Inicio Noticias Los Cowboys están tomando en serio la posición de safety… ¿gracias a...

Los Cowboys están tomando en serio la posición de safety… ¿gracias a Dan Quinn?

1405
0

En los últimos años, los Cowboys no le dieron mayor importancia a la posición de safety o profundo. Al buscar refuerzos, la dirigencia optaba por elegir novatos en las últimas rondas del draft y firmar agentes libres veteranos a bajo costo. Sin embargo, esta apuesta no siempre les ha salido bien, quedando latente la necesidad de incorporar a jugadores de alto nivel en dicha posición.

Ahora, parece que las cosas han cambiado en 2021. Con la llegada de Dan Quinn como coordinador defensivo, los Cowboys se han dedicado a buscar profundos de calidad en la agencia libre. Tal es el caso de Keanu Neal, ex de los Falcons, quien firmará esta semana con el equipo. Sin embargo, reportes recientes indican que Neal llegará a Dallas para jugar como linebacker del lado débil, supliendo al veterano Sean Lee en ese rol.

Debido a ese doble rol (linebacker y safety) que tendrá Neal, los Cowboys siguen buscando un profundo. En estos momentos el equipo contaría con Donovan Wilson, quien logró mostrar su mejor versión en la temporada 2020, mientras que Xavier Woods podría marcharse como agente libre. Por esta razón Dallas está buscando un refuerzo para esta posición, y ya maneja a dos posibles candidatos.

Ellos son Malik Hooker, ex de los Colts, y Damontae Kazee, ex de los Falcons. Según reportes, se espera que estos jugadores visiten las instalaciones de los Cowboys entre martes y miércoles para someterse a evaluaciones físicas. Tanto Hooker como Kazee sufrieron roturas en el tendón de Aquiles en 2020. Por lo tanto, el equipo quiere comprobar el estado físico de ambos tras sus procesos de recuperación antes de valorar su posible contratación.

Kazee o Hooker serían una mejora para la línea secundaria de Dallas

De ellos el favorito es Demontae Kazee, profundo llegado a los Falcons tras ser seleccionado en la quinta ronda del Draft 2017. En Atlanta, Kazee ya estuvo bajo las ordenes de Dan Quinn y Joe Whitt Jr., actuales coordinador defensivo y coach de línea secundaria de los Cowboys, respectivamente. Y aunque la producción del safety se vio frenada en 2020 debido a su lesión de tendón de Aquiles, en los Falcons ha demostrado tener un gran nivel.

Tras una temporada de novato en la que vio poca acción, Kazee se volvió titular en 2018. Ese año fue colíder en intercepciones en la NFL (7), empatando con Xavier Howard (Miami) y a Kyle Fuller (Chicago). Aparte, Kazee dejó buenos números en cuatro campañas con los Falcons: 199 tacleadas combinadas, 3 tacleadas para pérdida de balón, 10 intercepciones, 13 pases defendidos y 5 fumbles forzados. Todo en 52 encuentros, 34 como titular.

Por otro lado, Malik Hooker también podría ser lo que los Cowboys necesitan. El profundo llegó a los Colts como selección de primera ronda, pick global 15, en el Draft 2017. Y aunque no ha logrado tantas intercepciones y tacleadas como Kazee, su producción en Indianápolis ha sido constante.

Tras cuatro campañas con los Colts, Hooker dejó estos registros: 124 tacleadas combinadas, un tackle para pérdida de balón, 7 intercepciones, 11 pases defendidos y dos balones sueltos recuperados. Todo esto en 36 encuentros, 35 como titular. Vale recordar que Malik Hooker se perdió casi toda la campaña 2020, esto debido a una rotura en el tendón de Aquiles.

Dan Quinn y el cambio de enfoque de Dallas con los profundos

Con la contratación de Keanu Neal (aunque vaya a jugar como linebacker) y las evaluaciones a Malik Hooker y Damontae Kazee, queda clara una cosa: los Cowboys finalmente se están tomando en serio la posición de safety al buscar refuerzos. Y esto se debe en buena parte a la llegada de Dan Quinn como coordinador defensivo.

De hecho, Quinn es conocido por preferir safeties de alto nivel. Así lo mostró en su etapa como coordinador defensivo de Seattle. Bajo sus órdenes tuvo a la llamada “Legion of Boom”, y en ella, a Earl Thomas en su mejor momento. Luego, como head coach de Atlanta, Quinn tuvo a Neal y Kazee como titulares, y ambos ofrecieron un buen rendimiento. Debido a esto, no sorprende que Quinn quiera que Dallas tenga unos profundos de garantías.

Esto cambia mucho el panorama de años anteriores con la búsqueda de profundos en Dallas. El equipo había preferido buscar profundos en las últimas rondas del Draft, tales como Donovan Wilson (sexta ronda de 2019) y Xavier Woods (sexta ronda de 2017). Mientras, en la agencia libre se optó por firmar veteranos que no logran cumplir las expectativas, como ocurrió con Ha Ha Clinton-Dix en 2020.

Este año, sin embargo, la situación ha cambiado. Ya vimos como los Cowboys están moviendo ficha en la agencia libre para buscar buenos refuerzos. Y si bien no hay profundos en el Draft que valgan la pena elegir en la primera ronda, en las dos rondas siguientes se podrían encontrar algunos prospectos a pulir. Y todo esto, por supuesto, se espera que sea con el visto bueno del coordinador defensivo Dan Quinn.