Inicio Noticias Los Bears y una nueva prueba para los Cowboys

Los Bears y una nueva prueba para los Cowboys

2288
0

Luego de la tan sorpresiva como decepcionante caída frente a los Bills en el día de acción de gracias, Dallas jugará nuevamente este jueves. La única buena noticia que recibieron los fanáticos de los Cowboys el fin de semana pasado fue la derrota de los Eagles ante los Dolphins que sirvió para darle un respiro a los tejanos. Sin embargo, un equipo con tanto talento no puede estar pensando tanto en qué sucede con los rivales divisionales para festejar o lamentarse.

Habrá que viajar ahora a Chicago para cambiar rápidamente la muy mala imagen dejada en el AT&T Stadium. El desafío será enfrentar a quien es una de las decepciones de la temporada. Aún así, los Bears tienen un récord de 6-6, lo que habla también del presente de la franquicia comandada por Jerry Jones.

A pesar de no haber tenido una buena campaña, será un adversario complicado en algunas facetas del juego. La unidad que tendrá mayor competencia será claramente la ofensiva. Los Cowboys tendrán que estar muy finos porque la defensiva de los Bears es de elite, algo que Dallas no pudo superar hasta aquí, demostrando que las estadísticas no son todo.

Defensiva terrestre

La fortaleza principal de esa defensiva es detener el ataque terrestre. Esa parte además es donde los Cowboys dejaron de intentar mejorar. Recuperar eso será fundamental porque ya quedó claro lo que pasa cuando se pone un partido exclusivamente en las manos de Dak Prescott. Darle el balón mucho más a Ezekiel Elliott es algo que tiene que suceder necesariamente para poder tener chances.

Sin embargo, aunque eso ocurra esta vez, Elliott podría tener un duelo difícil. Chicago está octavo en promedio de yardas terrestres, concediendo 97.5 por partido. Aunque en donde realmente se ve lo fuerte que son es en las yardas concedidas por intento. Las apenas 3.9 que avanzan los oponentes en cada acarreo lo ubican tercero en la liga.

Presión al mariscal de campo

En la línea de golpeo habrá un defensivo Top 3 en la NFL. quizás sus números en esta campaña no sean los de temporadas anteriores, pero Khalil Mack es un fenómeno disruptivo aunque las estadísticas no lo indiquen. Por más que no esté teniendo un buen juego, su ferocidad hace que los linieros deban estar atentos desde el primer snap hasta el último porque en donde se descuiden un segundo Prescott terminará en el suelo. Este gran linebacker lleva simplemente 6.5 capturas hasta aquí.

El quarterback

A diferencia de la defensiva, la ofensiva está muy lejos de estar entre las mejores. Uno de los motivos es la inconsistencia de Mitchell Trubisky. En su tercer año como profesional tras ser elegido con la segunda selección global, el QB está dando muestras de que quizás no esté a la altura de ese pick. Hasta aquí lleva 2196 yardas, con 13 pases de anotación y una cifra bastante baja de siete intercepciones.

Dentro de su set de habilidades se puede decir que está su movilidad. Puede correr eficientemente si ve el espacio, algo que el QB de los Bills hizo correctamente el jueves anterior. Sin embargo, si los Cowboys logran presionarlo seguramente lo obligarán a cometer errores.

Herramientas ofensivas

Las armas que tiene Trubisky a su alrededor no son de renombre, pero sí pueden ser muy peligrosas. El corredor es David Montgomery, un novato elegido en la tercera ronda. En la temporada lleva 594 yardas en 172 intentos, lo que le da el bajo promedio de 3.5. A eso agrega cinco anotaciones terrestres y 173 yardas por aire.

El WR que lidera el rubro de las recepciones es Allen Robinson. Este podría ser una herramienta para lastimar a una defensiva secundaria de los Cowboys que suele conceder jugadas de largo yardaje a los receptores abiertos oponentes. Robinson acumula 850 yardas y cinco anotaciones.

Hay dos elementos más a tener en cuenta por Dallas. Tarik Cohen es el primero de ellos. En teoría, Cohen es un corredor, aunque en la práctica es utilizado de varias maneras. Puede correr, recibir y hasta incluso devolver despejes.

Algo similar ocurre con Cordarrelle Patterson, quien puede ingresar en los denominados jet sweep, alinearse como receptor abierto o regresar las patadas de salida muy peligrosamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí