Inicio Noticias Leighton Vander Esch y Jaylon Smith fueron suplentes contra los Bucs. ¿Será...

Leighton Vander Esch y Jaylon Smith fueron suplentes contra los Bucs. ¿Será este su último año en Dallas?

4422
0

Algo que se presumía durante la temporada baja era un “relevo” en el cuerpo de apoyadores de Dallas. Con la marcha de Joe Thomas y el retiro de Sean Lee, el equipo vaquero reforzó la posición incorporando a los novatos Micah Parsons y Jabril Cox, además del veterano Keanu Neal. Esto daba a entender que Leighton Vander Esch y Jaylon Smith quedarían relegados poco a poco. Y el juego del pasado jueves parece confirmar esto.

Contra los Buccaneers, los linebackers o apoyadores de Dallas jugaron un total de 131 snaps defensivos. Comenzando como titulares, Parsons (51) y Neal (50) jugaron la mayoría de esos snaps. Esto dejó a Smith participando en 16 snaps y a Vander Esch en 15, mientras que Cox no vio acción en Tampa Bay.

Por supuesto, ambas suplencias resultaron muy llamativas. El caso más particular es el de Jaylon Smith, quien llevaba una racha de 50 juegos consecutivos jugando como titular. Dicha racha llegó a su fin el jueves, en su primer juego oficial bajo las ordenes de Dan Quinn como coordinador defensivo de Dallas.

Vale mencionar que ambos linebackers dejaron impresiones diferentes durante el verano. Smith no convenció en la pretemporada, teniendo constantes errores en cobertura y al localizar la ubicación del balón. Mientras, Vander Esch dejó buenas impresiones respecto a su condición física en el campamento de entrenamiento, y su breve participación en la pretemporada fue aceptable.

Tras la suplencia de Smith y Vander Esch, Mike McCarthy le restó peso a la situación. En declaraciones posteriores al juego del jueves, el entrenador en jefe de los Cowboys indicó que ambos jugadores pueden entender la situación, considerando que el equipo llevó a Tampa a 24 jugadores defensivos. Y aunque se logró el objetivo de distribuir la participación de ellos durante el juego, por supuesto que estos linebackers no estarán contentos.

“Estaría decepcionado si ellos no estuvieran frustrados”, dijo McCarthy sobre Leighton Vander Esch y Jaylon Smith. “Ellos han jugado mucho a lo largo de sus carreras. Nuestro enfoque es mejorar del todo en defensa, y francamente pienso que mientras más jugadores usemos, mejor desempeño tendremos.”

¿Será este el último año de Vander Esch y Smith en Dallas?

Aunque la temporada regular está comenzando apenas, la suplencia de Vander Esch y Smith contra Tampa Bay podría dar señas de una “renovación” en el cuerpo de linebackers. De hecho, 2021 podría ser el último año de ambos en el equipo vaquero.

Recordemos que Leighton Vander Esch, llegado como pick de primera ronda en el Draft 2018, está en el último año de su contrato de novato. Durante la temporada pasada, los Cowboys decidieron no activar la opción del quinto año de dicho contrato, esto debido a su bajo rendimiento producto de diferentes lesiones. Ahora, el “Wolf Hunter” tiene que probar su valía este año si quiere una extensión de contrato.

El caso de Jaylon Smith es un poco más complicado. Llegado a Dallas en 2016, el apoyador recibió una jugosa extensión de contrato en 2019 tras su gran rendimiento en 2018. Sin embargo, el rendimiento de Smith ha estado en declive. Aparte, se han convertido en uno de los más odiados por la fanaticada vaquera por sus errores en el campo y algunas acciones y declaraciones fuera de él.

Aunque Smith tiene contrato con los Cowboys hasta la temporada 2025, podría estar en la cuerda floja si no ofrece un buen rendimiento este año. Al no tener asegurado su salario para 2022, un eventual corte de Smith se traduciría en $11.8 millones de dinero muerto contra el tope salarial del próximo año. Si los resultados no acompañan, ese podría ser un movimiento que la dirigencia estaría dispuesta a hacer.

Es cierto que la temporada 2021 apenas está comenzando y muchas cosas pueden suceder en el camino. Sin embargo, queda claro este es un año de “todo o nada” para Jaylon Smith y Leighton Vander Esch. Si su rendimiento no es convincente, el equipo vaquero podría prescindir de ellos en 2022. Por lo tanto, ambos linebackers estarán en el punto de mira durante toda la campaña.