Inicio Noticias Los Eagles pierden a uno de sus pilares en la línea ofensiva...

Los Eagles pierden a uno de sus pilares en la línea ofensiva y se les complica la NFC Este

1194
0

La NFC Este se ha caracterizado estos últimos años por ser un monopolio de dos equipos. Se trata de los Dallas Cowboys y los Philadelphia Eagles. Ahora bien, el rival del equipo de la estrella solitaria se encuentra en una situación comprometida en este momento. Ya que han perdido por toda la temporada a su tackleador ofensivo izquierdo Andre Dillard.

La noticia se supo el día jueves, ya que el jugador sufrió una lesión en su bíceps. Puede sonar como algo rutinario, pero resulta que la lesión va a requerir cirugía y Dillard se perderá todo el resto de la temporada. Ya con esto, es otro jugador de los Eagles que se pierde la temporada 2020. Como el caso a mediados de junio del base Brandon Brooks, quien sufrió una rotura en su tendón de Aquiles que también lo ha dejado por fuera hasta el 2021.

En el caso de Brooks, estamos hablando de un jugador que fue campeón de la edición del Super Bowl LII y que ha formado parte del Pro Bowl por tres años consecutivos, de 2017 a 2019. En su trabajo de protección al QB, tan solo permitió dos capturas el año pasado. Y si hablamos de Dillard, se trata de la selección número 22 del Draft de 2019 y ya estaba proyectado como OT izquierdo de calidad. De acuerdo con lo que demostró en la pasada campaña, reemplazando al veterano Jason Peters.

Ciertamente, las lesiones han mermado a parte de los titulares de la línea ofensiva de los Eagles. Esto ha sido un golpe devastador para el rival de los Cowboys. Ya que sin una línea ofensiva decente, no podrán proteger como deberían a su Mariscal de campo Carson Wentz. Quien entra en su quinto año con la franquicia pero tiene gran tendencia a lesionarse. Un mal golpe de cualquiera de sus rivales en el calendario y existen grandes posibilidades que lo tenga que suplir el novato Jalen Hurts. De cualquier manera, el mismo Hurts tampoco se encuentra a salvo en esta situación.

De acuerdo con Jeff McLane, reportero de los Eagles para The Philadelphia Inquirer, había un plan de una línea ofensiva para este equipo durante la offseason. Ahora sin estos dos elementos, toca recurrir a Matt Pryor, una selección de sexta ronda en el Draft de 2018. Así como el ya mencionado Jason Peters, un veterano de 38 años que forma parte de los Eagles desde el año 2009. Afortunadamente para ellos, este último firmó por un año más tras la lesión de Brooks, de lo contrario las consecuencias de la lesión de Dillard serían mayores.

Por lo tanto, Pryor vendría a reemplazar a Brooks como base derecho y el mismo Peters tendría que jugar en su antigua posición, la misma en la que Dillard lo reemplazó. Queda muy claro que el problema de profundidad de los Eagles es grave.

Si bien es cierto que los Eagles pasaron a la postemporada con un récord de 9-7 en 2019, aún tenían muchas zonas que arreglar en su roster. Asimismo, la línea ofensiva se veía como esos grupos en las posiciones que se encontraban bien. Ahora con este cambio brusco, depender por ejemplo de Peters es una situación incómoda. El jugador ya cuenta con 38 años, y es propenso a lesionarse. Mover al jugador a OT izquierdo quizás no sea la mejor solución para suplir a Dillard en este momento, pero es el único recambio de garantías que tienen los Eagles.

Desde cualquier punto de vista, esto es sumamente beneficioso para los Cowboys. Su rival en la división tiene serios problemas en su roster y esto es algo que el equipo de la estrella solitaria puede aprovechar muy bien. Con elementos como Aldon Smith o DeMarcus Lawrence, bien podrían quebrar una línea ofensiva rival que se ve muy maltratada sin ningún problema. Ahora todo lo que tiene que hacer Dallas es optar por ese puesto en la postemporada de manera tranquila y buscar el título del Super Bowl. Tomando en cuenta que sus rivales directos la tienen muy cuesta arriba para poder obtenerlo.