Inicio NFL Draft Los Cowboys parecen haber encontrado su “granja de jugadores” favorita en Boise...

Los Cowboys parecen haber encontrado su “granja de jugadores” favorita en Boise State (Parte 1 de 2)

8518
0

Desde el comienzo del nuevo siglo hasta la actualidad, los Broncos de Boise State se han convertido en potencia del fútbol americano a nivel universitario y eso es algo innegable.

A pesar de que su más reciente temporada terminase con una derrota en el Tazón de Las Vegas ante la Universidad de Washington, Boise State ha culminado en el top 25 entre todas las universidades en 13 ocasiones desde el año 2002 hasta el presente.

En adición, desde entonces también cuentan con una marca positiva en tazones de 10-7, y la quinta racha activa más larga en cuanto a apariciones en Tazones consecutivas con 18.

Gracias al gran éxito de la Universidad de Boise State en estos últimos años, sus jugadores han tenido un impacto notorio en la NFL.

Desde el 2002 a la actualidad han contado con 33 jugadores seleccionados en el draft, cifra que marca un gran contraste entre el presente y el pasado de este equipo universitario, teniendo en cuenta que en sus 32 años anteriores de historia tan solo contaban con 31 jugadores seleccionados.

Y sí, como se habrán dado cuenta por el título del artículo, los Cowboys son el equipo profesional que más ha sacado provecho del programa de Boise State.

De los 64 jugadores de Boise State que han sido seleccionados en drafts a lo largo de su historia, los Cowboys son el equipo que han reclutado a la mayor cantidad de jugadores con siete; le siguen los Denver Broncos y Seattle Seahawks con cinco cada uno, y los Detroit Lions con cuatro.

De esos siete jugadores, cuatro de ellos se encuentran actualmente en la plantilla: DE DeMarcus Lawrence, LB Leighton Vander Esch, DL Tyrone Crawford y WR Cedrick Wilson; siendo los otros tres el DB Orlando Scandrick, el RB John Smith y el DB Roland Woolsey, seleccionados en los drafts del 2008, 1976 y 1975 respectivamente.

También es de tener en cuenta que el actual coordinador ofensivo vaquero es un ex Bronco de Boise State, quien además fuese uno de los jugadores más notorios del programa en los últimos años luego de lograr el récord de más victorias para un mariscal de campo titular en la División I-A (este terminaría su carrera con balance de 50 victorias y 3 derrotas).

De izquierda a derecha: Tyrone Crawford – Kellen Moore – DeMarcus Lawrence – Leighton Vander Esch

Por ende, es más que aceptable afirmar que Dallas ha encontrado su “granja de jugadores” favorita en Boise State, más aún teniendo en cuenta que este número puede seguir creciendo, ya que los Cowboys podrían tener en la mira a más de un Bronco para el próximo draft.

A continuación, algunos prospectos de Boise State que los Cowboys podrían perseguir para el draft del 2020:

 

DE/LB Curtis Weaver

Weaver es un jugador multifuncional, caracterizado por su dinamismo y versatilidad como pass rusher.

Dicha versatilidad le permite jugar tanto como linebacker como defensive end, aunque teniendo en cuenta lo sobrepoblado de la posición de linebacker en los Cowboys con jugadores como Jaylon Smith, Sean Lee, Vander Esch, Luke Gifford, entre otros, lo más posible es que si los Cowboys desean hacerse con sus servicios, sea para ponerlo a la par de DeMarcus Lawrence, quien cabe destacar lo ha estado ayudado con prácticas en conjunto en la ciudad de Dallas.

Por lo mostrado en sus tres años a nivel universitario, se puede afirmar que Weaver es una máquina para crear capturas de mariscal.

En sus 35 juegos con los Broncos de Boise State, el nacido en Long Beach, California, logró 33 capturas de mariscal; la mayor cantidad de capturas para un jugador en la historia de la conferencia Mountain West.

Teniendo en cuenta que los Cowboys perdieron en esta agencia libre a su defensivo estrella Robert Quinn, quien tuvo la mayor cantidad de capturas de mariscal del equipo con 11.5, no sería descabellado pensar que hicieran todo lo posible por añadir a Weaver a sus filas.

 

WR John Hightower

Hightower participó en el NFL Combine de este año, y llamó la atención de muchos, más por su impresionante velocidad que por sus habilidades futbolísticas.

Este dejó una impresionante marca de 4.43 segundos en las 40 yardas planas, y aunque eso no sea suficiente para estar en la lista de prioridades de los equipos en la NFL, sin duda sería una opción interesante en caso de que se encuentre disponible en las rondas avanzadas del draft.

Hightower terminaría su carrera en Boise State con un total de 23 juegos disputados, donde dejó marca de 82 recepciones para 1447 yardas y 14 touchdowns, en adición a 24 acarreos para 317 yardas y 2 touchdowns.

El receptor nacido en Landover, Maryland, podría ser una pieza importante para añadir profundidad al cuerpo de receptores abiertos de los Cowboys, luego de que estos perdieran a Randall Cobb en la agencia libre este año, y por la aparente negación que tienen de firmar de nuevo a Dez Bryant.

Sin duda, Hightower sería una gran amenaza para los rivales en la zona roja debido a su gran velocidad; y a pesar de que aún no domina el arte de las rutas, este podría aprender mucho de la mano de otros receptores como Amari Cooper y Michael Gallup.