Inicio Noticias La gran decepción de Jerry Jones parece indicar que hasta acá llega...

La gran decepción de Jerry Jones parece indicar que hasta acá llega Jason Garrett

5801
7

Solo hay una palabra para definir la temporada 2019 de los Cowboys, y es decepcionante. No hay otra manera de definir a un equipo que con tanto talento en su róster tenga un récord de 7-8, y eso lo sabe el presidente Jerry Jones quien no tuvo mucho que decir en la conferencia luego de tan amarga derrota.

“Cuando se está en esta posición, existe la posibilidad de terminar realmente decepcionado. Y lo estamos. El hecho de no haber conseguido ningún touchdown, el hecho de que el juego haya resultado como resultó… No hay mucho que decir, solo que es muy decepcionante. Todos esperábamos salir de aquí como campeones de la NFC Este. Pero no lo hicimos. Ahora simplemente vamos a Washington”.

Toda la charla de Jones giró en torno a la palabra “decepción”, y es algo que se podía notar en su cara incluso en el transcurso del partido, más que todo en el último cuarto, cuando veía a su equipo que no lograba carburar a la ofensiva.

Jones fue captado por las cámaras de la transmisión oficial de FOX notablemente frustrado, tapando su cara con la mano y sin intención de hablar con el ex gobernador de Nueva Jersey Chris Christie, en lo que se haría un vídeo viral en las redes sociales.

A pesar de la decepción y el enojo tan grande que abarca a los fanáticos vaqueros luego de la derrota en Philadelphia, estos encuentran regocijo en que, una temporada tan mala como la actual logrará por fin lo que tienen años pidiendo, ponerle el último clavo al ataúd de Jason Garrett.

Es cierto, la temporada no ha acabado aún porque existen posibilidades matemáticas de que los Cowboys se hagan con la división Este, pero las posibilidades de que esta combinación ocurra son tan remotas como las de que este equipo gane un Super Bowl jugando como lo ha venido haciendo.

Y aún así los Cowboys logren avanzar a los playoffs por cualquier tipo de milagro de navidad, los fanáticos vaqueros no tienen ansias de ver la apatía de este equipo tan insípido en fases eliminatorias.

7 COMENTARIOS

  1. El equipo tiene una historia tan grande, que es una pena que este así ya tantos años,si no lo corren por propia dignidad debe irse, el equipo le queda demasiado grande…

  2. Estoy de acuerdo con todos los comentarios, pero desafortunadamente el problema de los Vaqueros es el dueño, quien quiere controlar todo y por ello a mantenido a un tipo como Garrett, mediocre y totalmente nanejable

  3. Tan perdedor es el dueño de los vaqueros como su entrenador no me cuadra que con un entrenador de estas características el.equipo continúe igual temporada tras temporada son puros caprichos del dueño

  4. Que vuelva Jimmy Jhonson seguro este señor todavía pudiera nuevamente poner a los Cowboys en el mapa de ganadores y a las Divas Elliot y Preskott bajarles sus humitos. No deberían darles contratos millonarios hasta que no ganen algo, mínimo un Súper Bowl!

  5. El gran problema es Jason Garret elncuql desde hace muchos años deberían haber despedido, pero también. Uno de los grandes problemas son varios jugadores que se creen más de lo que son, ejemplo Ezequiel elliot que hizo si berrinche por un contrato millonario el cual se le dio y fue su peor temporada, dak prescott que tanto pidió un contrato de 40 millones el cual para mí apenas y merece unos 20, sería un error darle 40 a un jugador que no ha ganado nada y que al darle un contrato de 40 millones sacrificarian por el tope salarial a un jugador que realmente vale la pena

  6. No sólo hay que pensar en Garret dejando el sideline. El desempeño de Prescott desde hace más de 8 partidos va de mediocre a pésimo.
    Si bien los coaches son quienes mandan las jugadas, los pases tienen una impresicion de +/- 50 cm y esos son muchos centímetros…
    Los pases los tira demasiado elevados, o atrasados o cortos o largos… Le tiraron 3 pases ayer, pero él “voló” a sus receptores en mucho más ocasiones, y si de milagro no hubo intercepciones fué porque las trayectorias eran bien ejecutadas y no las podían seguir los defensas.
    Si bien a Garrett deben darle las gracias, hay algo también bastante importante que hacer y es empezar a formar un quarterback ganador para el equipo, y ese (aunque duela la decisión) no es Prescott. Y más vale que duela ahora antes de volver a tener temporadas llenas de mediocridad cómo las que llenaron el calendario con Romo (grandes números personales… Nada para EL EQUIPO)

Comments are closed.