Inicio Noticias La ofensiva en la agencia libre: ¿Qué necesitan los Cowboys y quiénes...

La ofensiva en la agencia libre: ¿Qué necesitan los Cowboys y quiénes estarán disponibles?

4158
0

Con la temporada finalizada llegó el momento de hacer balances sobre qué sucedió para que el rendimiento fuera tan pobre en 2020. Concluida esa etapa es hora de mirar hacia adelante. El calendario de la NFL ofrece dos instancias para que las franquicias refuercen sus rosters dependiendo de los objetivos que tengan. La primera de ellas es precisamente la agencia libre.

Aquí suelen entregarse grandes cifras a aquellos que finalizaron sus contratos con sus anteriores equipos. Sin embargo, ese no será el caso para Dallas. Es cierto que este año va a ser difícil ver tantos movimientos onerosos por la situación económica causada por el coronavirus. Pero los motivos reales son otros.

Como cuestión fundamental hay que destacar que esa no es la forma de operar de Jerry Jones. En líneas generales, los Cowboys nunca son los que más gastan en este período. El foco siempre es encontrar piezas importantes a un precio bajo para completar algunos huecos. A esto hay que añadir que actualmente no hay ninguna necesidad urgente en este lado del balón.

Aunque la razón principal es que no habrá mucho dinero disponible para invertir. Dak Prescott seguramente ocupará la mayor parte del espacio salarial disponible. Sea cometiendo el error de designarle una nueva etiqueta de jugador franquicia o firmándole un vínculo multianual, el margen sobrante será muy estrecho. Mucho más si es el primer caso.

La ofensiva está constituida de muy buena manera si todos regresan de sus lesiones. Esto hace que la agencia libre sea mirada de lejos para esta unidad. Sin embargo, en una liga tan competitiva nunca está de más mirar si hay opciones interesantes en el mercado. A continuación hablaremos un poco más en específico sobre quiénes podrían estar disponibles.

¿Qué necesita Dallas en ofensiva?

Lógicamente lo más importante es lo que acontecerá con Prescott. Si de alguna manera los Jones se las ingenian para arruinar esa negociación, indudablemente esta será la búsqueda primordial. Pero suponiendo que el quarterback continúe en el equipo de cualquiera de las dos maneras posibles, no hay debilidades flagrantes para cubrir.

Al irse también Andy Dalton quizás un suplente confiable sea importante, pero hay demasiadas preocupaciones en la defensiva como para que esto se convierta en prioridad. La línea ofensiva es entonces el lugar para tener en cuenta porque las bajas fueron un ancla para el funcionamiento óptimo de la unidad.

En donde Kellen Moore puede quedarse tranquilo es en las posiciones de habilidad. El lugar de receptor abierto únicamente requerirá de relleno ante la posibilidad de que se vayan Noah Brown y Cedrick Wilson. Blake Bell también podría irse. Sin embargo, sus reemplazos en caso de que no sigan en la franquicia deberían llegar a través de novatos.

¿Quiénes podrían estar disponibles?

La gran debilidad de la ofensiva estuvo en el sector de los tackles. Tener a Tyron Smith en apenas dos juegos fue un impacto muy importante. Lo otro que no ayudó es que La’el Collins estuvo toda la temporada en la lista de lesionados. Por eso es que tanto Brandon Knight como Terence Steele se vieron forzados a contribuir sin estar muy preparados.

Quedó demostrado que no es conveniente conformarse con poco en ese puesto porque el precio puede ser elevado. Por suerte Dallas está cubierto allí de no mediar inconvenientes físicos. Pero en caso de que no crean posible recuperaciones exitosas de Smith o Collins, un pick alto en el draft debe ser la solución. No un agente libre barato.

Para proyectar a quién podría contratar la franquicia es imprescindible tener en cuenta el dinero que podrán utilizar. No tiene ningún sentido mencionar ejemplos como Trent Williams por ese motivo. Eso lleva a considerar que los escenarios más reales incluyan a viejos conocidos si es que no ven a Knight o a Steele como suplentes de nivel decente.

Lo más sencillo sería darle otra oportunidad a Cameron Erving. El veterano tackle estuvo lesionado durante varias semanas la última temporada, pero su conocimiento del esquema junto con su bajo precio podría hacer que regrese en 2021. Erving pudo estar en apenas seis juegos, de los que tuvo snaps ofensivos en cinco de ellos.

La otra posibilidad para al menos analizar es Cameron Fleming. Esto quizás sea complicado porque el swing tackle jugó como inicial los 16 juegos de la temporada en los Giants por única vez en su carrera. New York podría entonces retenerlo. Fleming fue parte de los Cowboys totalizando 28 apariciones entre 2018 y 2019, con seis titularidades.

En cuanto a los linieros interiores, el vacío es más chico. Joe Looney será agente libre sin restricciones, por lo que habrá un lugar para completar. Seguramente el titular será Tyler Biadasz por la confianza que hay puesta sobre el pick de cuarta ronda en 2020. Aunque pensar en un veterano para tener profundidad es algo lógico.

En este ejemplo la mejor alternativa también es aún parte del roster al menos hasta marzo porque volver a firmar a Looney es la situación ideal. El veterano sería un recambio sólido por la experiencia que tiene en la franquicia. Si el centro no recibe ninguna oferta para ser una pieza importante en otro equipo, sería inteligente retenerlo.