Inicio Noticias La ofensiva de los Redskins, una de las peores

La ofensiva de los Redskins, una de las peores

612
0

El quarterback

En el puesto más importante de este deporte, los Redskins van a terminar de la misma forma en la que comenzaron. Aunque eso no significa que se haya mantenido durante toda la campaña actual. Hubo tres mariscales de campo diferentes titularizando para Washington hasta aquí.

El que se había quedado con ese puesto finalmente había sido el novato Dwayne Haskins. Iniciando desde la semana 9 en adelante, a quien fuera elegido en el lugar 15 a nivel global del último draft le costó bastante adaptarse a la NFL. Aunque en las tres jornadas más reciente se vio un claro progreso. Sin embargo, no podrá cerrar el año jugando.

Haskins sufrió una lesión en su tobillo izquierdo en la derrota ante los Giants cuando estaba teniendo un buen juego y debió salir. Por eso es que habiendo quedado confirmado que no podrá estar ante los Cowboys, Case Keenum será el mariscal de campo en el duelo decisivo del domingo.

Keenum fue el QB de los Redskins en los dos cuartos finales frente contra New York y en siete duelos más. Sus estadísticas indican que lleva 1501 yardas por aire, habiendo completado diez pases de anotación y cuatro intercepciones. Ante los Giants logró un pase a las diagonales, agregando un TD por tierra para empatar el juego en los instantes finales.

Los receptores

Tantos cambios en la posición de quarterback traen malas consecuencias para cualquier equipo. Una de ellas es que los Redskins son el peor equipo de la liga en lo que al ataque aéreo se refiere. Las 175.3 yardas por aire que consiguen en promedio por juego lo ubican incluso debajo de los Steelers, que también tuvo problemas de QB.

Aunque también podría explicarse hasta cierto punto por la ausencia de receptores de calidad. El único que es una excepción es Terr McLaurin. Con 919 yardas y siete anotaciones, el novato es claramente el líder del juego aéreo. McLaurin fue elegido en la tercera ronda del draft y ante los Giants consiguió su mejor marca en cantidad de recepciones logrando siete.

No hay muchos que puedan acompañar a McLaurin en esta tarea. Aunque contra una pésima defensiva de New York surgió una posibilidad interesante para los Redskins. Steven Sims vio diez targets y completó seis de ellos. El rookie totalizó 64 yardas y dos anotaciones por aire frente a los Giants. Kelvin Harmon es otro WR novato podría ser una opción.

Los corredores

Hay dos running backs que se dividen los snaps en el backfield de los Redskins. Uno de ellos es un corredor tradicional de poder y el otro es del estilo de salir principalmente por pase. Estos son Adrian Peterson y Chris Thompson.

Sobre Peterson no hay mucho que agregar a lo que ya se conoce. Quinto en yardas por tierra en la historia de la NFL con 14138 y cuarto en anotaciones terrestres habiendo conseguido 111 son dos récords que dicen todo. El futuro Salón de la Fama lleva 820 yardas y cinco touchdowns por esa vía en la temporada.

El complemento de Peterson es del tipo de RB que se busca mucho actualmente. Thomson es un corredor cuya función principal es la de sumar por aire, con los pases pantalla como principal herramienta. Habiéndose perdido cinco duelos en la actual campaña, es el segundo mejor receptor del equipo. Sus cifras marcan 378 yardas en 41 recepciones, sin anotaciones.