Inicio Opinión Generar más intercambios de balón, el punto a mejorar de la defensiva

Generar más intercambios de balón, el punto a mejorar de la defensiva

157
0
Defensa Dallas Cowboys
(Photo credits: dallascowboys.com)

No hay muchas cosas para criticarle a esta defensiva de los Cowboys. Tomando en cuenta las dos estadísticas más importantes de ese lado del balón, terminó sexta en puntos permitidos con 20,2 y séptima en yardas por juego, con 329,2. Sin embargo, en una liga que es tan pareja y en la que hay muchos equipos de gran nivel, para ganar el Superbowl -o al menos llegar a jugar ese partido- se debe pensar constantemente en qué y cómo mejorar. En este caso, el punto a corregir es el de los intercambios de balón.

En esta categoría, Dallas terminó 16° con apenas 20, producto de nueve intercepciones y once fumbles (balón suelto). Contrastado con las pérdidas de balón (ocho INT y nueve entregas), el diferencial es +3. Si bien es bueno tener un saldo positivo, es un número que lo deja 12° en ese rubro, muy bajo para un equipo que quiere luchar por el título.

El enfoque que tienen los Cowboys en este aspecto del juego es, principalmente, el de presionar al mariscal de campo rival y a partir de ahí provocar los intercambios. Así es que, con once en su haber, la defensiva se ubicó séptima en cantidad de balones recuperados por la vía del fumble (balón suelto).

Justamente este estilo quizás sea la razón para ver la otra cara de la moneda, el principal déficit en esta unidad en la temporada pasada: las intercepciones. Este es el punto más flojo y que ubica a los Cowboys 26° con solamente nueve, entre las que no hubo ni una sola anotación. Lo que más intriga genera pasa por saber si se trata de una cuestión de sistema y que se puede corregir trabajando, o si es resultado de las características y habilidades de los jugadores. Si este fuera el caso, Dallas debería haber buscado reforzar esta área del equipo con mayor atención.

Por todo esto es que la defensiva de los Cowboys deberá ajustar un poco más su rendimiento y llevarlo al siguiente nivel provocando más intercambios de balón. Si bien la ofensiva no fue de las mejores, recuperar balones significará más posesiones para que el trío Prescott-Elliott-Cooper entre en ritmo, algo que pocos rivales pueden soportar cuando sucede.