Inicio Jugadores Las recuperaciones vaqueras lograron la victoria ante los Saints

Las recuperaciones vaqueras lograron la victoria ante los Saints

1591
0

Los Dallas Cowboys salieron finalmente del pozo en el que se encontraban con dos derrotas consecutivas y han logrado ganar en condición de visitantes a los New Orleans Saints por 27 a 17. Ciertamente, la defensiva vaquera tuvo gran participación en el resultado. Con un montón de recuperaciones, junto a una gran actuación de Micah Parsons y el regreso de DeMarcus Lawrence.

La defensiva vaquera mantendría a raya a la ofensiva de New Orleans durante todo el primer cuarto. Lo que traería como consecuencia que a menos de un minuto para terminar el período de arranque, Dak Prescott le haría un pase de una yarda a Michael Gallup. Junto al regreso de CeeDee Lamb y Amari Cooper, el trío titular de receptores se destacó de sobremanera en la tercera serie ofensiva de Dallas. Con una recepción de Cooper de 41 yardas y otra de Lamb de 33. Lo que traería como consecuencia la anotación de Gallup en primera y gol. Para dejar con el punto extra el resultado parcial por 7 a 0.

Sin embargo, New Orleans siguió buscando el resultado mientras que Dallas no dejó perder la delantera. Los Saints lo lograron empatar, pero los Cowboys se adelantaron tres puntos más gracias a un gol de campo de 55 yardas de Greg Zuerlein.

Mientras que el resultado se mantenía por 10 a 7 a favor del equipo de la estrella solitaria, las recuperaciones cambiaron por completo la cara del equipo. La primera de ellas vendría de parte de Jayron Kearse a poco más de dos minutos para el medio tiempo. En una acción acrobática en donde el back defensivo pudo quedarse con el balón manteniendo ambos pies en el campo de juego. Cabe destacar que Micah Parsons estuvo involucrado en la acción cubriendo de manera precisa al receptor rival Kenny Stills.

Como consecuencia, esta acción le daría la oportunidad a Dallas de obtener otro gol de campo. En esta oportunidad, de 34 yardas nuevamente para Zuerlein y mantener el encuentro al medio tiempo con el resultado parcial de 13 a 7.

Ya para el tercer cuarto, los Saints buscarían acercarse en su estadio pero el resultado se les estaba saliendo de las manos. En la primera acción del último cuarto, Micah Parsons tendría su décima captura de la campaña. No se convirtió en el novato defensivo del mes de noviembre en vano, con un nuevo sack y manteniendo el resultado parcial por 20 a 10. Recuperando el balón nuevamente para la ofensiva vaquera.

Lo que vendría en los minutos finales del encuentro serían un festival de recuperaciones que el equipo no solo buscaría capitalizar, sino mantener a raya a una ofensiva de los Saints que lo intentó pero simplemente no pudo. La segunda intercepción vendría de parte del profundo Damontae Kazee para ganar ocho yardas más a poco menos de seis minutos y medio para terminar el encuentro.

Pero como ya se mencionó, habrían más recuperaciones y no se tendría que esperar mucho para ello. Ya que en la siguiente serie ofensiva rival, Trevon Diggs haría acto de presencia con su novena intercepción de esta campaña. Para este instante, los Saints ya estaban contra las cuerdas y era prácticamente imposible que pudieran reaccionar para ganar este encuentro.

Quien se encargaría de acabar con cualquier pequeña esperanza de voltear el resultado para New Orleans sería el tackle defensivo Carlos Watkins. Quien no solo realizó la cuarta y última intercepción de la noche para los Vaqueros, sino que logró una anotación de 29 yardas para asegurar el encuentro para el equipo de Dallas.

Finalmente, una anotación rival de 7 yardas de parte del receptor rival Deonte Harris dejaría el marcador final de 27 a 17. En un resultado que quizás pudo ser mucho mayor, pero que en buena parte del encuentro, la ofensiva vaquera falló gravemente en su tarea. Si bien se celebra la victoria, serán detalles que habrán que corregir de cara a la semana 14 ante el equipo de Washington en su estadio.

Hay que hacer una mención especial al ala defensiva DeMarcus Lawrence, quien se encontraba ausente tras solo jugar ante Tampa Bay y habían grandes expectativas con respecto a su rendimiento. De hecho, durante el último cuarto logró lo que parecía ser un fumble al Mariscal rival Taysom Hill. Sin embargo, tras revisar nuevamente la jugada, los jueces dictaron que se trataba de un pase incompleto. El punto es que D-Law se mantuvo presionando durante todo el encuentro a Hill, y eso se notó en muchas de sus acciones durante el juego. Al final, terminaría con dos tacleadas combinadas y dos pases defendidos. Un gran regreso para uno de los pilares fundamentales de la defensiva vaquera.

Con este resultado, Dallas se mantiene con un récord de 8-4 y líderes absolutos de la NFC Este. Ahora más que nunca deben enfocarse en el objetivo de la postemporada. Ya que los próximos tres encuentros serán ante rivales de división. Comenzando con el equipo de Washington en el FedExField el próximo 12 de diciembre.