Inicio Noticias Los Cowboys tendrán que explotar las debilidades de los 49ers

Los Cowboys tendrán que explotar las debilidades de los 49ers

700
0

Este domingo por la tarde, comienza la travesía en postemporada para los Dallas Cowboys. Tras tres años de ausencia, es una gran noticia ver al equipo de la estrella solitaria entre los mejores equipos de la NFL. Ahora bien, el primer duelo en la ronda de comodines será en el AT&T Stadium ante los San Francisco 49ers. Un equipo de la NFC Oeste que tiene puntos a su favor muy interesantes. Pero que a su vez, cuentan con una gran cantidad de debilidades que los Vaqueros tienen que saber explotar.

La primera tiene que ver con sus esquineros. Si bien es cierto que la jugada que les daría la victoria la semana pasada ante los Rams sería de un cornerback (específicamente el novato Ambry Thomas) tampoco es que sea la posición más segura de los rivales en lo que respecta a defensiva.

De hecho, se podría asumir que la acción de Thomas fue un golpe de suerte gracias a un mal pase de Matthew Stafford. El esquinero en su primer año apenas logró su primera intercepción como profesional. Y si bien esto lo puede motivar a jugar mejor en la postemporada, acá las condiciones son distintas.

Otro gran problema en la posición para los 49ers tiene que ver con el veterano Josh Norman. Durante esta campaña ha permitido más del 60% de sus objetivos y no hizo acto de presencia ante los Texans ni los Rams. Por lo que no se espera que realmente tenga muchos snaps contra los Cowboys.

En consecuencia, los jugadores que San Francisco podría utilizar en la posición serían el ya mencionado Thomas, Emmanuel Moseley y K’Waun Williams. Hablando de Moseley, apenas lo activaron para la última semana de la temporada regular tras estar de baja desde la semana 13. Y en el caso de Williams, no estuvo ante los Rams y se podría decir que es el elemento que tiene mayor constancia y producción en un grupo que no se ve nada bien.

Así que con los problemas en coberturas con los que cuenta San Francisco, la ofensiva vaquera puede ganar yardas a lo grande con el juego de pases. Los backs defensivos no son precisamente los de mayor confianza en el equipo californiano. Así que en donde la línea defensiva rival no pueda realmente presionar a Dak Prescott, la línea secundaria de San Francisco quedará totalmente expuesta.

Así que en duelos de uno contra uno, la ofensiva vaquera puede ganar muchas yardas contra los backs defensivos de los 49ers. Tomando en cuenta que los de California han permitido 54 pases de más de 20 yardas o más, Dallas podría optar por realizar pases profundos y ganar yardas mucho más rápido.

Volviendo con la línea defensiva rival, hay que proteger a Prescott a toda costa. En este caso, hay varias opciones que podrían implementar los Cowboys. La mejor de ellas sería implementar jugadas de play action, las cuales puedan limitar el pass rushing y darle tiempo de sobra a Prescott de hacer las jugadas. Después de todo, San Francisco es quinto en toda la liga en capturas de Mariscal. Es un dato a tomar en cuenta a pesar de las falencias que tienen en la línea secundaria.

Otra opción de interés va a depender totalmente del manejo del personal que pueda hacer Kellen Moore en la ofensiva. En este caso, podría ser en algunas oportunidades de 12 con un corredor y dos alas cerradas. O en su defecto, una línea ofensiva de seis elementos. Tal como ya se ha visto con la adición de Connor McGovern en labores de fullback.

En el aspecto ofensivo de San Francisco, hay que hablar sin lugar a dudas del lado derecho de su línea ofensiva. Por un lado, tenemos al guardia Daniel Brunskill, quien extrañamente es muy bueno ante la línea defensiva de los Rams. Pero en lo que respecta a otras organizaciones, es sumamente inconsistente. También tenemos el caso del tackle ofensivo Tom Compton, siendo un poco más permisivo que Brunskill con muchos de sus rivales.

Ciertamente la van a pasar muy mal en donde logren alinear a Micah Parsons en esa área. Con sus 13 capturas en temporada regular, han sido muy pocos los linieros ofensivos que han podido detener al novato en este gran año. Y tan solo estamos nombrando a Parsons, pero no hay que dejar por fuera a Neville Gallimore, DeMarcus Lawrence y Randy Gregory.

Por último pero no menos importante, tenemos la situación del Mariscal rival Jimmy Garoppolo. Quien a pesar que ha contado con molestias en el pulgar derecho, el entrenador en jefe de los 49ers Kyle Shanahan tiene plena confianza en el QB veterano para verse las caras con los Cowboys. Al menos es la decisión que se conoce, ya que se ve muy complicado que el head coach mande a semejante situación al novato de primera ronda Trey Lance.

El gran detalle con Garoppolo son sus 12 intercepciones en los 15 encuentros que ha participado esta temporada. De los cuales algunos de sus lanzamientos no se pueden ni siquiera creer. Eso no se ve para nada bien ante una defensiva con las recuperaciones e intercepciones como la de los Cowboys. Y si a esto le añadimos lo que comentamos sobre la línea defensiva vaquera y el pass rushing, Jimmy la puede pasar muy mal en territorio enemigo.

Por lo tanto, y es otro detalle en el que Dallas tendrá que hacer arreglos, es que San Francisco va a optar por el juego por tierra. Claramente podría funcionar para controlar el reloj y mantener a Dak y a la ofensiva lejos del campo. Si esto lo llega a dominar San Francisco sin problemas, esa es una situación en que la carrera de postemporada de los Cowboys podría peligrar.

Estaremos a la expectativa con lo que suceda en el AT&T Stadium el domingo. Sin embargo, se ve como un duelo parejo en donde cada equipo evaluará las debilidades del otro. Afortunadamente para Dallas, los 49ers han sido algo inconsistentes en la campaña regular, así que es algo que tendrán que aprovechar. Los Cowboys deben ganar si quieren salir de la ronda de comodines ilesos y seguir avanzando en su camino al Super Bowl.