ofensiva aún cuenta con Tyron Smith y Zack Martin, ambos parte del Pro Bowl. No obstante, el equipo también cuenta con La’el Collins y Connor Williams. Y a estos nombres les podemos añadir a Joe Looney, Connor McGovern y al novato de cuarta ronda del Draft 2020 Tyler Biadasz. Estos últimos se encargarán de cubrir el espacio que dejó Travis Frederick tras su retiro de la NFL.

Todos estos aspectos que se han tratado representan tópicos en los que trabajarán en conjunto tanto el entrenador McCarthy como el coordinador Moore. Claro está, hay que tener paciencia para ver esto en el campo de juego y saber cuando se reanudarán oficialmente las actividades de práctica.

1 COMENTARIO

  1. Un artículo objetivo que describe la situación del equipo con la llegada de un HC como el Sr. McCarthy.

    Felicidades.

Comments are closed.