Inicio Noticias En un momento clave del partido, los Cowboys jugaron con sólo 10...

En un momento clave del partido, los Cowboys jugaron con sólo 10 jugadores en la defensa ante los Vikingos

973
0

Fueron los errores de entrenamiento que le costaron a los Cowboys la derrota ante los Vikingos. Tenemos los dos intentos de correr con Zeke Elliott en el final del partido, y el fair catch por Tavon Austin, que fue mandado por un técnico cuando Austin tenia un campo vacío adelante. Y hoy nos dimos cuenta de otro error que fue un golpe duro durante el partido. 

En la posesión cuando los Vikingos anotaron por segunda vez y adelantaron 14-0, la defensa de los Cowboys sólo tenían 10 hombres en la cancha. De eso nos enteramos hoy en la conferencia de prensa del entrenador de los Cowboys Jason Garrett.

“No hemos hecho un buen trabajo en comunicarnos bien, para tener los 11 jugadores en la defensa”, Garrett admitió hoy. “Obviamente se quiere tener 11 hombres en la cancha siempre, y no hemos manejado la situación suficiente bien.”

Defender contra un jugador como Dalvin Cook es suficiente difícil con 11 jugadores. Pero con 10? Eso es fatal.

Antes de la jugada, el apoyador Leighton Vander Esch se dio cuenta que en la defensa  faltaba un jugador, pero nadie llamó un timeout.

“Típicamente los timeouts vienen de los técnicos, pero en algunas situaciones, jugadores han tomado timeouts. Pero no lo vimos suficiente rápido en procesarlo para llamarlo.”

En la conferencia de prensa, la implicación fue que Vander Esch debería haber parado la jugada con un timeout, es la tercera vez que Garrett culpó a alguien por un error en el partido del lunes. El martes, Garrett culpó a Kellen Moore por las llamadas ofensivas que realizo y por cómo terminó su penúltima posesión. Y implicó también a Tavon Austin diciendo que tuvo la libertad de correr con el balón, cuando se llamó para el fair catch.

Pero el error es claramente la culpa de los técnicos, y hubieron otras situaciones en el partido que fueron muy enigmáticas. 

Por ejemplo, Garrett selecciono de intentar un gol de campo de 57 yardas en su primera posesión del partido, un intento que falló. Pero luego en su tercera posesión, los Cowboys llegaron hasta el 40 de Minnesota, solo una yarda más que cuando intentaron el gol de campo. En esa misma situación, un 4to y 4, decidieron despejar el la pelota.

Garrett está en su octavo año como entrenador en jefe de los Dallas Cowboys y un entrenador con su experiencia no debería estar haciendo estos errores. Veremos cuantos más errores aguantará el dueño Jerry Jones con el equipo que él construyó y que tiene tanto talento.