Inicio Noticias La reacción de Drew Pearson tras no ser elegido para ingresar al...

La reacción de Drew Pearson tras no ser elegido para ingresar al Salón de la Fama

3430
0

Por ser la temporada 100 de la NFL, el Salón de la Fama abría sus puertas a más protagonistas que de costumbre. Algunos días atrás fue Jimmy Johnson quien había sido elegido para formar parte del selecto grupo. Aunque se esperaba que otro de los finalistas superara el corte, eso no pasó.

Drew Pearson fue quien no pudo conseguir la prestigiosa mención a pesar de las expectativas que tenía. Incluso armó una fiesta en su casa con su familia aguardando escuchar su nombre en la televisión. Sin embargo, la decisión de los que determinan quién ingresa a Canton, Ohio, fue la de no seleccionarlo.

En el video se lo escucha decir: “Me rompieron el corazón. Me rompieron el corazón y lo hicieron así. Lo prolongaron de esta manera”, expresó rompiendo el silencio. Esta vez es la que más cerca estuvo de ser exaltado al Salón de la Fama pero no pudo conseguirlo. Los logros obtenidos no fueron suficientes a pesar de ser muchos.

Pearson jugó tres Super Bowls con los Cowboys, habiendo ganado el XII. Entre 1973 y 1983 hizo toda su carrera, jugando siempre como receptor abierto para Dallas. En ese tiempo, ocupó el tercer lugar en recepciones, el cuarto en yardas por aire, el quinto en cantidad de anotaciones aéreas y el sexto en yardas por juego de todos los wide receivers de la liga.

Pearson concluyó su trayectoria con 489 recepciones para 7,822 yardas y 48 touchdowns. En 2011 fue incorporado al tan exclusivo Anillo de Honor, una distinción que lo ubica entre los más destacados de la franquicia. Uno de los integrantes de ese club es Tony Dorsett, quien también se mostró disconforme.

Una cuestión que lo distingue del resto es una jugada que marcó un hito en la historia del deporte. Esa fue la famosa recepción a un pase de Roger Staubach en 1975 ante los Vikings que sirvió para ganar aquel juego a un minuto del final. Por si algunos no lo saben, aquel envío fue el que se recuerda como el primer “Hail Mary” de la historia de la NFL.

El dato que más llama la atención y genera bastante polémica es que Pearson fue elegido para ser parte del equipo ideal de la década de 1970. Lo más curioso es que él es el único de ese grupo que no está en el HOF. Por eso que resulta tan injusto para muchos.

“Ser seleccionado para el Salón de la Fama habría sido la guinda del pastel. Déjame decirte algo. Ser un ex Cowboy de Dallas, ese es el pastel. El Salón de la Fama simplemente habría agregado a eso”, comentó en una entrevista a ESPN. Quizás ahora resulte más difícil para Pearson porque la cantidad de nuevos ingresos volverá a reducirse.