Inicio Ezekiel Elliott El porqué Tony Pollard necesita tener más tiempo de juego

El porqué Tony Pollard necesita tener más tiempo de juego

2427
0

El fútbol americano es un deporte sumamente físico donde las lesiones, más que un posibilidad, están prácticamente garantizadas; por ende, si un equipo quiere ser competitivo, aparte de contar con titulares de élite, también debe contar con un banquillo de élite que dé la cara durante una posible ausencia de los titulares.

Afortunadamente para los Cowboys, estos cuentan con un gran nivel profundidad en la mayoría de sus líneas tanto defensivas como ofensivas, aunque a continuación destacaremos una posición en específico: Runningback.

Como es sabido, el RB titular de los Cowboys es Ezekiel Elliott, quien lo ha sido por los últimos cuatro años, en los cuales ha logrado correr para más de 5.000 yardas y obtuvo dos títulos de yardas por tierra.

No obstante, y a pesar de que Elliott se mantenga aún en un nivel muy alto, los Cowboys seleccionaron en el draft del año pasado a Tony Pollard, quien terminaría mostrando cosas muy buenas, tanto que a continuación hablaremos sobre por qué este debería ver más tiempo de juego.

Pollard terminó la temporada 2019 con 86 acarreos para 455 yardas y dos touchdowns, de la mano de 107 yardas por aire y otro touchdown.

Aunque no sean números impresionantes, hay que destacar que Pollard dejó mejores numeritos que el mismo Elliott en ciertos aspectos: entre corredores con por lo menos 60 acarreos, Pollard fue primero en yardas después de contacto por intento (4.51), tercero en yardas por acarreo (5.3) y primero en promedio de elusión (116.1).

La elusividad de Pollard viene dada por el gran balance que posee, el cual le permite mantenerse de pie luego de fuertes contactos tal cual se puede apreciar en el vídeo de arriba.

Teniendo un jugador joven de tanta calidad como Pollard, sería un error garrafal por parte de los Cowboys no utilizarlo como arma ofensiva más constantemente, a pesar de tener a Elliott.

De hecho, Pollard podría significar para Elliott un alivio, pues la posición de RB es una de las más propensas a golpes fuertes, así que el hecho de que compartan el tiempo de juego en el campo puede ofrecerle un respiro a Elliott, y a la postre inclusive alargar su carrera en la NFL.

Dicho todo esto, parece realmente justo y necesario que Pollard se divida las tareas de corredor con Elliott para la temporada entrante; y si no es equitativamente, por lo menos en un 40% y 60%.