Inicio Noticias Lesiones que podrían favorecer a los Cowboys

Lesiones que podrían favorecer a los Cowboys

324
0

Hablamos durante la semana sobre los distintos puntos a tener en cuenta sobre los Redskins tanto defensiva como ofensivamente y los emparejamientos con los Cowboys. Pero hay un factor más a tener en cuenta, que es uno de los más importantes en un deporte tan exigente. Este es el estado físico de los jugadores y Washington tiene algunos inconvenientes en ese rubro.

Uno de los lugares más flojos en la caída contra los Eagles fue la defensiva secundaria y justo ahí es donde se acumulan los problemas. Quinton Dunbar es un esquinero titular que está con un dolor en una de sus rodillas y está en duda para jugar. En la práctica del miércoles estuvo como limitado y ayer directamente no participó. Montae Nicholson es el safety libre e hizo lo contrario que su compañero. Por una molestia en un pie no había entrenado dos días atrás, pero el jueves lo pudo hacer, aunque sea de forma limitada.

Hay otro jugador que también presenta una lesión. Fabian Moreau, slot corner, a pesar de que mostró una cierta mejoría de uno de sus tobillos, sigue entrenando de forma limitada. Una de las consecuencias que esto provoca es que Jimmy Moreland tenga más tiempo de juego.

El novato elegido en la séptima ronda del draft estaba pensado como suplente en el slot, pero Jay Gruden confirmó que quizás tenga que cubrir además las líneas laterales en algunas ocasiones. El experimentado back defensivo Dominique Rodgers-Cromartie y el free safety Troy Apke podrían ser los otros dos que aumenten sus minutos de protagonismo si los lesionados no llegan en óptimas condiciones al choque divisional. Según el head coach Gruden, el entrenamiento de hoy será muy importante para definir este tema.

Todas estas cuestiones que los Redskins están viviendo deberían facilitar aún más la tarea de los Cowboys el próximo domingo si se repite la actuación del duelo frente a los Giants. Si Dak Prescott continúa con esa precisión y los receptores siguen mostrándose seguros, Dallas podría comenzar la temporada con dos triunfos ante equipos de la NFC Este.