Inicio Noticias Los Cowboys tendrán que aplicar la filosofía del “next man up” en...

Los Cowboys tendrán que aplicar la filosofía del “next man up” en lo que respecta a sus alas defensivas

7232
0

Durante las prácticas en la jornada del miércoles de los Cowboys, DeMarcus Lawrence salió con molestias en su pie. Tras revelar mayor información, tuvo una fractura y será baja por un estimado de seis a ocho semanas. Como mínimo, D-Law quizás podría estar disponible para la semana 9. Esto quiere decir, para el duelo ante los Broncos en el AT&T Stadium el próximo siete de noviembre.

Sin embargo, el gran problema con el que cuentan los Cowboys en este momento es que no solo cuentan con la baja de DeMarcus Lawrence, quien es el ala defensiva izquierda. También Randy Gregory, ala defensiva derecha, se encuentra esperando que pueda solventar su situación con el Covid-19. Si no logra tener dos pruebas negativas a 24 horas que comience el encuentro, el jugador no podrá saltar al SoFi Stadium el domingo por la tarde.

Ahora bien, entre varias opciones que hay, ya sea hablar con alguna franquicia por un canje o buscar en la agencia libre, tenemos la filosofía del “next man up”. En español se podría traducir como “el siguiente”, pero en el fútbol americano, va mucho más allá de eso.

En las disciplinas deportivas, tiene que ver con que un jugador de respaldo puede tomar el lugar de otro sin ningún tipo de problemas. Cuando sucede una situación de este calibre, usualmente el equipo no se rige tan solo por las estrellas. Se busca es el esfuerzo en conjunto para lograr el éxito. Claro está, también se puede fracasar, pero que en este caso, también sea por una situación en conjunto.

Por lo tanto, cada jugador es importante, desde el Mariscal titular estrella hasta el último elemento del grupo que se encuentre en la banca. Es una manera de tener un vestuario sólido en donde cualquier elemento de respaldo pueda dar la cara igual o mejor que los elementos titulares.

En lo que respecta a cubrir las ausencias de DeMarcus Lawrence y Randy Gregory, hay unos cuantos elementos que podrían funcionar en la línea defensiva contra los Chargers el próximo 19 de septiembre.

¿Cuáles son los jugadores que podrían cubrir las ausencias de Lawrence y Gregory?

Si bien es cierto que este es un duro golpe para el vestuario, sobre todo porque la línea ofensiva de los Chargers es una pesadilla, esto no quiere decir que sea una situación para tirar la toalla. Por lo tanto, los Cowboys acá tendrán que optar por el concepto de “Next man up” y mirar los elementos de respaldo que tienen a su disposición.

Por el lado izquierdo, el roster cuenta con Tarell Basham, Bradlee Anae y Azur Kamara. Ciertamente, ninguno de los tres quizás convenza del todo gracias al poco tiempo que han tenido de trabajo. Tan solo Basham estuvo en algunos snaps defensivos ante Tampa Bay, logrando dos tacleadas combinadas. En lo que respecta a Anae y Kamara, tampoco hay que dejar por fuera que vieron mucha acción en la pretemporada. Por lo que puede ser una gran oportunidad ver si se pueden desempeñar de manera positiva ante los Chargers.

Asimismo, tenemos la situación del lado derecho. Con Dorance Armstrong y el novato de tercera ronda Chauncey Golston. En el caso del primero, bien puede jugar por la derecha como por la izquierda, así que tampoco se puede descartar como un posible reemplazo de Lawrence.

De hecho, dejó gratas impresiones en el campamento de entrenamiento neutralizando unas cuantas veces al tackle ofensivo derecho La’el Collins. Además que se encuentra en año de contrato e igualmente John Fassel lo tiene en alta estima en los equipos especiales.

Igualmente, tampoco hay que dejar por fuera al gran enigma que representa Chauncey Golston. Sin lugar a dudas, esta podría ser su gran oportunidad de brillar de una vez por todas. Por el lado derecho, no solo hablamos de un elemento que puede presionar por las bandas, sino alguien que puede trabajar en la defensa del juego por tierra rival inclusive como interno.

El único detalle referente al novato es que se perdió casi todo el campamento de entrenamiento por molestias en los tendones. De hecho, lo colocaron en la lista PUP el 25 de julio y volvió a salir de ella el primero de septiembre. Por lo que hay una gran incógnita de lo que pueda ofrecer si finalmente termina saliendo en lugar de Gregory ante el equipo de Los Angeles.

Sin embargo, su gran carta de presentación son sus números en la Universidad de Iowa. Terminando en cuatro años con 129 tacleadas combinadas, 12 capturas de Mariscal, tres intercepciones y un fumble. Hay que entender que lo que se haga a nivel universitario nunca se va a poder comparar con lo que se haga a nivel profesional. Pero si Golston acepta el reto, es casi seguro que lo hará de manera estupenda si tiene que salir al campo de juego.

De manera desafortunada, la lesión de D-Law y la posible ausencia de Gregory no deja de representar un golpe duro para el vestuario vaquero. Pero como se puede ver, la organización tiene elementos de rigor que pueden dejar una excelente presentación si tan solo les dan la oportunidad. En especial Golston, que no deja de ser un novato que pueda dar la cara por la franquicia. Tal como lo hicieron Micah Parsons y Osa Odighizuwa ante Tampa Bay el pasado jueves.