Inicio Jugadores Los cuatro jugadores vaqueros que los Cowboys podrían moldear en futuras estrellas

Los cuatro jugadores vaqueros que los Cowboys podrían moldear en futuras estrellas

5223
0

No todos los talentos jóvenes que añade un equipo de la NFL a su plantilla están listos para tener un impacto inmediato, si ciertamente hay excepciones a esta premisa con varios jugadores que han brillado en la liga a corta edad, esto es algo sumamente raro.

Cuando un equipo encuentra un jugador joven y talentoso, no invierte en ese jugador joven y talentoso de hoy, sino en lo que ese jugador puede llegar a ser mañana; y como la mayoría de las inversiones en cualquier negocio, estas toman algo de tiempo para empezar a dar frutos.

De casos así podríamos dar cientos y cientos de ejemplos que han ocurrido a lo largo de la historia de la NFL, sin embargo, lo reduciremos a uno el cual muchos de los fanáticos vaqueros aún tienen fresco en su memoria: el caso de Tony Romo.

Producto de la Universidad de Illinois del Este, Romo es el mayor y más reciente ejemplo de una inversión a largo plazo por parte de los Cowboys.

A pesar de no haber sido seleccionado en el draft del 2003, los Cowboys vieron algo en él y decidieron añadirlo a su plantilla. Y aún cuando este pasó sus primeros tres años oculto en la mediocridad (solo participaba en pretemporada y donde nunca llegó a destacar), el equipo siguió apostando por él, hasta el punto de moldearlo en la estrella que se convirtió posteriormente.

No fue sino hasta su cuarto año con los Cowboys que Romo empezó a pagar dividendos. Tuvo una excelente pretemporada 2006 que lo llevó a ser titular en 10 de los 16 partidos de esa temporada regular, donde acumuló 2.903 yardas, 19 pases para TD’s y fue seleccionado al Pro Bowl.

Luego todos sabemos lo que Romo logró con el equipo.

Y aunque estadísticamente parece poco probable que los Cowboys vuelvan a contar con otro “Tony Romo” próximamente, estos tienen una gran posibilidad de hacerlo, no solo con uno, sino hasta con cuatro jugadores. Ellos son:

 

Ben DiNucci, QB

Afirmar que DiNucci será el próximo Romo sería un poco soñador, aunque es innegable que se puede apreciar un poco de Romo en su estilo de juego.

DiNucci se puso sobre los hombros el peso de una Universidad no muy conocida por su aporte de jugadores a la NFL. Durante toda su carrera en la JMU, DiNucci cumuló 3.441 yardas aéreas, 29 TD’s, solamente seis intercepciones, y lideró la FCS con un porcentaje de pases completos de 70.9% durante su último año.

A pesar de la gran calidad con la que cuenta DiNucci actualmente, con Prescott coqueteando por un nuevo contrato a largo plazo, es posible que DiNucci inclusive nunca se convierta en el QB titular de Dallas, pero eso no quiere decir que el club no lo pueda convertir en una estrella.

Los Cowboys podrían tomar como base su habilidad para correr y precisión en los pases cortos para crear un QB top, que bien pudiese convertirse en el QB2 del equipo en cualquier momento, o simplemente ser un “activo” para intercambiar con otro club.

Bien sea que este comience su carrera en el róster de 53 hombres o en el equipo de práctica, DiNucci es sin duda un proyecto a largo plazo por parte de los Cowboys quien podría generarle grandes ganancias al equipo.

 

Ron’Dell Carter, DE

Una de las joyas escondidas que encontraron los Cowboys en el mercado de UDFA’s.

Ex compañero de DiNucci en la Universidad James Madison, Carter tiene potencial para ser una pieza del primer equipo en el futuro. Le falta desarrollo en ciertos aspectos de su juego (en parte, gran razón por la que no fuese seleccionado en el draft ni invitado al NFL Scouting Combine), aunque es allí donde entra en función McCarthy y el resto de entrenadores.

Carter es un buen partido para los Cowboys; se destaca en una posición en la que el equipo aún podría necesitar algo de ayuda y tuvo una gran producción a nivel universitario (en su último año logró 12 capturas de mariscales y unas impresionante 27 tacleadas para pérdida de yardas).

Con su 1.91 metros de altura y 120kg de peso, no es difícil imaginarse a Carter haciéndose un lugar en la lista final de Dallas, especialmente si puede ayudar en los equipos especiales al principio de su carrera.

 

Azur Kamara, DE/OLB

Otro jugador parte de la fantástica camada de UDFA’s por parte de los Cowboys, Kamara es uno de los nombres que más resalta de esa lista de 15 nombres.

El nativo de Costa de Marfil tiene el talento, pero todavía no alcanza un gran nivel de producción y eso se puede ver simplemente apreciando sus estadísticas a nivel universitario: tan solo cinco capturas y 10 tacleadas para pérdida de yardas durante sus dos últimos años en la Universidad de Kansas.

Sin embargo, con su 1.91 metros de altura y 111kg Kamara destaca por sus habilidades atléticas, pues podemos ver que en el combine dejó un impresionante 4.59 segundos en el sprint de 40 yardas y un destacable 10’1” en el salto de longitud.

Kamara tiene un poder natural en sus manos y una capacidad para correr impresionante. Los jugadores con la altura, velocidad y el motor de Kamara no pasan todos los días por la NFL, por lo que vale la pena apostar por él y desarrollarlo a largo plazo, y eso es justo lo que los Cowboys piensan hacer con Kamara.

 

Chris Westry, CB

Los Cowboys han dejado claro que bajo esta nueva etapa del equipo, su intención es traer a defensivos de gran tamaño, velocidad y hábiles en el press-man coverage, exactamente el tipo de jugador que es Chris Westry.

1.94 metros y 90kg son las medidad de Westry, quien dejó marca de 4.36 segundos en el sprint de 40 yardas, que aunque no fuese suficiente para que un equipo lo reclutara en el draft, si lo fue para que los Cowboys se interesaran en él y le pusieran un contrato sobre la mesa.

Dada la profundidad que Dallas ha adquirido en la posición de esquinero esta temporada, parece poco probable que Westry compita por un lugar en la lista de 53 hombres este año, así que, al igual que los tres jugadores previamente mencionados, el equipo de práctica parece ser el destino más realista.

No obstante, Westry, quien necesita múltiples mejoras en su técnica de presión y trabajo con los pies, puede progresivamente ir destacando en el equipo de práctica, haciéndose lugar en los equipos especiales, y posteriormente con la titularidad en el equipo si este llegase a alcanzar todo su potencial, más teniendo en cuenta que Chidobe Awuzie, Daryl Worley y Maurice Candy se encuentran en el último año de sus respectivos contratos.

Cabe destacar que Westry es un jugador que ya estuvo el año pasado con los Cowboys pero que no alcanzó a entrar al róster de 53 hombres.