Inicio Ezekiel Elliott El nuevo cuerpo de entrenadores debe encontrar mejores maneras para utilizar a...

El nuevo cuerpo de entrenadores debe encontrar mejores maneras para utilizar a Zeke

2444
0

En la historia reciente, los Cowboys se han caracterizado por poseer una ofensiva basada en el ataque terrestre, y aunque la temporada pasada la ofensiva vaquera fue de las mejores en la liga, el ataque por tierra disminuyó su producción.

El equipo promedió 431.5 yardas por encuentro en el 2019, liderando así la liga en ese aspecto, aunque se puede llegar a la conclusión de que estos números tan altos (y la poca utilización de Zeke) vienen dados por la decepcionante campaña que tuvo la defensiva en general.

El estar por debajo del marcador y tener que venir de atrás en la mayoría de los partidos, el equipo estaba obligado a atacar por aire y obtener grandes cantidades de yardas en pocas jugadas.

Igualmente lograron hacerle daño a la mayoría de las defensas que enfrentaron, y eso teniendo a Zeke Elliott no en el mejor de sus años.

A pesar de que este haya corrido para 1.357 yardas, promediando 4,5 por acarreo y anotado 12 touchdowns, que son buenos números cabe destacar, todos, a excepción de los TD’s que anotó, son más bajos que de los que tuvo la temporada pasada.

Esto pudo haber sido porque Elliott tan solo tuvo un mal año, y es algo que le puede pasar a cualquiera jugador en un deporte profesional. Eso, o que simplemente no fue utilizado como debía.

Muchos estaríamos de acuerdo (me incluyo) en que Elliott tuvo que haber sido más utilizado la temporada pasada; pero la llegada de McCarthy, quien ha afirmado ser un gran fanático del juego de Zeke, ha levantado muchísima expectativa con lo que puede llegar a hacer con Elliott.

Ahora bien, no es necesario que Zeke vuelva a ser el punto focal del equipo donde se dependía completamente de él y se le daba el balón un promedio de 30 veces por encuentro, pero si el nuevo cuerpo de entrenadores logra de alguna manera mantener la eficiencia de su ofensiva de la misma manera que el año pasado y se le suma a Elliott en su máximo esplendor, esta podría ser una ofensiva imparable.