Inicio Noticias Los desafíos que tendrá que superar Mike McCarthy en esta atípica preparación

Los desafíos que tendrá que superar Mike McCarthy en esta atípica preparación

2210
1

La salida de Jason Garrett fue una muy buena noticia para los Cowboys. Posteriormente se unió Mike McCarthy como nuevo head coach en otro evento favorable para la franquicia. Las expectativas puestas en que un HC campeón del Super Bowl pueda hacer que un equipo con mucho talento rinda de la manera que realmente debe son muy altas.

Sin embargo, la primera temporada de McCarthy al frente de Dallas podría llegar a ser más complicada de lo que se creía. Al menos la preparación para la misma definitivamente lo será. Por todas las consecuencias que está produciendo la expansión del Coronavirus, el próximo campamento de entrenamiento no tendrá nada que ver con lo normal en la NFL.

El gran desafío que deberá afrontar es el de superar la falta de tiempo a la que estará sometido. Teniendo en cuenta que hubo un cambio de entrenador en jefe, los Cowboys podían iniciar sus entrenamientos una semana antes que el resto. Adicionalmente, al ser parte del tradicional Pro Football Hall of Fame Game el 6 de agosto iba a tener más días de ventaja sobre las otras franquicias. Pero eso no podrá ser.

Con el juego ante los Steelers en Canton, Ohio, oficialmente suspendido ese beneficio no podrá ser utilizado. A su vez, hace algunos días se estableció que todos los equipos comenzarán sus trabajos el 28 de julio.

En este entorno tan complicado no existió entonces la posibilidad de llevar a cabo los rookie minicamps, que son fundamentales para ir explicándoles algunas cuestiones básicas a los novatos. Los OTAs tampoco pudieron ser realizados, al menos de manera presencial. Esa instancia tan valiosa para empezar a ensamblar los sistemas deseados también fue perdida.

Si hay otro gran desafío a resolver es indudablemente el del armado final del roster. Definir las últimas vacantes disponibles y el equipo de prácticas depende mucho del campamento de entrenamiento. Sin embargo, los integrantes del staff esta vez no podrán recolectar tanta información de allí y deberán confiar aún más en sus instintos.

Una gran desventaja referida a esta cuestión es la reducción de los juegos de pretemporada. La cifra de cuatro fue oficialmente bajada a dos por parte de la liga siendo un mayor tiempo de acondicionamiento físico de los jugadores el motivo principal. Incluso, la NFLPA busca que directamente no haya ninguno para evitar riesgos considerados innecesarios.

Esto implicaría un inconveniente mucho mayor porque eliminaría toda posibilidad de una prueba real para ver qué puede hacer cada uno dentro del terreno de juego. La decisión final sobre quién entra en el roster sería entonces bastante más compleja. También podría llevar a que los nuevos pierdan esa competencia con aquellos que ya están establecidos en el equipo.

El área donde quizás se vean más perjudicados los Cowboys es lógicamente en el sector defensivo. Esta unidad esperaba tener una renovación a partir de la contratación de Mike Nolan como coordinador defensivo. Sin embargo, quizás deberán evitarse cambios drásticos teniendo en cuenta que el tiempo de ensamble será mucho menor al normal.

También habrá que seguir la situación de Dak Prescott. Las modificaciones que quería implementar McCarthy en la ofensiva tendrán obviamente al quarterback como el punto central. Pero ante la imposibilidad de trabajar mucho en el campo con él, eso podría demorar. Aquí es donde debería considerarse un gran acierto conservar a Kellen Moore como coordinador.

McCarthy tendrá mucho por corregir para lograr que Dallas vuelva a ser un contendiente serio para ganar el Super Bowl. Esta temporada presentará además un escenario novedoso que hará las cosas más difíciles. Sin embargo, es allí donde la experiencia de un head coach campeón resultará todavía más valiosa. Por eso es que los Cowboys deben mantenerse confiados.

1 COMENTARIO

Comments are closed.