Inicio Noticias Los posibles reemplazantes de Byron Jones en caso de que este salga...

Los posibles reemplazantes de Byron Jones en caso de que este salga en la próxima agencia libre

2118
0

En la extensa lista de jugadores próximos a convertirse en agentes libres de los Cowboys, Byron Jones no es precisamente una prioridad para el club; no solo por competir con nombres como el de Dak Prescott y Amari Cooper, sino por lo hecho en el campo.

Indudablemente, Byron Jones es un jugador de altísima calidad, de hecho, de llegar a ser agente libre Jones ha sido catalogado por Pro Football Focus como el esquinero #1 en toda la agencia libre; adjudicándole así un precio en el mercado bastante elevado.

Sin embargo, este es un precio que los Cowboys muy probablemente no estén dispuestos a pagar debido a un factor en específico: la carencia de Jones al momento de crear recuperaciones de balón.

Debiendo pagarle una gran suma de dinero a Prescott y a Cooper quienes han sido catalogados como la prioridad del equipo, existe una gran posibilidad de que Jones pruebe la agencia libre esta pretemporada; por ende, a continuación indagaremos sobre los posibles reemplazantes de Jones tanto vía intercambio, mediante la agencia libre o el draft 2020.

Darius Slay

El esquinero de los Leones de Detroit podría llegar a Dallas vía intercambio, pero esta no sería ni remotamente una negociación fácil.

El equipo de Detroit afirmó que ha estado “en contacto” con múltiples organizaciones de la liga para discutir el futuro del veterano esquinero, y que aparte de recibir una retribución proporcional al valor de Slay, el equipo interesado debe hacerse cargo de llegar a un nuevo acuerdo con el jugador.

Slay ha sido seleccionado para tres Pro Bowls consecutivos, además de haber sido seleccionado para el primer equipo All-Pro en 2017 luego de liderar la NFL con ocho intercepciones y 26 pases defendidos.

Sin duda Slay sería una opción interesante para los Cowboys, pero teniendo en cuenta su posible alto valor en el mercado, puede que sea la menos probable.

Jason Verrett

Verrett fue selección de primera ronda para los entonces San Diego Chargers en el draft del 2014, aunque muy seguramente la mayoría nunca haya escuchado su nombre, y esto debido en gran parte al mayor problema que este presenta: las lesiones.

Verrett ha sufrido un esguince en el tendón de la corva, una lesión de hombro, una lesión de pie, un desgarro del músculo de la ingle, otro esguince en el tendón de la corva, un desgarro de ligamento cruzado anterior, un desgarro de rodilla, un desgarro del labrum del hombro y un desgarro del tendón de Aquiles; todo esto en un lapso de seis años.

Por esta razón, Verrett tan solo ha podido disputar 25 partidos oficiales desde que llegara a la liga en el 2014, sin poder jugar los 16 encuentros de la temporada en ninguna de ellas.

Sin embargo, la calidad de Verrett, quien fue firmado por los 49ers en el 2019 pero no pudo jugar un solo encuentro debido a una lesión en el tobillo, no se pone duda.

Debido a su historial de lesiones, traer a Verrett representaría un gran riesgo, para a la vez debido a ellas su precio en la agencia libre sería sumamente accesible.

De mantenerse sano, Verrett podría ser sin duda alguna esquinero titular en Dallas, o en cualquier otro equipo de la liga.

Trevon Diggs

Con el “scouting combine” a la vuelta de la esquina, los equipos se están preparando para hacerle seguimiento a los más grandes prospectos del próximo draft 2020, y uno de ellos es el equinero de la Universidad de Alabama, Trevon Diggs.

Trevon Diggs, el hermano menor del receptor abierto de los Vikings, Stefon Diggs, es uno de los esquineros con más proyección para el próximo draft, y los Cowboys podrían utilizar una selección de ronda elevada para hacerse con sus servicios.

En su último año en Alabama, Diggs registró 3 intercepciones, además de un pick-six (intercepción devuelta para touchdown) y 11 pases defendidos.

Al ser anteriormente un receptor abierto, Diggs posee un mayor entendimiento del recorrido de rutas a diferencia del resto de esquineros, lo cual a nivel profesional es de suma importancia para evitar ser penalizado por interferencia.