Inicio Noticias El legado que deja Jason Witten tras el anuncio de su retiro...

El legado que deja Jason Witten tras el anuncio de su retiro de la NFL

975
0

En el medio de todas las cosas que están manejando los Dallas Cowboys, apareció la noticia del retiro del ala cerrada Jason Witten de la NFL, tras 17 campañas como jugador. Si bien es cierto que no es la primera vez que se retira, esta si parece ser la definitiva.

Ahora bien, el jugador que se mantuvo por 16 campañas en los Cowboys y una más el año pasado con los Raiders, va a esperar que termine su contrato con este último en marzo para firmar por un día con Dallas. De esta manera, se va a retirar con el equipo en donde se mantuvo como profesional casi toda su carrera.

Queda claro que el jugador será un próximo elemento en el Salón de la Fama gracias a los números que manejó como profesional. En total, terminó con 1228 recepciones y 13046 yardas. Quedando en segundo lugar con estos números en lo que respecta a su posición, por detrás del ala cerrada Tony González (1325 recepciones y 15127 yardas). Eso sí, a diferencia de este último, Witten tendrá el récord de mayor participación en la NFL con un total de 271 encuentros.

Por otro lado, Witten cuenta con 11 participaciones en el Pro Bowl. Siendo la primera de ellas en 2004 y la última en el año 2017. Para el mes de mayo de 2018 se retira por primera vez de la NFL, para pasar a ser analista del Monday Night Football de ESPN. Sin embargo, su amor por el juego lo hizo reconsiderar la decisión y volver a jugar con Dallas en 2019.

Si hablamos tan solo de los Dallas Cowboys, el jugador ostenta una buena cantidad de récords personales. Entre ellas, la cantidad de recepciones (1215) y yardas (12977) en la franquicia. Además, también maneja el máximo número de arranques como titular, con un total de 245 y encuentros con los Cowboys en temporada regular (255).

Terminó su carrera con 74 anotaciones, de las cuales 72 fueron con Dallas. Quedando como el segundo mejor anotador de la organización, por detrás de Dez Bryant (73).

Analizando su carrera, una de las grandes virtudes de Witten era su capacidad para seguir adelante. Claro está, sus grandes habilidades como receptor y bloqueador no se pueden dudar. Pero el hecho de tan solo perderse un encuentro por romperse la mandíbula en su primer año como profesional en 2003 dice mucho. Ya que hubo ciertas situaciones en donde pudo perderse algunos encuentros y simplemente no le importó. Como por ejemplo en 2010 que sufrió una conmoción y una torcedura de los ligamentos en un lapso de dos semanas. Aún así, no se perdió ningún encuentro.

Quizás el momento que define a Jason Witten como jugador de los Cowboys sería en la temporada 2007. En un juego como visitante ante los Eagles, logró capturar un pase en segunda y 9 de Tony Romo. Con la particularidad que evadiendo una tacleada perdió su casco y continuó corriendo y llegó hasta la yarda 6 del rival. En la NFL actual esto sería penalizado, pero en esos tiempos no se veía así y los defensores terminaron neutralizando a Witten, en lo que pudo ser una lesión sumamente grave. La jugada terminaría con un pañuelo por un choque de casco con casco, pero al árbitro principal no le pareció así. A pesar que no pasó a mayores, fue un gran riesgo y determinó el compromiso de Jason con el equipo de la estrella solitaria.

Los Eagles definitvamente seguirían sufriendo un poco más con Witten. En la semana 7 de la campaña 2016, Jason se encargaría de recibir un pase de Dak Prescott en tiempo extra para llevarse la victoria en el AT&T Stadium.

Asimismo, es imposible no acotar que de sus 72 anotaciones con los Cowboys, 37 de ellas fueron gracias a Tony Romo. Acá está la primera de ellas, en un encuentro como visitantes ante los Carolina Panthers en 2006.

Por otro lado, su gran víctima en la liga fueron los rivales de división los New York Giants. Como por ejemplo en 2015 por el juego de apertura de la temporada, haciendo la anotación que les daría la victoria tras el punto extra.

Este sería su último TD ante ellos por la semana 1 de 2019. Sumando un total de 16 anotaciones en un total de 32 encuentros.

Sus logros no solo se resumen en el campo. Para la campaña 2012, se convirtió en el ganador del premio Walter Payton Man of the Year. Esta premiación condecora a un jugador de la NFL por su trabajo en las comunidades y los más necesitados. En el caso de Witten, su Score Foundation no solo se encarga de algunos sectores en Texas y su estado natal Tennessee, sino que también aboga por detener la violencia doméstica. En esa oportunidad recibió una compensación monetaria de 25 mil dólares para su organización.

Igualmente, para el año 2017 se creó el premio Jason Witten Collegiate Man of the Year. Un galardón anual que se le da a jugadores universitarios que demuestren liderazgo excepcional tanto dentro como fuera del campo.

Ciertamente, quizás algunos detractores dirán que no importa lo que haya hecho Witten si nunca ganó un Super Bowl. No obstante, su legado se mantendrá y estamos hablando de un jugador que próximamente formará parte del Salón de la Fama como ya lo mencionamos. De hecho, ya podrá ser seleccionado para el año 2026. Por lo que no sería sorpresa que su inducción no tarde mucho.

Tras su paso por la televisión, es muy probable que Witten tome otra dirección y se convierta en entrenador. Va a ser poco probable que no le lluevan ofertas tanto de equipos de la NFL como franquicias universitarias. Por lo tanto, la mayor suerte del mundo para Jason Witten, una de las mejores alas cerradas que ha tenido toda la historia de la NFL.