Inicio Noticias ¿La defensiva de los Cowboys podría mostrarse diferente y renovada gracias a...

¿La defensiva de los Cowboys podría mostrarse diferente y renovada gracias a Dan Quinn?

2143
0

Ciertamente, la noticia de la semana en las oficinas de los Dallas Cowboys tiene que ver con la contratación del coordinador defensivo Dan Quinn al equipo de la estrella solitaria. Con esta adquisición, se espera un trabajo defensivo mucho mejor de lo poco que mostró Dallas este año bajo las órdenes de Mike Nolan.

Ahora bien, hay que analizar el estilo de trabajo de Quinn y lo que podría aportar a la organización en el futuro. Ya que para muchos podría utilizar muchos elementos de trabajo similares a los de Rod Marinelli. Quien estuvo en los Dallas Cowboys hasta el 2019.

Un elemento amigable en el vestuario

Una de las cosas que más alaban los jugadores del trabajo de Quinn es que es un entrenador que motiva y está de manera positiva para ellos. No hay un vestuario que hable mal de su calidad como persona, incluyendo jugadores de los Seahawks y los Falcons. En líneas generales, muchos los consideran un mentor y hasta un segundo padre. Alguien que tiene la paciencia y calidad necesaria para sacar lo mejor de sus jugadores.

Igualmente, hay muchas similitudes con el trabajo que realizó Rod Marinelli para la organización. Si bien para algunos parecían unos esquemas algo conservadores, Rod también sacaba las mejores habilidades de los jugadores con los que contaba. La adquisición de Quinn viene de la mano con este concepto, ya que si bien no fue quizás el más atractivo, era efectivo, y eso es lo que se busca de cara a los próximos años. Que la defensiva pueda responder en el campo para que la ofensiva haga su trabajo tranquilamente.

Además, hay que entender que la filosofía de Dallas no es precisamente defensiva. Es muy obvio que el equipo no será una reencarnación de la “Legion of Boom” con la que Quinn trabajó en Seattle. Pero que sea una defensiva promedio con los elementos que hay y los que estén por llegar, sería suficiente para quedarse con la NFC Este y pelear el Super Bowl con la gran ofensiva que tiene el equipo. Mientras no suceda un desastre como lo que pasó con la línea ofensiva este año y la lesión de Prescott, todo puede pintar muy bien.

La importancia del profundo en el esquema

Una de las cosas que más se espera de Quinn es que trabaje con el sistema Cubierta 3. En inglés se le conoce como “Cover 3” y se trata de tres backs defensivos cubriendo cada uno un tercio de cada parte profunda del campo. El objetivo de este esquema es dominar en el juego de pases. Por lo tanto, se busca realizar la mayor cantidad de intercepciones posibles y recuperaciones para ayudar a la ofensiva a tener un mejor resultado. O inclusive para definir un encuentro, si el rival se encuentra en su última serie ofensiva y necesita un resultado si o si.

Con la utilización del High Safety más arriba aparte de los tres ya mencionados, se podría tener un elemento extra para detener el juego por tierra rival. La idea es que el enemigo tenga la menor cantidad de opciones posibles al momento de tener el balón.

Es muy probable que gracias a estos cambios en los esquemas, Quinn requiera de algún Safety en el Draft que pueda colaborar en el trabajo que hacen elementos como Darian Thompson o Donovan Wilson. O quizás cambiar de posición a Reggie Robinson II, quien entraría en su segundo año como profesional. En el caso de Xavier Woods, habría que esperar si la organización decide renovarlo o no.

Esto ayudaría mucho con las coberturas, en donde Quinn busca un plan en que los jugadores jueguen más rápido y piensen menos. Pero para lograr esto, los esquemas deben ser más simples y menos complicados para los elementos en el campo. Y esto será algo que buscará Dan seguramente.

De hecho, sería muy extraño ver a los Cowboys seleccionando a un profundo que no sea de la sexta ronda del Draft. Ya han pasado unos cuantos años desde que eso no sucede.

El trabajo en la línea defensiva

Otro aspecto fundamental en el trabajo de Dan es que busca eliminar los huecos que quedan entre la defensiva y los elementos ofensivos del equipo contrario colocando a los hombres más cerca. De esta manera, puede tener mejor dominio en el juego por tierra rival y elementos que  se puedan anexar para sacar al QB contrario de la bolsa y poder capturarlo.

Esto también puede variar, y Quinn podría cambiar las estrategias para confundir a las ofensivas rivales. Como por ejemplo, en vez de utilizar un 4-3, pasar a un 3-4 y mantener a los enemigos adivinando que es lo que harán.

Con los elementos que tiene Dallas en la línea defensiva, la carga quizás podría ser un poco más agresiva y obtener mayores resultados.

La llegada de Dan Quinn a Dallas es un gran enigma en buena parte por su trabajo como entrenador en jefe de los Atlanta Falcons entre 2015 y parte de 2020. Está bien tener dudas al respecto, pero tampoco se puede borrar su trabajo con los Seahawks entre 2013 y 2014. Además, sus fallas en Atlanta en parte son culpa de los coordinadores defensivos que tuvo, así como de la identidad del equipo de la NFC Sur que es muy distinta a la del equipo de Seattle. Por el momento, se ve con muy buenos ojos la llegada de Quinn a los Cowboys. Así que ya veremos lo que tiene para demostrar.