Inicio Noticias La defensiva de los Cowboys necesita más participación de DeMarcus Lawrence

La defensiva de los Cowboys necesita más participación de DeMarcus Lawrence

2140
4
(Photo Credit: Chuck Cook-USA TODAY Sports)

Antes de que Ezekiel Elliott no se presentara en el campamento de entrenamiento por su disputa contractual, los Cowboys tenían otro incendio por apagar. DeMarcus Lawrence estaba exigiendo un contrato multianual luego de ser designado por segunda vez bajo la etiqueta de jugador franquicia. Esa fue de hecho la primera vez de varias en las que Jerry Jones terminaría entregando sumas multimillonarias.

La cifra que acordaron fue 105 millones por cinco años. En ese momento los 21M en promedio por temporada marcaban el número más alto para las alas defensivas. Frank Clark firmó algunas semanas después, pero consiguió 104M. Incluso podría seguir siendo el mejor pagado si en la reciente offseason Joey Bosa y Myles Garrett no reseteaban el mercado. Bosa es quien ahora lidera la tabla con 27M por año, seguido por los 25M de Garrett.

Pero el dinero no es un problema para Dallas. Lo que sucede es que la producción de Lawrence no coincide con su salario. Hoy en día Dak Prescott está en el ojo de la tormenta porque muchos no creen que valga siquiera los 31.409.000 de la franchise tag. Sin embargo, la situación del defensive end no es muy diferente.

El bajo rendimiento que tuvo en 2019 seguramente encendió muchas alarmas. No hay dudas de que Lawrence es un líder en la defensiva, pero debe comenzar a respaldar sus palabras con hechos dentro del terreno de juego. Las cinco capturas que consiguió tras firmar por más de 100 millones son una cifra muy preocupante.

Es cierto que siempre es el objetivo principal del plan ofensivo rival en ese sector. Sin embargo, su producción fue demasiado baja como para simplificar la situación diciendo que se debió a los doble marcados. Aaron Donald recibe por momentos hasta triple cobertura y aún así logra causar estragos con una consistencia extraordinaria.

En el primer juego de la temporada Sean McVay confundió desde el inicio a la defensiva de los Cowboys. La presión que podía llegar a ejercer una línea fortalecida fue totalmente destruida a través de pases rápidos, play action y muchos screen pass. Sucede que eso no fue tan problemático para Aldon Smith, quien tuvo once tackles y una captura.

Lawrence pudo empezar bien el juego con un pase desviado a Jared Goff en 3ra y 4 que obligó a Los Angeles a intentar el gol de campo que luego fallarían. Pero lo único que agregaría a su estadística posteriormente es un tackle. El tiempo promedio que tardó Goff en deshacerse del balón fue 2.59 segundos, por lo que fue muy difícil poder llegar a él.

Aunque el desafío se renovará el próximo domingo porque los Falcons también tienen a un quarterback capaz de repartir el ovoide con rapidez. En la semana 1, Matt Ryan tardó en 2.65” en promedio para lanzar un pase frente a los Seahawks. Los backs defensivos no podrán cubrir por mucho tiempo a los receptores abiertos, por lo que Lawrence deberá dar un paso al frente.

Lógicamente las capturas no son la única manera de evaluar a un liniero defensivo. Un punto fuerte del ala defensiva de Dallas es que también se destaca deteniendo los ataques terrestres. La posibilidad de presionar desde otra postura gracias al cambio de esquema quizás lo ayude. Pero ese progreso debe verse en una producción acorde a su contrato de 21M por temporada.

¿Cómo está Lawrence con respecto a otros alas defensivas?

Si se comparan las cifras de varios pass rushers, Tank queda muy por debajo. Sus estadísticas indican que tiene 39 capturas en 81 juegos, incluyendo 64 titularidades. A eso añade 83 QB hits y 58 tackle-for-loss. Bosa, por ejemplo, acumula 41 sacks junto con 85 QB hits y 55 TFLs. La diferencia está en que el DE de los Chargers lo hizo en apenas 52 presentaciones.

Otro ala defensiva que resulta interesante para incluir en estos datos es Garrett. La primera selección global en 2017 completó únicamente tres temporadas en la NFL, con una suspensión incluida. Garrett tiene 30.5 capturas, 66 QB hits y 33 TFL en los Browns. Si se toman en cuenta las cifras de veteranos como J.J. Watt o Cameron Jordan la diferencia es abismal.

El mejor punto de comparación es el de Clark porque ambos recibieron sus contratos en la misma instancia y por un valor similar. Los dos son además picks de segunda ronda, siendo Lawrence elegido un año antes que el ala defensiva de los Chiefs. Clark tiene 44 sacks en su carrera, con 86 QB hits y 48 TFLs. A su vez logró todo eso en 77 juegos, siendo titular en apenas 45.

Aunque quizás lo más preocupante esté en la tendencia que marcan los momentos de cada uno. Lawrence viene de la temporada más floja de su trayectoria, si se excluyen las dos en las que no estuvo en todos los juegos. Las cinco capturas de 2019 son un número demasiado bajo como para encontrar justificaciones. Esa producción fue la que tuvo Clark únicamente en los tres duelos de postemporada que tuvieron los Chiefs en su camino al Super Bowl.

4 COMENTARIOS

  1. A los que esperabamos un milagro les tengo buenas y malas noticias, la mala es que Dak y Zek no sirven para nada, empezando el partido vamos perdiendo 14-0 por errores de esos dos inútiles, la buena es que Dak no firmó por 5 años

  2. Vuelvan a renegociar su contrato para dejarle más espacio a Dak y se quedarán sin equipo, el 54 es una decepción, parecía más payaso de rodeo que LB, salió en todas las fotos pero no hizo ninguna tacleada

    • Creo que con Dan no llegaremos lejos y D. Lawrence a bajado muy considerable sus actuaciones les hizo daño tanto dinero.

  3. Me parece que lo mismo que la mayoría piensa de Prescott respecto a sus pretensiones salariales y su rendimiento, yo pienso sobre DeMarcus Lawrence y sus resultados.

Comments are closed.