Inicio Opinión Los Cowboys jugarán con una formación 3-4 híbrida este año, ¿Qué significa...

Los Cowboys jugarán con una formación 3-4 híbrida este año, ¿Qué significa eso exactamente?

2664
1

Aunque no necesariamente un cambio de cuerpo técnico signifique un cambio en el esquema del equipo, esto es lo que suele pasar en la mayoría de las ocasiones, y muy seguramente sea lo que veamos en Dallas este año.

Hablando del lado defensivo del balón específicamente, los Cowboys tendrán un nuevo entrenador que esté al mando de las órdenes. Rod Marinelli hizo sus maletas para ir a Las Vegas, y a Dallas llega Mike Nolan, un veterano con experiencia comprobada en la NFL, quien a diferencia de lo que han venido haciendo los Cowboys en los últimos años, este es conocido por su tendencia a trabajar con un esquema defensivo 3-4.

A pesar de ello, el cuerpo técnico ha sido claro especificando que no impondrán ningún tipo de esquema y que “los mismos jugadores determinarán en qué esquema jugarán”, dando así a entender que los Cowboys seguirán manteniendo su defensa 4-3, aunque con algunos matices de la defensa 3-4.

Pero antes de entrar en detalle con todo esto, primero definamos qué es una defensa 3-4 y una defensa 4-3.

Para ponerlo de manera rápida, una defensa 4-3 quiere decir que el frente defensivo del equipo estará conformado por 4 linieros defensivos y 3 linebackers, mientras que el frente de una defensa 3-4 está conformado por 3 linieros defensivos y 4 linebackers.

Dicho esto, debemos notar que los Cowboys llevan utilizando una defensa 4-3 desde el año 2013, y aunque han utilizado ciertas alineaciones diferentes, es esta la que ha predominado en el lapso de esos ocho años.

La mayor y principal diferencia entre este par modelos defensivos es que, en la defensa 4-3, son los linieros defensivos quienes conllevan la tarea de penetrar el backfield rival, mientras que en la defensa 3-4 los linieros defensivos tienen la tarea de mantener “entretenida” a la línea rival, dándole libertad a los linebackers a que realicen la penetración. A estos linebackers externos se les ha hecho común la denominación de “edge rusher” debido a sus cualidades para presionar al pasador.

Si bien dado los jugadores que tienen los Cowboys pareciera ser el esquema 4-3 el que más se adapta a ellos, estos también tienen las piezas necesarias para experimentar con una defensa 3-4 ocasionalmente, y de poder apostar a que esto ocurra, lo haría.

DeMarcus Lawrence muy probablemente brillaría como pass rusher, especialmente considerando que podría estar enfrentando encuentros más favorables y menos ‘double-teams’. Aldon Smith vuelve a las canchas y ya hemos visto que en el pasado tuvo éxito en una defensa 3-4. Esto sin mencionar lo emocionante que sería ver a Jaylon Smith frecuentemente realizando movimientos de pass rusher tal cual lo hacía cuando estaba en Notre Dame.

Además la línea defensiva estaría completamente segura gracias a las adiciones de Dontari Poe y Gerald McCoy, quienes su llegada no fue coincidencia, los Cowboys buscaron en el mercado a jugadores grandes, fuertes y lo suficientemente ágiles para que se puedan desempeñar en ambos tipos de defensa.

En definitiva, los Cowboys parecen no tener intenciones de realizar un cambio radical en su esquema defensivo, pero sin duda tienen los jugadores y la calidad para intentar cosas nuevas, y muy probablemente utilicen eso a su favor para sorprender a las ofensivas rivales.

1 COMENTARIO

Comments are closed.