Inicio Noticias Los problemas que tiene la defensiva de Philadelphia para este domingo

Los problemas que tiene la defensiva de Philadelphia para este domingo

2006
0

El encuentro de este domingo entre los Cowboys y los Eagles es vital para ambas franquicias. De Dallas ganar el encuentro, se quedará con la NFC Este independiente de su resultado en la última jornada ante los Redskins. Para los Eagles, la cosa está mucho más cuesta arriba, ya que están obligados a ganarle a los Cowboys y a los Giants en su último juego. Sin embargo, la defensiva de Philadelphia está en ruinas, y no podía ser en un peor momento para ellos.

En primer lugar, si Philadelphia quiere ganar el partido, tendrá que detener el juego por tierra de Dallas. Eso se ve muy difícil, en primer lugar por la gran calidad que están mostrando Zeke Elliott y Tony Pollard. Entre ambos corredores lograron ante los Rams 263 yardas, y da la impresión que los Cowboys han recuperado nuevamente su identidad corriendo el balón.

De hecho, están muy limitados en lo que se refieren a linebackers. En este momento, tan solo quedan cinco jugadores activos en esa posición. Se tratan de Nigel Bradham, T.J. Edwards, Nathan Gerry, Duke Riley y Alex Singleton. Si hay que analizar los nombres que están acá, únicamente Bradham es un linebacker natural. Edwards llegó prácticamente de la nada, Gerry es un profundo que convirtieron a LB, Riley se maneja mejor con los equipos especiales y Singleton es del escuadrón de práctica.

Por supuesto, las lesiones han hecho de las suyas para los Eagles esta temporada. El último nombre a añadir es el de Kamu Grugier-Hill, quien pasó de titular a la lista de reserva lesionada tras una molestia en la espalda. El linebacker adimitió que jugó con una concusión en la derrota que tuvieron ante los Dolphins en la Semana 13. Y tan solo participó en cinco snaps el pasado fin de semana ante Washington.

“Tras el partido del domingo en Washington, Kamu Grugier-Hill reportó molestias a los médicos del equipo. El lunes por la tarde, una resonancia magnética confirmó una hernia de disco lumbar inferior. Después de consultar con el cirujano de columna vertebral en el equipo, se tomó la decisión de proceder con la cirugía”

Por otro lado, está la situación del esquinero Ronald Darby, quien se encuentra en prácticas limitadas con una molestia en el flexor de la cadera. Así que si entra al campo, no estará al 100%. Además, el ala defensiva Derek Barnett se ha perdido dos juegos consecutivos por molestias en el tobillo. En el caso de Derek, no participó en la práctica del jueves.

Igualmente, hay que hablar de los problemas en general, no solamente de las lesiones y las posibles bajas que tendrán los Eagles este domingo. Hay que comenzar con la defensa por tierra, ya que con estos últimos ocho juegos están en el puesto 22 de la liga. Actualmente están permitiendo 4,5 yardas por acarreo, y van a lidiar con uno de los mejores equipos por tierra este fin de semana. Tampoco saben reaccionar ante jugadas de play action o improvisadas, como se puede ver en este ejemplo de la ofensiva de los Redskins en su último encuentro.

El mismo caso sucede con las intercepciones. Durante la primera mitad de la campaña lograron ocho en total, para luego añadir tan solo dos más en los últimos siete juegos. Aparte de esto, se encuentran en el puesto 12 en capturas de Mariscal, que no se ve nada mal desde el punto de vista estadístico. No obstante, tienen una presión de pase sumamente inconsistente. La semana pasada, no lograron ninguna captura ante Dwayne Haskins, el QB de los Washington Redskins.

Dallas también puede aprovecharse del hecho que permiten muchas anotaciones durante la primera mitad de sus partidos. La defensiva de Philadelphia es la número 26 en la liga permitiendo puntos en los dos primeros cuartos de un encuentro. Cosa que cambia radicalmente durante el complemento, pero es algo que los Cowboys pueden utilizar para asegurar amplia distancia en el marcador antes del entretiempo.

En conclusión, el gran problema de la defensiva de Philadelphia es su propio personal. Uno de los grandes conflictos que tiene esta franquicia es que no tienen muy buenos jugadores en este apartado. Solo han tenido un Pro Bowl defensivo en 14 drafts, y es Fletcher Cox. Es prácticamente imposible tener una gran defensiva si no hay jugadores de calidad en el roster.

Ahora bien, independientemente de esto los Cowboys tienen que salir a jugar y ganar este encuentro. Es imperativo para ir a la postemporada y quedarse con la NFC Este. Hay que aprovechar al máximo la mala situación que tienen los Eagles y buscar el resultado.