Inicio Noticias Los agentes libres no drafteados de los Cowboys: ofensiva

Los agentes libres no drafteados de los Cowboys: ofensiva

3680
0

Una vez concluido el draft inicia un período frenético en el que las franquicias continúan firmando prospectos. Aquellos que no fueron seleccionados tienen otra oportunidad de ir a un equipo para batallar por un lugar. Al ser precisamente una agencia libre todos los gerentes generales deben moverse rápido para hacer las ofertas adecuadas.

Dallas en esta ocasión añadió por ahora 20 elementos al roster. Si bien da la sensación de ser una exageración teniendo en cuenta que hubo nueve picks realizados, nadie tuvo tanto éxito en esta cuestión como ellos. Son muchos los ejemplos de talento encontrado en esta instancia, siendo tanto Drew Pearson como Tony Romo dos muy emblemáticos.

En la ofensiva llegaron a un acuerdo con una decena de rookies que intentarán filtrarse en el depth chart. A pesar de que cuatro de los primeros cinco elegidos días atrás fueron en ese lado del balón, evidentemente la gerencia cree que hay más opciones disponibles. Por ese motivo analizaré un poco lo que cada uno podría contribuir junto con quiénes podrían estar entre los 53.

Amon Simon, OT – Texas A&M Commerce

Las condiciones de este joven se asemejan a las de la selección de quinta ronda Matt Waletzko. Su contextura física indudablemente es su mejor atributo. Con 89 cm. en longitud de brazos y un wingspan de 2.16m posee los rasgos tan buscados en un tackle ofensivo. Sin embargo, seguramente la técnica es un punto que debe corregir para ganarse una vacante durante los entrenamientos.

Alec Lindstrom, C – Boston College

Lindstrom finalizó su carrera en Boston College con tres años completos como el titular en su puesto. Allí fue compañero de un presunto objetivo de los Cowboys en el último draft como lo era el guardia Zion Johnson. Lo que se destaca es su inteligencia para identificar las jugadas y comunicárselas al resto de la línea ofensiva. Tiene buena movilidad. Sin embargo, no posee el poder o tamaño ideal para ser efectivo en el ataque terrestre vertical.

James Empey, C – BYU

Empey cuenta con características en común con el anterior novato. Su movilidad para generar bloqueos es buena, pero no tiene la fuerza que requerirá la NFL. Su contextura física no es la ideal, por lo que podría tener inconvenientes con tackles defensivos imponentes. No ofrece flexibilidad posicional al poder ser únicamente centro.

Aaron Shampklin, RB – Harvard

Shampklin podría surgir como una opción en terceras oportunidades. A pesar de ser un running back, su faceta más prolífica muy posiblemente sea avanzando por aire. Tiene buena movilidad para realizar camios de dirección. Su aceleración es otro elemento en su favor que le permite explotar huecos. Aunque la falta de potencia hace que sea derribado con facilidad cuando es contactado por los defensivos.

Malik Davis, RB – Florida

Davis es otro de los undrafted free agents que sobresalió en las pruebas de potencia. Esas cifras suelen mostrar una capacidad de explosión relevante. Su tarea en Florida fue servir como cambio de ritmo cuando reemplazaba al pick global xx Dameon Pierce. En 2021 corrió para 487 yardas y nueve anotaciones en 92 acarreos. Si bien no tuvo mucha participación siendo el corredor protagonista, esa podría ser algo favorable al haber evitado mucho desgaste.

Hendershot, TE – Indiana

La selección de Jake Ferguson en la cuarta ronda reduce muchos sus posibilidades porque no son tan diferentes en el estilo. Hendershot posee características como seguridad en sus manos para atrapar el balón que comparte con el egresado de Wisconsin. Aunque tampoco tiene una capacidad atlética o tamaño que lo separen del resto. Una gran diferencia es que sus temas extradeportivos sí deben encender varias alarmas.

Ty Fryfogle, WR – Indiana

Fryfogle aprovechó la opción del año de elegibilidad extra permitido tras una gran temporada en la que fue nombrado mejor receptor en la conferencia Big Ten. Sin embargo, su producción decreció notoriamente. En particular el número de pases tirados subió de manera preocupante. Su fortaleza está en lo bien que corre las rutas y cómo gana en los envíos altos. Aunque la falta de una velocidad superior podría complicarlo mucho frente a los esquineros del siguiente nivel.

Dennis Houston, WR – Western Illinois

Houston tiene una contextura interesante que acompaña con buenas pruebas antes del draft. En particular su salto en largo y el vertical realmente lo hicieron sobresalir. Esos elementos indican cierta explosividad que es complementada con su radio de alcance para ir por el ovoide. Las estadísticas de su última temporada fueron bastante valiosas con 90 recepciones para 1.015 yardas con seis touchdowns.

JaQuarii Roberson, WR – Wake Forest

El egresado de Wake Forest surge como una opción siendo receptor interno. La seguridad en sus manos para atrapar el balón es su fortaleza. Esa cuestión se ve con frecuencia al participar mayormente con todo el tráfico que hay en el medio del terreno. Su radio de atrapada es otro punto alto en su juego. Sin embargo, no tiene la aceleración necesaria para ser una amenaza por esa vía.

Dontario Drummond, WR – Ole Miss

Drummond fue el wide receiver principal de Ole Miss la última temporada. Lideró al equipo con 76 recepciones para 1.028 yardas y ocho anotaciones en 12 juegos. Su función fue esencialmente alineándose en el slot. La técnica para atrapar el ovoide y su capacidad para conseguirlo a través del contacto son sus puntos fuertes. Más allá de que puede explotar coberturas por zonas, tiene dificultades para superar la presión en la línea de scrimmage.

¿Qué jugadores tendrían mayores probabilidades de estar en el roster?

Dentro de los firmados para la ofensiva hay tres opciones que podrían quedar en el roster. Una pieza interesante es el centro Alec Lindstrom. El rendimiento de Tyler Biadasz en la última temporada decreció, por lo que no hay tanta seguridad en su producción. Aunque el rol en el que tendrá más oportunidades es compitiendo con Matt Farniok por ser suplente. Por no haber tanta cantidad en esa posición, el ala cerrada Peyton Hendershot ingresa en esta lista. El corredor Malik Davis tiene posibilidades de hacer lo propio ocupando el tercer lugar.