Inicio Noticias ¿La clase del Draft 2017 de los Cowboys puede considerarse como un...

¿La clase del Draft 2017 de los Cowboys puede considerarse como un fracaso?

2980
1

El grupo de novatos reclutados cada año en el Draft casi siempre depara dos escenarios: o la mayoría logra destacar y permanecer en el equipo que los eligió, o bien, solo unos pocos alcanzan esa meta. En el caso de los Cowboys, así ha sido durante la última década. Sin embargo, la clase del Draft 2017 puede convertirse en una de las peores en la historia reciente del equipo vaquero.

En estos momentos, aún permanecen en Dallas cuatro de los nueve seleccionados en ese Draft: Chidobe Awuzie, Jourdan Lewis, Xavier Woods y Noah Brown. Ninguno de ellos ha recibido una extensión, y sus contratos de novato expirarán este mes. Si ninguno recibe un segundo contrato, esta será la primera vez que esto ocurre desde la clase del Draft 2009, conocida como el “draft de los equipos especiales”.

Ahora bien, ¿cómo se llegó a este punto? ¿Qué ha ocurrido con los nueve jugadores elegidos en el Draft 2017? A continuación, repasamos lo que sucedió con cada uno de ellos.

Primera ronda, selección global 28: Taco Charlton (ala defensiva)

Proyectado como una selección de segunda ronda, Taco Charlton fue elegido en la primera ronda del Draft 2017 por los Cowboys. Su rendimiento con el equipo vaquero estuvo muy por debajo de lo esperado en sus dos primeras temporadas. Luego, tras una polémica donde el ala defensiva hizo público en redes sociales su malestar por no jugar, el equipo decidió liberarlo al comienzo de la campaña 2019.

Tras su salida de Dallas, Charlton fue contratado por los Dolphins en septiembre de 2019. Sin embargo, allí solo duró una temporada tras tener un rendimiento irregular. En 2020, el ala defensiva jugó para los Kansas City Chiefs. Allí participó en 7 encuentros, pero ninguno lo jugó desde el inicio.

Taco Charlton se convirtió en uno de los picks de primera ronda de menor duración en la historia de los Cowboys. Aparte, y como dato curioso, la selección de Charlton es una de las decisiones de las que más se arrepiente la directiva de los Cowboys. En ese Draft, el equipo vaquero dejó pasar al ala defensiva T.J. Watt, quien fue elegido por los Steelers y ha mostrado un gran nivel. De hecho, Watt ya ha sido seleccionado tres veces para el Pro Bowl.

Segunda ronda, selección global 60: Chidobe Awuzie (esquinero)

Antes de la temporada 2020, Chidobe Awuzie se perfilaba como un firme candidato a obtener una extensión de contrato con los Cowboys. Sin embargo, las lesiones frenaron su desempeño y solo pudo participar en 8 encuentros. Sus números, aparte, fueron muy discretos: una intercepción, un balón suelto recuperado, 5 pases defendidos y 38 tacleadas.

Ahora, con el mercado de agentes libres a la vuelta de la esquina, es posible que Awuzie no continúe en el equipo. Salvo que los Cowboys le den un voto de confianza, lo más seguro es que el esquinero busque en otro lado un contrato que le convenza.

Tercera ronda, selección global 92: Jourdan Lewis (esquinero)

Lewis es otro de los que podría tener contados sus días en Dallas. En la temporada 2020 alterno buenas actuaciones con otras donde dejó mucho que desear, y el balance general se inclina a lo negativo. Dicho de otro modo: el esquinero no dio razones para ganarse un nuevo contrato con los Cowboys, y es probable que termine marchándose a otro equipo.

Cuarta ronda, selección global 133: Ryan Switzer (receptor abierto)

Uno que duró muy poco en el equipo vaquero fue Ryan Switzer. Aunque tuvo muy poco protagonismo como receptor, tuvo un gran papel en los equipos especiales durante la temporada 2017. Como anécdota, Switzer anotó el primer touchdown tras un retorno de despeje en cuatro años, y lo hizo a lo grande: fue una devolución de 83 yardas contra los Redskins.

En 2018, Switzer llegó a los Raiders a través de un canje, y por medio de otro llegó a los Steelers. Allí estuvo dos temporadas y participó en 25 encuentros, jugando desde el inicio en uno de ellos. Tras no dar la talla en el campamento de entrenamiento de 2020, Switzer fue liberado por Pittsburgh. Poco después fue firmado para el escuadrón de prácticas de Cleveland, y su rol en la pasada campaña no pasó de allí.

Sexta ronda, selección global 191: Xavier Woods (safety)

Xavier Woods es otro de los “sobrevivientes” del Draft 2017 que también podría cambiar de aires en 2021. El safety tampoco hizo méritos en la campaña pasada para ganarse un nuevo contrato. De hecho, fue uno de los jugadores de la defensiva vaquera acusados de “no esforzarse lo suficiente”. Aparte, Woods ha sido visto como un jugador que nunca ha terminado de explotar su potencial.

Sexta ronda, selección global 216: Marquez White (esquinero)

Marquez White es el típico caso de un prospecto que no da la talla en la NFL. Su papel en los Cowboys se limitó al escuadrón de prácticas en 2017, y al año siguiente fue liberado. Sobre el resto de su carrera profesional, podemos decir que ha estado marcado por la mala suerte.

En 2019 White jugó para los Orlando Apollos de la AAF, pero esta liga cesó operaciones y el contrato del jugador fue terminado. Algo similar le ocurrió en 2020, esta vez en la XFL con los St. Louis BattleHawks. En este caso, la XFL debió suspender su temporada inaugural debido a la pandemia de COVID-19. Actualmente, White es agente libre y está en búsqueda de un nuevo equipo.

Séptima ronda, selección global 228: Joey Ivie (tackle defensivo)

Otro caso típico es el de Joey Ivie. Tras haber firmado con los Cowboys en 2017, el tackle defensivo fue liberado en septiembre de ese mismo año. Desde entonces, Ivie ha pasado por cinco equipos de la NFL: Falcons, Seahawks, Chiefs, Titans y Browns. Su temporada más destacada fue en 2019, jugando 3 encuentros con Tennessee y 5 con Kansas City. Sin embargo, no ha logrado consolidarse en ningún equipo. Actualmente es agente libre.

Séptima ronda, selección global 239: Noah Brown (receptor abierto)

Brown es el último de los cuatro jugadores de la clase 2017 que aún sigue en Dallas. A diferencia de sus compañeros de equipo, Brown es quien tiene más posibilidades de recibir un nuevo contrato debido a su papel en los equipos especiales. De hecho, fue el cuarto jugador con más snaps de estos equipos en 2020. Y, a pesar de eso, su continuidad tampoco está garantizada.

Séptima ronda, selección global 248: Jordan Carrell (tackle defensivo)

Por último, tenemos a Jordan Carrell. El tackle defensivo fue firmado por el equipo vaquero tras el Draft 2017 y participó en el campamento de entrenamiento. Sin embargo, fue liberado en septiembre de ese mismo año. Desde entonces, no se sabe más nada de este tackle defensivo. Se presume que abandonó su carrera como futbolista profesional.

Siendo optimistas, es probable que al menos uno de los cuatro sobrevivientes del Draft 2017 en Dallas permanezca en el equipo en 2021.Sorprende mucho que esta generación no estuviera a la par de la de 2016, de la cual tres jugadores tuvieron segundos contratos y hay un cuarto que podría lograr lo mismo: Dak Prescott.

De momento, solo quedará ver que transcurre en las próximas semanas con Awuzie, Lewis, Woods y Brown. Pero por los vientos que soplan, la clase del Draft 2017 será considerada como una de las más decepcionantes en la historia reciente del equipo vaquero.

 

1 COMENTARIO

  1. Aquí aplica el dicho: lo que mal empieza mal acaba, se supo que seria un mal draft desde el momento que seleccionaron a taco charlatán (no es error de corrector si CHARLATÁN) en vez de T.J. Watt, por favor ¿en que pensaba JJ al hacer esta selección?
    Estuve a punto de lanzarle un zapato a la televisión al ver esto, en fin ni siquiera lo pongo en duda es el peor draft en muchos años.

Comments are closed.