Inicio Ezekiel Elliott ¿Ezekiel Elliott continuará siendo el punto focal de la ofensiva bajo el...

¿Ezekiel Elliott continuará siendo el punto focal de la ofensiva bajo el mandato de McCarthy?

2512
1

El 2019 de Elliott, a nivel de productividad, no estuvo a la altura de lo que nos tiene acostumbrados. Esto en gran parte a que Dak Prescott tomó las riendas del equipo con su juego aéreo, y Zeke pasaría a un segundo plano.

Sin embargo, la llegada de McCarthy podría marcar un renacer en Elliott, quien podría volver a ser ese campeón en yardas por tierra que todos conocemos.

Si Ezekiel Elliott será o no el punto focal de la ofensiva para el año que viene no se sabe a ciencia cierta, pero definitivamente así debería ser. Esto no quiere decir que se deba sobresaturar el ataque terrestre dándole a Zeke un promedio de 30 toques por partido, pero sin duda debe ser más involucrado que lo que lo fue en el 2019.

Ezekiel Elliott es uno de los corredores, si no el más confiable y consistente de toda la liga, que teniendo en cuenta la cantidad de dinero que se le pagó la temporada pasada, debería solidificar su lugar como el punto focal de esta ofensiva. Tienen un gran juego aéreo, pero un énfasis consistente en Zeke y el juego terrestre sólo abrirá muchas más puertas para Dak Prescott.

Igualmente, se afirma que Elliott tuvo un año bajo en comparación con sus años anteriores, pero aún así el 2019 de Elliott fue un gran año.

Elliott terminó con 1.357 yardas por tierra (4to), 12 TD’s por tierra (empatado 4to), 1.777 yardas totales (2do) y 7 partidos donde corrió para 100 o más yardas (empatado 1ro).

Tal cual quedó plasmado anteriormente, Elliott realmente fue un RB en el top 5 de la liga en cuanto a varios de los renglones más importantes, logrando tales números en un equipo con un QB que lanzó para casi 5.000 yardas y dos receptores que atraparon más 1.000 yardas c/u.

Ahora a ese cuerpo ofensivo se le suma otra arma como la de CeeDee Lamb, quien llega a ayudar al equipo en general, pero en mayor parte a Ezekiel Elliott.

Una ofensiva con Lamb, Cooper y Gallup en el terreno será temida por la mayoría de las defensas rivales, quienes usualmente optarían por detener el juego aéreo y se verían forzados a cambiar por lo menos a uno de sus linebackers por otro defensive back.

De esta manera, Dallas tendría una ofensiva “11 personnel” (3 WR’s, 1 TE y 1 RB), la cual es donde más daño causó Elliott la temporada pasada.

En general, Elliott promedió 4,5 yardas por acarreo en 301 intentos en el 2019. Según Pro Football Focus, promedió 5,1 yardas por acarreo cuando estuvo en personal 11, el quinto promedio más alto entre los 23 jugadores de la NFL con al menos 80 acarreos elegibles, y lideró la NFL en yardas por tierra con 823 yardas en 161 intentos.

De ir todo como se está plasmando en el papel, Elliott podría tener una de las mejores temporadas de su carrera, tanto así que algunos analistas lo ponen inclusive como uno de los candidatos no favoritos para llevarse el MVP la temporada entrante, tal es el caso de Adam Schein, escritor de NFL.com:

“No me malinterpretes: me encanta Dak Prescott. Pero dicho esto, siempre he sido de la opinión de que Zeke hace a Dak, y no al revés. Elliott es la verdadera estrella de La Estrella. Sí, su producción bajó un poco la temporada pasada. Pero, A) Tuvo un comienzo lento después de la huelga contractual. Y B) Debes ser muy bueno cuando tu producción baja es de 1.357 yardas terrestres, 54 recepciones y 14 touchdowns totales. Dallas ganará 11 partidos este año con el nuevo entrenador Mike McCarthy. Zeke será imparable como corredor/receptor. Anota eso”.

 

1 COMENTARIO

  1. Pienso que más que Dak fuera responsable del rendimiento de Zeke. Fue el staff de coucheo quien diseñó el plan de jugadas. Dándole preferencia por Sistema, al juego aéreo.
    Y este año no será la excepción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí