Inicio Noticias Los fanáticos de Dallas podrían llenar la mitad del Superdome

Los fanáticos de Dallas podrían llenar la mitad del Superdome

281
0

El partido del domingo en la noche entre los Saints y los Cowboys está dando mucho de que hablar. Por supuesto, en esta oportunidad hay datos muy interesantes acerca de la venta de boletos. Quizás a algunos los tome por sorpresa, pero a otros no tanto.

De hecho, ya se sabe que el evento está agotado para el domingo en la noche. Sin embargo, algunos boletos se encuentran en la red a modo de reventa. El precio promedio ha ido bajando, de 471 dólares a 375. Pero el costo estándar no ha bajado de 173 dólares. Lo cual en algunos casos es una cantidad considerable, pero valen la pena debido a la gran magnitud de este encuentro.

Todos estos datos los está manejando la empresa VividSeats, quienes están dando detalles de los posibles pronósticos de asistencia en el partido. Ellos estiman que al menos casi el 50% del Superdome se llenará de fanáticos de Dallas. “Hay fanáticos de los Cowboys en todas partes, y viajan” afirma Stephen Spiewak, quien es el gerente de marketing y contenido digital en VividSeats.

Datos que están manejando otras fuentes también afirman que la reventa de entradas a este punto son más de quince mil. Esto sugiere un número significativo de personas que pueden adquirir entradas fuera del área de Louisiana.

Por otro lado, se sabe que este es el juego más costoso para los Saints esta temporada en condición de local. A pesar que su QB estrella Drew Brees no podrá estar en el campo por una lesión. Solo que en esta oportunidad, es probable que esté detrás de la línea dando indicaciones a la ofensiva con un equipo de comunicación. Esto fue lo que afirmó durante la semana el entrenador en jefe de los Saints, Sean Payton.

Así que es muy probable que el público local de los Saints tenga una posible respuesta a su “Who Dat”. Quizás pueda ser el “We Dat” que DeMarcus Lawrence soltó en una declaraciones a la prensa. El público de los Cowboys se hará presente en el Mercedes-Benz Superdome, apoyando a su equipo a conseguir ese invicto de 4-0.